Estilo de Vida

Las primeras producciones cinematográficas

Te contamos sobre el nacimiento del séptimo arte, películas que marcaron hitos importantes en los más de 100 años de historia de cine.

28-11-2010, 5:00:00 PM

El cine es una de las actividades artísticas que más ha evolucionado con los años. Desde las cortas proyecciones en blanco y negro y sin sonido de los Lumiére, hasta las películas en formato 3D de hoy en día, podemos decir sin miedo que el cine es la expresión de una evolución tecnológica y también social del hombre.
 
La historia del cine comienza el 28 de diciembre de 1895, cuando los hermanos Louis y Auguste Lumière realizaron la primera proyección pública de imágenes en movimiento. Los franceses inventaron el cinematógrafo, que tenía como antecedente el kinetoscopio de Thomas Edison.

Los Lumiére consiguieron fabricar una cámara más fácil de mover y funcional a partir de aquel artefacto, que registraba imágenes en movimiento, aunque no era capaz de reproducirlas.

Muy pronto el cinematógrafo fue distribuido por todo el mundo, bien a través de la compra de la patente, o bien mediante la copia del artefacto. Diferentes inventores alemanes, norteamericanos e ingleses copiaron y mejoraron el cinematógrafo, y puede decirse que a finales del siglo XIX un amplio número de personas en Europa y Estados Unidos habían visto algún tipo de imágenes en movimiento.

Los filmes de los hermanos Lumière

La primera presentación fue en el ya mencionado 28 de diciembre de 1895, en París. Consistió en una serie de imágenes documentales de las cuales se recuerdan aquella en donde salen trabajadores de una fábrica, y la de un tren que parecía abalanzarse sobre los 35 espectadores, ante lo cual éstos reaccionaron con un instintivo pavor.

Las “películas” se llamaban Salida de la fábrica (1895) y La llegada del tren a la estación (1895). Puedes verlas aquí y aquí.

El legado y la luna de Georges Mèliés

Dicen que entre los asistentes a la proyección de los hermanos Lumière estaba el ilusionista Georges Méliès, quien se asombró y entusiasmó mucho con el invento y quiso incorporar proyecciones cinematográficas a sus espectáculos.

Para ello, en 1896 viajó a Inglaterra y adquirió  un invento similar, el biscopio de Robert William Paul. Posteriormente, realizó diversas modificaciones al aparato para que, al igual que el de los Lumière, pudiera filmar la película y después proyectarla. Cuando regresó a Francia, el ilusionista creó la compañía Star Films, a través de la cual comenzó a producir películas para sus shows.

Con el tiempo, Georges Mèliés descubrió las posibilidades expresivas del cine; mientras rodaba uno de sus prosaicos filmes en la Plaza de la Ópera de París, la cámara se atascó y la película se rompió. “Tardé un minuto en cambiar la película y volver a poner la cámara en movimiento”, explicó posteriormente. “Durante ese minuto, la gente, los autobuses y los vehículos se habían movido. Al proyectar la película, vi cómo un autobus se había trasformado en un carruaje fúnebre y los hombres en mujeres. Descubrí el truco de la sustitución, llamado stop action, y dos días después realicé las primeras metamorfosis de hombres en mujeres y las primeras desapariciones, que tuvieron mucho éxito”, contó en esa ocasión.

El genio rodó más de cien cortometrajes, en los que experimentó con todo tipo de efectos visuales: disoluciones, fundidos, sobreimpresiones y más. Entre sus obras más conocidas está la de 1899, la primera película de 10 minutos, “El proceso Dreyfus” (L’affaire Dreyfus), un reportaje periodístico sobre dicho acontecimiento.

En 1902 filmó “Viaje a la luna” (Le voyage dans la lune), un prodigio para la época, en la que usó maquetas, filmación a través de un acuario, superposiciones de imágenes y otros efectos. Para él era la “primera gran comedia de magia cinematográfica”.
 
Puedes ver  “El proceso” aquí  y “Viaje a la Luna” aquí.

El primer montaje en el cine

El primer montaje en el cine fue realizado por  Edwin S. Porter, quien tuvo la idea de unir por un lado, una serie de escenas de archivo de incendios y acciones de los bomberos y por otro, secuencias de bomberos tomadas por él mismo.
 
Creó así la primera película de montaje de la historia del cine. Era el año 1903 y la cinta se llamó “Vida de un bombero americano” (Life of an American Fireman). Puedes verla aquí. Su descubrimiento lo perfeccionó en “Asalto y robo al tren” (The great train robbery, 1903). Míralo.

La importancia de Griffith

David Wark Griffith fue un director estadounidense y considerado el creador del modelo americano de representación cinematográfica (o montaje invisible), por lo que fue llamado “El padre del cine moderno”.
 
Desde 1908 rodó infinidad de cintas, hizo todos los experimentos concebibles, en momentos que -como afirman varios autores-, al no existir reglas ni escuelas de rodaje, todo era permitido. Rodó casi todos los géneros que existían en el momento, y se le adjudican la mayoría de los descubrimientos del lenguaje cinematográfico.
 
Con su película “El nacimiento de una nación” (1915) el cine comienza una nueva era y adquiere técnicas y lenguaje propios. Otro filme clásico suyo, “Intolerancia” (1916), define su sentido de los tiempos y los espacios cinematográficos, en los que juega con el tiempo narrativo, muy diferente ya al tiempo real. Griffith siguió realizando películas con su sello especial hasta la llegada del cine sonoro.

La primera película sonora

La primera película sonora de la historia fue “El cantor de jazz”, estrenada en octubre de 1927 y dirigida por dirigida por Alan Crosland.
 
Fue la primera película con diálogos sonoros, que utilizó el sistema  “Vitaphone” (grabación de sonido sobre un disco). A partir de ese momento, el cine cambia de manera radical, excepto con algunos directores de cine nostálgicos de un cine mudo que, según ellos, se bastaba a sí mismo. Desde entonces, las comedias musicales se multiplicaron.
 
Mira algo de esa cinta aquí.

¿Cuál de todos estos títulos de primeras producciones cinematográficas has visto?