Estilo de Vida

BMW soberbia que sorprende

La 1200 R parece ir en busca de la carretera. Pensada para el que ama la velocidad, la sensación de poder, y obvio, el lujo sobre dos ruedas.

10-05-2009, 5:00:00 PM

La tradición en motos tipo Roadster de la alemana BMW sorprende una vez más a los adictos a la velocidad y el lujo con 1200 R.  Y es que basta ver el modelo para darse cuenta que el fabricante se va alejando paulatinamente de la imagen clásica de roadster intemporal que había sabido dar a la serie boxer de roadsters, 1100 y 1150, en el caso de los más recientes.


Esta motocicleta recoge las tendencias de mayor dinamismo, es más ágil y mantiene las ventajas de ser una moto de ruta.


Posee el cachet y los espléndidos acabados de sus antecesoras, aunque deja un tanto de lado la imagen elegante y clasicista de éstas para optar por la tendencia a la moda en estos momentos, del roadster tecnológico y levemente agresivo. El faro redondo, exento de todo carenado según los cánones vigentes en esta clase de moto, se inclina hacia delante como queriendo alcanzar la carretera.


Está equipada con un motor de 1.200 cc, el  par motor de 115 Nm a 6.000 r.p.m. es un 17% superior al par de la R 1150 R, su predecesora.


En la nueva roadster, el radiador de aceite se encuentra detrás de la rueda. También la parte posterior del bastidor tubular ha sido concebida especialmente, contribuyendo a la estética de ligereza del colín y logrando disminuir el peso de la moto.


En vacío, la moto pesa 198 kilogramos. Con todos los líquidos y el depósito lleno, pesa 223 kilogramos, bastante menos que sus competidoras tetracilíndricas en este segmento.


En el nuevo modelo se estrena la nueva generación del sistema de frenos ABS integral de BMW que, si lo deseas, puede combinarse con el sistema de control de tracción (ASC). Adicionalmente, se encuentra en preparación el sistema de control de la presión de los neumáticos (RDC), que advierte al conductor sobre una pérdida de presión cuando la moto está en movimiento. 


Destaca el motor que dispone de una combinación de sensores que junto a la electrónica del motor BMS, alcanza un alto rendimiento con un reducido consumo de combustible. Los sensores de detonación y el doble encendido perfeccionado proporcionan una combustión óptima y un funcionamiento prodigioso del motor.


Las vibraciones, a su vez, se eliminan notablemente con el nuevo eje de compensación. Cuando arrancas el motor percibes la clase de moto que tienes bajo control.