Estilo de Vida

¿Estás listo para reservar un viaje espacial?

En el 2012, el turismo espacial es una gran industria en desarrollo. La investigación ya no es el único motivo para salir del planeta.

07-06-2012, 5:00:30 PM

Twitter: @altonivel

La exploración espacial se volvió intensa hacia finales de la Segunda Guerra Mundial en 1945, cuando los alemanes perfeccionaron la tecnología con la que construían cohetes y los rusos incorporaron estos conocimientos a sus objetivos de traspasar la atmósfera de la Tierra. 

El 1957 los soviéticos lanzaron al espacio el primer satélite artificial Sputnik I. Un año después fue el turno de Estados Unidos que puso en órbita el Explorer I. En 1961, los rusos triunfaron nuevamente al llevar a cabo el primer viaje con una persona a bordo, Yuri Gagarín, el primer astronauta. El siguiente paso fue del país norteamericano que envió a Alan B. Shepard a dar el primer paseo por el espacio, de quince minutos fuera de su cápsula.

A partir de todo esto, las expediciones al espacio han llegado a la luna, orbitado y aterrizado en Marte, Venus; han observado asteriodes y cometas. Las misiones más receintes de la NASA exploran el ambiente del Sol, y realizan estudios a distancia muy cercana de Mercurio,
Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno.

Has tus reservaciones desde ahora

El turismo espacial es una industria en desarrollo; los precios de los tickets para salir a explorar el espacio
ascienden a los 20 millones de dólares, por una semana de estancia.

El inicio de este tipo de actividades se remonta al 2001, cuando a pesar de la renuencia de la NASA, Rusia
permitió que el multimillonario Dennis Tito subiera a un cohete y fuera el
primer “turista del espacio”. Un año después el empresario
sudafricano de nombre Mark Shuttleworth, también viajó al epacio apoyado por el
gobierno ruso. La tercera persona no astronauta en llegar a la Estación
Internacional Espacial
fue Greg Olsen, otro hombre de negocios norteamericano,
en el 2005.

Ya en el 2006, Anousheh Ansari, una
emprendedora del ramo de las telecomunicaciones, se convirtió en la cuarta
turista espacial, la primera mujer y la primera persona descendiente de
iraníes en salir de la Tierra. Charles Simonyi, un desarrollador de software, fue el quinto en 2007.

Estos viajes son el comienzo de lo que podría
ser una industria sumamente lucrativa. De hecho ya existen varias compañías que están
construyendo vehículos espaciales y ciudades orbitales, en las que está
invirtiendo millones de dólares.

Si deseas ir al espacio, continúa leyendo

En 1997 la NASA publicó un reporte que llegaba
a la conclusión de que vender viajes al espacio podría generar billones de
dólares. Pero no estaban de acuerdo en que el
turismo espacial comenzara hasta terminar la construcción de la Estación
Espacial Internacional (ISS por sus siglas en inglés: International Space Station).

La ISS es un centro de investigación construido en la órbita terrestre. En su desarrollo participaron la NASA, la Agencia Espacial Federal Rusa, la Agencia Japonesa de Exploración Espacial, la Agencia Espacial Canadiense y la Agencia Espacial Europea (ESA). Se considera que es uno de los logros máximos de la ingeniería.

Sin embargo, Rusia no está sola en su interés
por hacer crecer el turismo espacial; existen varios proyectos que en un futuro
próximo podrían comenzar a comercializar los viajes al espacio. Éstos son algunos:

Bigelow Aerospace: es el proyecto de un
empresario hotelero de nombre Robert Bigelow, que tiene como objetivo hacer
espacios habitables, y accesibles para comunidades corporativas, a la par de la Estación
Espacial Internacional. Durante el 2007 lanzaron dos prototipos de cápsulas, Genesis I y Genesis II,  y continúan haciendo estudios para desarrollar la próxima generación de nave espacial.

Si quieres saber más sobre Bigelow Aerospace puedes visitar su página oficial.

El grupo Space Island tiene planeado construir
un espacio comercial giratorio en forma de anillo, con una gran infraestructura,
que se asemeje a la nave espacial de la película de Stanley Kubrick “2001: A
Space Odyssey”. La idea es construir este lugar a partir de tanques de
combustible de naves que la Nasa ya no utiliza y su ubicación estaría a 644 kilómetros
de la Tierra. Este complejo rotaría una vez cada minuto para crear una fuerza
gravitacional de un tercio la intensidad de que la que hay aquí en el planeta.

En lo que concierne a la transportación, la
empresa californiana Scaled Composites ganó el Premio X, por su vehículo de
transportación reusable, que llevaría a los turistas al espacio.

Por otro lado, Space Adventures, es la primera
empresa que brinda la oportunidad de que ciudadanos hagan viajes privados al
espacio. Actualmente ya han llevado a aproximadamente 500 personas a mirar la Tierra desde el espacio, a través de una nave rusa llamada Soyuz que se diseñó en los 60 con la misión de explorar la luna.  La página oficial de esta empresa no proporciona datos sobre los costos de sus viajes, ni tampoco sobre los requisitos que debes cumplir para ser acreedor a sus extraordinarios servicios.

Hoteles del espacio

En esta primera etapa del turismo espacial,
las estancias en la Estación Espacial Internacional obviamente no ofrecen el ambiente de un hotel de la Tierra, puesto que la Estación es un lugar de invetigación, no una atracción turística. 

Respecto al concepto en el que debería estar basada la construcción de los hoteles espaciales, podemos mencionar los planes de Space Island, cuyo diseño de una estación espacial detinada al turismo, permitiría a sus visitantes caminar y realizar sus actividades normalmente a lo largo y ancho de la estructura. Prácticamente cualquier acción sería posible dentro de ésta, desde obtener agua de un grifo, hasta gozar de facilidades médicas. Adicionalmente, los turistas podrían llevar a cabo “caminatas” por el espacio, fuera del sistema.

¿Quién podrá viajar al espacio?

¿Serán las excursiones al espacio una actividad exótica que sólo los más pudientes logren realizar? ¿O será probable que personas de clase media tengas la oportunidad de llevar a sus familias a conocer los confines del planeta que habitamos?

Por el momento, viajar al espacio serían las vacaciones más caras que hayas experimentado. Al parecer los precios de este tipo de expediciones ascienden a los 10 millones de dólares. Para comenzar, la nave rusa Soyuz requiere millones de kilos de gas propulsor para despegar, cuyo costo es de aproximadamente 10 mil dólares cada uno.

Ahora, si no quieres esperar a que estos vuelos sean más baratos, puedes optar por las experiencias de Gravedad Cero.

Gravedad cero, una experiencia de otro nivel

Desde el comienzo de la era espacial, el público en general se he preguntado ¿cuándo tendré la oportunidad de ir? Podría ser que nuestro turno esté más cerca de lo que creemos y en quizá dentro de 20 años, los avances de la tecnología sean suficientes para que casi cualquier persona llegue a conocer la luna y los vuelos de turismo espacial sean tan frecuentes como los aviones que van de Nueva York a Los Ángeles.

Y tú ¿cuánto dinero estarías dispuesto a pagar por ver el planeta Tierra girando desde el espacio exterior?

Para saber más:

Voyager 1, al borde del sistema solar

Rusia instalará un hotel en el espacio

 

También podría interesarte:

Comentarios