Estilo de Vida

Cosas que no sabes sobre la grasa

¿Realmente es tan nociva o peligrosa para la salud? Estilohoy.com te responde ésta y otras dudas sobre un tema del que tanto se habla.

20-09-2010, 5:00:00 PM

Usualmente escuchamos o leemos acerca de la grasa; sin embargo, sabemos realmente ¿qué es? ¿para qué sirve? o ¿dónde encontrarla?

Hoy queremos despejar muchas dudas con respecto a un tema que, de sólo nombrarlo, asusta a muchas personas, pues fácilmente relacionan la palabra grasa a obesidad o sobrepeso.

Conoce a continuación todo lo que no sabes sobre la grasa:

Qué es la grasa
La grasa es un compuesto orgánico a base de carbono, hidrógeno y oxígeno. Son la fuente de energía en los alimentos.

Pertenecen al grupo de las sustancias llamadas lípidos y vienen en forma líquida o sólida. Todas las grasas son combinaciones de los ácidos grasos saturados e insaturados.

Para qué me sirve
Junto a las proteínas y carbohidratos, la grasa es uno de los tres nutrientes que nos entregan calorías. Las grasas proporcionan 9 calorías por gramo, más del doble de las que proporcionan los carbohidratos o las proteínas.


Son esenciales en nuestra alimentación pues entregan ácidos grasos; éstos influyen directamente en el control de la inflamación, la coagulación de la sangre y el desarrollo del cerebro.

Además, la grasa sirve como sustancia de almacenamiento para las calorías extras del cuerpo y además, llena las células adiposas (tejido adiposo) que ayudan a aislar el cuerpo. Las grasas también son una importante fuente de energía.

Cuando el cuerpo ha consumido las calorías de los carbohidratos, que ocurre después de los primeros veinte minutos de ejercicio, comienza a depender de las calorías de la grasa.

Finalmente, la piel y el cabello sanos se conservan por la acción de la grasa que ayuda al cuerpo a absorber y movilizar las vitaminas A, D, E y K a través del torrente sanguíneo.


Cuáles son los tipos de grasas
Hay diversos tipos de grasas, algunas más perjudiciales que otras. Conócelas y limítalas.


· Grasas Insaturadas: ayudan a bajar el colesterol en la sangre si se utilizan en lugar de las grasas saturadas. Sin embargo, las grasas insaturadas tienen muchas calorías, por lo que es necesario limitar su consumo. La mayoría de los aceites vegetales, aunque no todos, son insaturados.


· Existen dos tipos de grasas insaturadas:

1. Grasas monoinsaturadas: los ejemplos abarcan el aceite de oliva y el aceite de canola.

2. Grasas poliinsaturadas: los ejemplos abarcan los aceites de pescado, azafrán, girasol, maíz y soya.

Grasas saturadas: están presentes en carnes rojas y derivados, lácteos enteros y derivados. Su consumo en exceso provoca problemas en el colesterol, obesidad, diabetes y presión alta.

Son aquellas que suben el “colesterol malo”. Estas grasas también se encuentran en algunos aceites vegetales, como el aceite de coco, el aceite de palma y el
aceite de palmiste.

· Grasas trans: Son ácidos grasos insaturados artificiales, además se comportan como grasas saturadas y elevan el colesterol malo. Están presentes en galletas, panadería industrial, harinas refinadas, margarinas, frituras y productos industriales con aceite hidrogenado.


· Grasas hidrogenadas: Se refiere a los aceites que se han endurecido (como la margarina y la mantequilla duras). Parcialmente hidrogenadas significa que los aceites están sólo parcialmente endurecidos. Los alimentos hechos con aceites hidrogenados se deben evitar debido a que contienen niveles altos de ácidos transgrasos, los cuales están ligados a la cardiopatía. (Te recomendamos mirar los ingredientes en la etiqueta del alimento).


Y si me excedo, qué pasa
Los médicos son claros al decir que si comemos demasiadas grasas saturadas aumentamos el riesgo de una cardiopatía.


Una dieta alta en grasas saturadas hace que el colesterol se acumule en las arterias. El consumo abundante de grasas, además, incrementa la posibilidad de volverse  obeso o padecer algunos tipos de cáncer.

Recomendaciones a tener en cuenta
Para que tu consumo de grasa sea óptimo y saludable te recomendamos seguir estos consejos:

· Come alimentos que sean naturalmente bajos en grasa, como los granos enteros, frutas y verduras.

· Restringe los alimentos fritos y los alimentos horneados preparados comercialmente (twinkys, productos de Bimbo, galletas).

· Limita el consumo de productos animales, como las yemas de huevo, quesos, leche entera, la crema de leche, el helado y las carnes grasosas (y las porciones grandes de carne).

· Siempre mirar las etiquetas de los alimentos, especialmente el nivel de grasa saturada, al igual que evitar o limitar los alimentos con niveles altos de grasa saturada.

· Opta por aceite vegetal líquido, margarinas suaves y las margarinas libres de ácidos transgrasos en lugar de la mantequilla, la margarina en barra o la grasa para pastelería.

También podría interesarte:

Comentarios