Estilo de Vida

Colesterol, poco es muy bueno

Aprende má sobre esta sustancia que en exceso ocasiona severas patologías cardiovasculares y cómo mantenerla bajo control.

25-05-2009, 5:00:00 PM

La mayoría de las personas y doctores hablan del colesterol y su alto nivel de peligrosidad respecto a ocasionar enfermedades cardiovasculares. Pero, ¿sabemos bien qué es el colesterol?


Es una sustancia grasa que se encuentra en los tejidos y en los fluidos del organismo de animales y seres humanos. Cumple funciones de gran utilidad; sin embargo los problemas comienzan cuando se acumula en las paredes arteriales produciendo la temida arteriosclerosis que afecta al corazón (infarto cardíaco), al cerebro (infarto cerebral) y a arterias de las extremidades inferiores.


Colesterol “malo”
El colesterol total está compuesto por diferentes fracciones. El de densidad baja, llamado LDL, transporta la mayor parte del colesterol de la sangre. Es nocivo cuando se eleva por encima de ciertos límites, porque se deposita en las arterias. Este es el que se toma como índice para medir el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Es malo, no en sí, sino cuando aumenta o cambia sus propiedades y contribuye a obstruir las arterias.


Cómo reducirlo
Para prevenir y disminuir las altas concentraciones de colesterol en la sangre es fundamental cambiar los malos hábitos alimentarios y el sedentarismo. Presta atención:


– Controlar la ingesta de grasas saturadas es fundamental


– Consumir fibras vegetales, en particular la fibra soluble ya que se une a las grasas y las elimina directamente a través de las heces. Este tipo de fibra se encuentra en las legumbres, glucomanano, avena, cebada y frutas como la manzana.


– Utilizar aceites vegetales prensados en frío y sin refinar, como el aceite de oliva, de soja, de onagra, borraja y de aguacate. Estos tres últimos, reducen los niveles y licuan la sangre.


– Evitar el alcohol, bebidas azucaradas y Coca-cola y refrescos en general.


– Moderar el consumo de café, ya que aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardíacas si se consume exageradamente.


– Evitar el consumo de dulces y golosinas.


– No fumar.


– Evitar situaciones de estrés y aprender a controlarlo.


– Alejarse de la comida rápida, poco nutritiva y grasosa.


Si bien los doctores recetan píldoras al momento de encontrar elevados índices de colesterol, éstas no sustituyen los efectos de la dieta, el ejercicio, ni la nula ingesta de tabaco. Los cambios de conducta y de vida son vitales.

También podría interesarte:

Comentarios