Estilo de Vida

Activa tu mente y evita el Alzheimer

No prolongar los estados de ‘pereza mental’ en el tiempo reduce el riesgo de padecer Alzheimer. Descubre las estrategias.

18-04-2011, 4:37:49 PM

¿Quién no ha pasado por estados de pereza mental? Suelen manifestarse en diferentes etapas, estados o situaciones diarias, sin embargo, el poder controlarlos y no prolongarlos en el tiempo nos hacen tener menos riesgos de .contraer Alzheimer, según afirma la académica de la Facultad de Psicología de la UNAM, Erika Gutiérrez Martínez.

Para Martínez los principales factores de desarrollo de Alzheimer van ligados principalmente a nuestra predisposición genética, mala alimentación y la poca actividad mental que asignamos a nuestra rutina; es decir, si habitualmente delegamos en otros las actividades que requieran mayor complejidad o que nos inciten a situaciones de controversia.

“Simplemente procuramos no pensar, pedimos a alguien más tomar decisiones, a veces simples como qué película ver, dónde ir o qué hacer de comer”, indicó la especialista.

Si bien la pereza mental se asocia a estados transitorios, también la podemos ver en casos constantes e involuntarios. Un ejemplo claro se aplica a los pacientes con esclerosis múltiple primaria progresiva, en donde el paciente pierde sensibilidad y movilidad, transformándose en dependiente de las personas que lo rodean; en este caso no es el padecimiento el que le provoca el estado de inhabilidad, sino la inactividad mental a la que se encuentra expuesto, pues “al tener todo resuelto, ya no requieren pensar” siempre habrá otro que lo haga por él.

El Alzheimer es una de las enfermedades mentales que más afecta a la tercera edad, normalmente se manifiesta cerca de los 60 años pero existen personas que tienen historial genético, pues sus padres o familiares cercanos la padecieron. En estos casos podría presentarse de manera prematura.

Esta enfermedad, que alcanza el 15% de desarrollo entre la población mayor a 55 años, se presenta de tres formas: incipiente o básica, donde casi no se perciben cambios, ya que se asocia principalmente a olvidos comunes; luego en la segunda fase la memoria comienza a desestabilizarse presentando dificultades de lenguaje y problemas de movilidad; por último, en su estado más avanzado, el individuo ya no se reconoce a sí mismo, ni a la familia o entorno; el olvido de eventos recientes y pasados es total.

¿Cómo prevenir ahora?

Si hacemos una breve revisión sobre nuestros pasatiempos, quizás podemos encontrar algunos en los que realmente le exigimos actividad a nuestro cerebro; en estos casos estas acciones podrían presentarse como atenuante a la hora de desarrollar Alzheimer.

Según Gutiérrez Martínez “.Cuanto más se ejercite es mejor; es como los músculos, se emplean o se inutilizan. Al órgano no le es práctico alimentar neuronas que no se usan y se comienzan a perder las ramificaciones entre ellas”.

Aquí te damos algunos consejos prácticos para empezar desde ya a ejercitar nuestra actividad cerebral:

  • Realiza actividades sencillas como cepillarte los dientes o peinarte con la mano izquierda, o viceversa en las personas zurdas.

 

  • Desarrolla crucigramas o sudokus, juega ajedrez o camina para atrás, con esto ayudas a potenciar tu actividad cerebral.

Por último, si notas que tus estados de pereza se prolongan podrías estar frente a un cuadro depresivo, por lo que es recomendable acudir de inmediato con un especialista.

También podría interesarte:

Comentarios