Estilo de Vida

Beneficios del sauna

Entérate cuáles son los diferentes tipos que hay y cómo ayuda a tu salud, para que te atrevas a elegirlo la próxima vez que visites un spa.

02-03-2010, 5:00:00 PM

El baño sauna que está en boga desde hace algunos años tiene dos modalidades: el baño húmedo, que también se denomina baño turco y el seco que es de origen finlandés. Este tipo de tratamiento trae diversos beneficios al sistema cardiovascular, la piel y también ayuda a la eliminación de toxinas, principalmente.


Al entrar al sauna, el calor dilata los vasos capilares de la piel, el ritmo cardiaco se eleva y mejora la circulación de la sangre. En seguida comienza la transpiración, la eliminación de toxinas y una limpieza de la epidermis a profundidad.


Es importante que al terminar la sesión de sauna, te des un baño corto de agua tibia, casi fría, para que este proceso de dilatación se convierta en vasoconstricción y así la circulación vuelva a la normalidad y mejore notablemente.


El baño sauna desencadena la expulsión de una serie de sustancias que el cuerpo no necesita: se eliminan metales pesados como plomo, mercurio, zinc, níquel y cadmio, así como nicotina, sodio, ácido sulfúrico y alcohol. Aunque también puedes llegar a perder dos litro de agua y algunos minerales benéficos para la salud, pero esto no es problema, pues los recuperas por medio de una bebida como Gatorade.


La elevada temperatura estimula también la regeneración de las células, lo que significa que puede ayudar a aliviar enfermedades cutáneas, a fortalecer el sistema inmunológico y elimina virus. De igual modo, el sauna mejora las funciones pulmonares, más si se combina con el uso de algún aceite terapéutico como el mentol o eucalipto.


Cuando te das un baño sauna experimentas un estado de relajación y la liberación de endorfinas, así que puede ser una terapia muy efectiva para lograr un sueño reparador o combatir el insomnio y el estrés. Tras una sesión de sauna, la piel y los músculos quedan en un estado ideal para someterse a una sesión de masaje o a cualquier tratamiento que incluya la aplicación de algún tipo de productos.


Otros beneficios que te brinda es que ejerce un efecto positivo sobre el sistema locomotor y el estado psicoemocional aliviando los dolores de la artritis. Ayuda en general a reducir la celulitis, torceduras, neuralgias, dolores musculares, rigidez articular y en general dolencias óseo musculares.


Precauciones
El baño sauna no es recomendado para quienes padecen determinadas enfermedades del corazón como hipertensión.


No entres al sauna con el estómago lleno, espera mínimo una hora antes de hacerlo. Ya dentro, no consumas líquidos, pues el proceso de desintoxicación no se llevaría a cabo correctamente; una vez que termines bebe jugos naturales. No realices ningún tipo de ejercicio dentro del sauna, ni tampoco converses todo el tiempo, pues la respiración y circulación se verían forzadas al máximo y esto puede llevarte a un desmayo.

También podría interesarte:

Comentarios