Estilo de Vida

Autos clásicos cool

En Estilohoy.com te contamos sobre algunos diseños que quedaron grabados en la memoria del mundo automotriz y sus fans.

28-01-2010, 5:00:00 PM

Mercedes-Benz  300 SL Gullwing
Uno de los clásicos europeos que marcó a la generación de la post guerra. Inicialmente se fabricó en modelo cupé, aunque posteriormente también vio la luz una versión descapotable. Con un poderoso motor de 6 cilindros, era un superdeportivo de lujo, equipado con una caja de cambios manual de 4 velocidades. Podía desarrollar hasta 245 km/h y fue el primero en poseer un motor de gasolina con inyección directa de combustible, aunque sin duda por lo que más se le recuerda es por sus innovadoras puertas Gullwing o “Alas de Gaviota”. 


Jaguar E-Type Series 3
Uno de los mejores gran turismo fabricados en Inglaterra. Ya en su primera presentación en el Salón del Automóvil de Ginebra en 1961, causó sensación y deslumbró a los asistentes. Pasó a la historia por su interior lujoso y vanguardista, con asientos de cuero, volante de madera y un arsenal de instrumentos e interruptores que le dieron un aspecto muy sofisticado. Su diseño exterior no se quedaba atrás y contribuyó a hacer más grande y perdurable la fama de este auto. La escultural trompa y protuberante capó quedaron grabados por siempre en la memoria de los coleccionistas de coches clásicos. Podía alcanzar los 233 Km/h.


Buick Riviera
Producido en Estados Unidos, el Buick Riviera es recordado como uno de los grandes modelos de lujo por ser el precursor de este tipo de autos, que marcarían los siguientes 30 años, tras su estreno en 1971. Estaba equipado con un poderoso motor V8 de 7,4 litros en posición delantera, con una caja automática de 3 velocidades y tracción posterior. Su velocidad máxima era de 190 km/h y pasaba de 0 a 100 km/h en 8,4 segundos.


Jaguar XKSS
La versión de carretera del Jaguar D Type, se convirtió en un modelo inmortal pese a su fracaso comercial. Lo cierto es que fue siempre un coche hecho para la competencia, levemente modificado para calle, que fue creado con la intención de deshacerse de los excedentes del D Type, producido en exceso. Tenía un potente motor de 6 cilindros, el cual tardaba 6 segundos en arrancar de 0 a 100 km/h y una transmisión manual de 4 velocidades. Para transformarlo en un auto apto para la ciudad se le insertó un parabrisas curvado que protegía el habitáculo y elegantes parachoques. Tan sólo se produjeron 16 unidades de este modelo.
 
Mini
Producido en Inglaterra, es uno de los autos más populares del mundo. Todo un ícono de los años 60, su distribución y diseño estaba pensada para ahorrar espacio, e incluso su fama le permitió ser elegido como el segundo coche más influyente del siglo XX, por detrás del T Ford. Debido a su tamaño, versatilidad y prestaciones, resultó una verdadera revolución automovilística, convirtiéndose en el auto de moda a partir de 1960. El modelo ha perdurado en el tiempo y los más modernos están equipados con un motor de 1,6 litros, capaz de andar hasta a 218 km/h.


  

También podría interesarte:

Comentarios