Estilo de Vida

Tensión: una vía al intestino irritable

Conoce las causas del Síndrome de Intestino Irritable (SII) y los métodos para evitar uno de los mayores males derivados del estrés laboral.

16-06-2010, 2:35:34 PM

Desde hace muchos años que las enfermedades estomacales fueron asociadas siempre a una alimentación deficiente, concepto que ha cambiado con el paso de los años y la apertura de la medicina a nuevas ciencias como la psicología.

Hoy ya se sabe con exactitud que un gran porcentaje de los casos de la denominada colitis nerviosa están siendo causados por la depresión, el estrés o fuertes tensiones en las personas, elementos que no están directamente relacionados con el proceso digestivo.

El tema no es menor, ya que sólo en México una de cada cinco personas la padece y el 70% son mujeres, lo que deja en evidencia los graves problemas neurológicos que sufre nuestra sociedad.

En esta línea, entre las principales patologías digestivas asociadas al sistema nervioso el Síndrome del Intestino Irritable (SII) es una de las que más comunes a nivel mundial.

¿Cómo se produce?
A juicio del doctor Óscar Barrenechea, director médico de Quilab, División Farmacéutica de Química Suiza y experto en el tema, los trastornos emocionales producen una excesiva actividad intestinal, lo que a su vez provoca una hiperproducción de jugos gástricos y alteración del funcionamiento del colon.

Asimismo, contrae los músculos del intestino grueso y aumenta la sensibilidad ante la presencia de gas, lo que en conjunto produce dolor abdominal similar a un cólico, con diarreas o estreñimiento, principales síntomas de este mal.

Lo más complicado para los médicos, tiene relación con su diagnóstico en las personas, puesto que éste se realiza una vez que se han descartado todas las enfermedades orgánicas.

Lo peor de todo, es que se trata de una enfermedad que aún no tiene cura y sólo es controlable a través de tratamientos consistentes en la disminución del estrés y prescripción de una dieta blanda.

Otra indicación médica es ingerir antiespasmódicos para calmar el dolor y ansiolíticos por la noche, para controlar los cuadros ansiosos.

Para evitarlo…
Una de las recomendaciones habituales para prevenir el intestino irritable es que, tanto en el hogar como en el ámbito laboral, se procure tener un manejo eficaz de las tensiones nerviosas.

A lo anterior se suma la ingesta frecuente de frutas, verduras, cereales integrales, hortalizas y té verde, ya que mantienen en buenas condiciones el aparato digestivo.

Ello se complementa con una disminución en el consumo de grasas, productos derivados de la leche e irritantes como café, cigarro, picantes y bebidas gaseosas para mejorar el funcionamiento intestinal.

Barrenechea recomienda beber ocho vasos de agua al día y reducir los niveles de ansiedad con técnicas de autorrelajación, deportes e infusiones naturales

Por último, asegura que existen personas que pierden los síntomas del mal sólo hablando con el médico, lo que significa que su tratamiento depende, en gran parte, de la voluntad de quien lo padece.

.www.altonivel.com.mx

También podría interesarte:

Comentarios