Estilo de Vida

Carnes: apetitosas, pero riesgosas para la salud

Checa los resultados de una investigación sobre los riegos a la salud gástrica de consumir carnes rojas y procesadas.

30-05-2011, 5:00:00 PM

Un estudio realizado por el American Institute for Cancer Research y el Cancer Research Fundation, reveló que aquellas personas que consumen más carnes rojas, pueden incrementar hasta en un 36% el riesgo de desarrollar cáncer al colon.

Por su parte, quienes mantienen un consumo moderado de carne, practican ejercicio habitualmente, comen bastante fibra y,  además, no beben mucho alcohol, disminuyen un 45% esa posibilidad.


CONCLUSIONES DE LOS INVESTIGADORES
Los investigadores aseguraron que el bajo consumos de carnes rojas, sumado a una vida saludable, podría significar una reducción de 64 mil casos de cáncer de colon anualmente. Cabe señalar que el cáncer de colon es el tercero que cobra más vidas en EU.


La doctora Alicia Bander, epidemióloga del Cancer Institute de Nueva Jersey y parte del equipo investigador que llevó a cabo el estudio, aseguró que “gracias a este conocimiento este cáncer es prevenible al poder controlar el desarrollo de esta enfermedad con buenos hábitos de alimentación”.


La doctora recomendó el consumo en números. Dijo que ingerir unos 510 gramos a la semana de carne roja aumenta levemente el riesgo de sufrir este cáncer, mientras que un consumo que llega hasta los 690 gramos semanales produce un 17% más de riesgo de contraer la enfermedad. Finalmente, explicó que si el consumo es extremo y llega los 1.38 kilos de carne a la semana, el riesgo se eleva en 34%.


LAS CARNES PROCESADAS
Si bien los especialistas llegaron a este descubrimiento, las razones exactas de por qué la carne, especialmente la procesada, aumenta el riesgo de padecer cáncer aún no están claras. La mayoría de los expertos apunta a que probablemente sean los químicos que se añaden a las carnes para conservarlas mejor.
 
Esto, porque, de acuerdo al estudio, las carnes procesadas como el jamón, el tocino y las salchichas están asociadas a un mayor daño en la salud de las personas. Si el consumo diario es de unos 100 gramos, aproximadamente, la probabilidad de padecer cáncer de colon aumenta un 36%.

Los investigadores no aconsejan dejar de comer carnes rojas y procesadas para siempre. Simplemente sugieren que los comamos en menor cantidad.

Especialmente, aclaran, “en personas que tienen antecedentes familiares en donde hay casos de cáncer”. Dicen que, de esa forma, tendrán una protección adicional.

De seguro que si eres un carnívoro insaciable no te será nada fácil seguir estos consejos; sin embargo, pon en la balanza los riesgos versus los enormes beneficios que podrías conseguir para tu salud.
 

También podría interesarte:

Comentarios