Estilo de Vida

Adiciones compulsivas aún son enigmas para la ciencia

La explicación para las adicciones es algo que la ciencia aún no aclara del todo; sin embargo, hoy te contamos acerca de las últimas teorías.

27-04-2011, 5:00:00 PM

La explicación para las adicciones es algo que la ciencia aún no aclara del todo; sin embargo, hoy te contamos acerca de las últimas teorías.

Adicciones hemos conocidos muchas: el alcohol, la comida e incluso algunos son adictos a la pornografía en Internet.

Los expertos han tratado por mucho tiempo de explicar las adicciones como una obsesión enfermiza de algunas personas, en su mayoría hombres, pero la respuesta aún está incompleta.
 
En Estados Unidos se publican constantemente artículos sobre hallazgos de la neurociencia para explicar el tema de las adicciones.

Uno de  los últimos es de la revista TIME e indica que la cocaína, los opiáceos, alcohol y otras drogas actúan “secuestrando” los sistemas de placer del cerebro, y le hacen pensar que las drogas son altamente necesarias para sobrevivir.
 
Las pruebas son evidentes, especialmente ahora que se sabe que las recompensas naturales- tales como comida y el sexo– afectan a los sistemas de placer del cerebro en la misma forma que lo hacen las drogas.
 
La adicción se produce cuando las actividades que generan vicio dejan de contribuir a un estado de homeostasis del cuerpo y, en lugar de eso, causan efectos adversos.

Es decir, alimentos y sexo pueden considerarse adicciones pues activan las regiones del cerebro que generan placer, tal como sucede con las drogas.
 
Sin embargo, la contradicción a esta teoría es que la mayoría de la gente no es adicta a las drogas, a la comida o al sexo, por lo tanto el placer por sí solo no genera una adicción.
 
La definición más aceptada describe la adicción como “un comportamiento compulsivo relacionado con una sustancia o actividad que la gente sigue manteniendo a pesar de sus consecuencias negativas”. Esa la definición utilizada por el DSM (Manual de Diagnóstico de la Psiquiatría).
 
Desafortunadamente la mayoría de los estudios de imágenes del cerebro dicen muy poco sobre el tema. Por ejemplo, hace pocas semanas se realizó un estudio acerca de adicción a la comida.
 
El estudio puso a varias mujeres frente a una malteada de chocolate y reveló que aquellas que tienen más síntomas de adicción a la comida, tenían mayor actividad en regiones del cerebro vinculadas al placer y el deseo, y menor actividad en las zonas relacionadas con el autocontrol, en comparación con aquellas que no presentaban síntomas adictivos.
 
Sin embargo, ningún estudio ha podido encontrar un cambio en el cerebro constante que esté siempre presente en los adictos y ausente en los no adictos. Aunque algunos estudios han encontrado cambios que pueden ayudar a predecir las probabilidades de recaída de un adicción,  los resultados no siempre son exactos. 
 
Esta ambigüedad en las conclusiones de los estudios científicos dificulta establecer una definición exacta que explique el por qué de las adicciones. Es por eso que continúan las investigaciones que pretenden completar este verdadero rompecabezas de la conducta adictiva.

También podría interesarte:

Comentarios