Estilo de Vida

Bulgari Resort en Bali, imperdible para relajarse

Conoce este spa donde templos hindúes y playas de ensueño se suman a un espacio en el que lujo se define con estilo sencillo.

26-02-2009, 5:00:00 PM

Sobre una superficie de 8.4 hectáreas, en la paradisiaca isla de Bali, se encuentra este hotel, en la cima de un acantilado de 160 metros de altura, desde donde la vista alcanza la zona sur de la Isla de Java. Templos hindúes, playas de ensueño, y un mar turquesa transparente se suman a un espacio donde el lujo se define con estilo sencillo, materiales nobles y un servicio al huésped tan eficiente como discreto. El complejo está formado por 59 villas con vistas al océano, todos con piscina y jardín tropical.
 
Bali es uno de los destinos más exclusivos y exóticos del mundo. El impresionante marco natural y los colores del Océano Índico son de una belleza inmensa. Es la razón por la que Bulgari Hotels & Resort eligió este como segundo destino luego de Milán, a la hora de abrir un nuevo complejo.
 
Los tres elementos clave de este nuevo complejo turístico son: su emplazamiento único, en la región de Bukit; la mezcla del estilo balinés tradicional, con un maravilloso estilo italiano; y la variedad de servicios que ofrece, todos cuidadosamente elaborados, con la misma la calidad de atención de la marca Bulgari.


Además, el complejo cuenta con modernas instalaciones, como sus restaurantes italiano e indonesio, salón bar, spa, destacándose este último, por tener una piscina con vistas al acantilado, y puntos de relajación donde la altura y la cercanía con la soledad, hacen de este lugar un verdadero paraíso.
 
Pero el spa no es lo único interesante. Un impresionante templo Hindú se eleva en el punto más alto de la propiedad designado como lugar de culto según la tradición balinesa. Para el visitante, el paisaje es muy parecido al de una fortaleza medieval, rodeada de murallas que se encuentran ocultas entre la vegetación tropical de sus jardines privados.
 
La playa esta situada bajo el acantilado, inaccesible tanto por tierra como por mar. Sólo se llega a través del ascensor inclinado que conduce a los huéspedes hasta la playa. Lo mejor de todo este recinto es, que la presencia humana es casi inexistente, por lo que su concepción de hotel & spa, es tan  excentrica como relajante.