Estilo de Vida

Consejos para ejercitarse en el trabajo

Si pasas mucho tiempo en tu oficina, realiza estas rutinas que te ayudarán a mantenerte en forma.

11-02-2009, 5:00:00 PM

Sí tu ritmo de vida deja poco tiempo para ejercitarte y mantener tu cuerpo saludable y en buena forma,  te recomendamos esta serie de ejercicios que puedes llevar a cabo en tu oficina de forma sencilla. Recuerda realizarlos en los momentos cuando la carga de trabajo no sea intensa.


1. Mientras desayunas realiza ejercicios de estiramiento: párete en las puntas de tus pies, sube y baja sin tocar el piso, si lo necesitas, apóyate en el escritorio. 


2. Colócate frente a una silla y abre las piernas a la altura de los hombros, comienza a flexionar las rodillas como si fueras a sentarte hasta llegar a unos 5 centímetros del asiento manteniendo el peso de tu cuerpo en los muslos, apriétalos; regresa a la posición original lentamente. Repítelo 10 veces.


3. No te quedes sentado todo el día, realiza pequeñas caminatas por la oficina, baja y sube las escaleras varias veces al día, párate al baño más seguido para estirar el cuerpo.
     
4. Para los glúteos, párate y siéntate diez veces (como tipo sentadillas), manteniendo los glúteos firmes y apretados todo el timpo.


5. Ejercita tus brazos con unas pequeñas mancuernillas que puedas tener en la oficina, cuando estés al teléfono aprovecha para hacer ejercicios de brazo con ellas, recuerda mantener bien pegado tu codo al cuerpo para evitar lastimarte.


6. Para finalizar, cuida tu espalda separando un poco la silla del escritorio, coloca las plantas de los pies apoyadas en el piso, inclínate hacia delante y mantén  esta posición por lo menos 30 segundos y repite el ejercicio 5 veces. 


No tienes que realizar todas las rutinas diario, puedes alternar una de pierna con brazo por tres días a la semana y los otros dos días dedicate a cuidar la posición de tu espalda, recuerda que una buena imagen depende mucho de tu postura, un hombre no se ve elegante si está todo el tiempo con la cabeza gacha o jorobado. Estos sólo son tips que no sustituyen las rutinas que podrías realizar en un gimnasio o con la ayuda de un experto.