Estilo de Vida

Cómo encarar al arte contemporáneo

Si cuando vas a una expo no entiendes lo que tienes enfrente, no dejas de ser cool, sólo sigue leyendo.

07-10-2008, 5:00:00 PM

Si cuando vas a una expo no entiendes lo que tienes enfrente, no dejas de ser cool, sólo sigue leyendo.

¿Qué pasa cuando entras a un museo o galería y ves un tiburón suspendido dentro de una vitrina de formaldehído, videos en los que aparecen artistas con modificaciones o laceraciones corporales o bien fragmentos de espacios como butacas de estadios o tendederos de ropa en medio de una sala?


La definición de arte siempre ha sido confusa; muchos pensadores occidentales, desde Platón hasta Nietzsche, reflexionaron al respecto, pero las categorías que ellos usaban dejaron de funcionar a mediados del siglo XX, cuando aparecieron las vanguardias como el dadaísmo. Entonces el arte empezó a ser una reflexión sobre sí mismo, es decir, se volvió auto referencial y de difícil comprensión.


You are here
El arte contemporáneo no puede definirse en absoluto; se trata de producciones surgidas de una tradición que se mueve entre la ruptura y la continuidad, tanto formal como conceptual. Es por tanto un arte consciente de la historia pero que habla y se alimenta del tiempo actual. Hoy no existe un estilo primordial ni un sistema de representación privilegiado: conviven estilos diversos.


Estas piezas hablan de manera estruendosa e irónica sobre la condición humana, son shockeantes; están llenas de escenas que pueden llegar a ser repugnantes. Estas producciones están acompañadas de la experimentación en campos como el video, la instalación, el performance, el arte sonoro, el arte digital, etc.#ADJUNTOIMAGENCHICO01#    


Cuatro estrategias para encarar una pieza de arte contemporáneo:


1. Observa las propiedades formales y materiales de la obra. Trata de responder: ¿cómo se hizo?


2. Trata de encontrar el contenido, el significado que expresa. Una buena opción para hacerlo es leer un poco sobre el artista; es muy común encontrar un hilo conductor en su trabajo.


3. Descubre o analiza el contexto en el que fue producida. Esto en muchas obras es muy sencillo, sobre todo si se plantean cuestiones locales. En otras es difícil, pues algunas piezas suelen incorporar las referencias culturales de manera sutil. Trata de descubrir a qué contexto pertenece el artista y el porqué de sus búsquedas.


4. Utiliza los materiales de sala: fichas, textos en los muros, trípticos y catálogos.