Estilo de Vida

Denver, manantial de la cerveza

Si eres amante de esta bebida lo pasarás de maravilla en esta cuidad, disfrutando las múltiples degustaciones en sus brewpubs.

23-03-2010, 5:00:00 PM

Por Tara Fitgerald


Denver es la ciudad que elabora más cervezas en Estados Unidos. No sólo es el lugar donde se asienta la fábrica de cerveza más grande del mundo, sino que tiene el bar cervecero (brewpub) más grande de la nación, el mayor número de cervezas artesanales y es anfitrión del Gran Festival Norteamericano de la Cerveza. La cuidad también ostenta 74 fábricas de cerveza en un radio de 160 kilómetros en el centro, restaurantes que ofrecen maridajes de cerveza en vez de vino y el primer funcionario encargado de Asuntos de la Cerveza en el país.


De hecho el estado de Colorado tiene unos 80 brewpubs, 18 microfábricas de cerveza y dos grandes plantas, lo que le valido el nombre de “El Napa Valley de la cerveza”. Las aguas cristalinas que descienden en cascada de las Montañas Rocallosas se filtran aquí de manera natural y constituyen una parte integral en el proceso de elaboración de la cerveza, que resalta los sabores y cualidades únicas de las cervezas de Colorado. 


Microfábricas, brewpubs, gastropubs, bares, tabernas; el nombre no importa: todos ofrecen la oportunidad de tomar cerveza bien fría –o varias- y los conocedores hacen peregrinaciones a la llamada Mile High City para probar algunos de los mejores fermentados de los alrededores. Por lo general, la degustación de cerveza se lleva a cabo en la comodidad de un bar y se puede acompañar con la comida que sirvan en el lugar.


Cerveza artesanal
Para empezar uno puede dirigirse a las pequeñas fábricas que del centro, que cuentan con su propio bar y ofrecen degustaciones y recorridos. Las microfábricas son establecimientos que producen menos de 15 mil barriles de cerveza al año. A menudo venden su producto directamente al consumidor por medio de expendios y muchas cuentan con restaurante. Un brewpub es u restaurante-fábrica de cerveza que vende 25 por ciento o más de su producción allí mismo. Es usual que se despache directamente de los tanques de almacenamiento de la fábrica.


Recorre y prueba
Para aquellos que prefieren hacer las cosas a su propio ritmo no hay mejor para comenzar que la Wynkoop Company, que está albergada en un edificio que data del siglo 19 y tiene pisos de madera; ofrece mesas de billar dardo y entretenimiento de los bares clásicos. El recorrido es gratuito y permite a los visitantes observar el meticuloso proceso de elaboración de sus mezclas. Su cerveza estrella se llama Railyard Ale; otra de sus creaciones está sutilmente aderezada con chile.


La sala de degustación de la Great Divide Brewing Company es la primera parada de los recorridos cerveceros gratuitos encabezados por baristas expertos. La llamada Denver Pale Ale, es la cerveza que debes pedir aquí; se trata de una rubia clásica de estilo inglés con un fondo malteado y el complemento de aroma, amargor y sabor que aporta el lúpulo.


¿Tanta cerveza hace que se te antoje un asado? La Cervecería Breckenridge quizá tenga lo que necesitas. Este restaurante y sala de degustación prepara deliciosas ales y las distribuye por varios puntos. Quédate a disfrutar una parrillada, cerveza fresca y un recorrido gratuito. Inaugurada en 1992, comenzó en un sótano y hoy ofrece etiquetas únicas como Trademark Pale Ale, que despliega abundantes cantidades de maltas claras y Munich y Oatmeal Stout, una combinación de sabores que evocan café tostado, esspreso y chocolate semi amargo. Los productores de Breckenridge definen su Vanilla Porter –que combina los sabores a chocolate, nuez tostada con vainilla auténtica- como “un beso de vainilla en un mar oscuro y espeso”.


¿Quién dijo que una cerveza es nada más que una cerveza?