Estilo de Vida

Cervezas argentinas, sólo para exigentes

Conoce los sabores de las cervezas de este país sudamericano, que llevan plasmada toda la influencia de la tradición alemana en elaboración de fermentados.

02-11-2010, 5:00:00 PM

La tradición de producción y consumo de .cerveceza en .Argentina tiene algo más dos siglos y medio; ésta que queda de manifiesto en la calidad de sus bebidas.

Conoce las mejores cervezas argentinas:

Quilmes

Sin duda Quilmes es la mejor cerveza argentina y sus 120 años de éxito y experiencia lo confirman. Al día de hoy domina el 75% de ese mercado vendiendo aproximadamente 17 millones de hectolitros de cerveza al año.

Su equilibrio perfecto entre cuerpo, suavidad y amargor haace que todos la elijan. En su versión Bock, es un fermentado de una fina selección de cereales malteados, cuya característica principal es su fuerte sabor, profundo y distintivo, y su color oscuro. Su cuerpo también es intenso y de espuma densa.

La edición Staut destaca por su dulsura. Y es que esta clase posee un sabor inconfundible a caramelo de fácil percepción, un aroma a malta tostada, donde predomina la esencia de la levadura que remite a café intenso.

Isenbeck

Este fermentado junta en un litro todo el sabor característico de la producción argentina con la sabiduría artesanal heredada de sus raíces alemanas. Quienes han tenido el gusto de probarla la describen como una cerveza con cuerpo, burbujeante y en cuyo sabor logra resaltar la clásica malta.

También se recomienda degustar su nuevo producto “dark”: una cerveza oscura de espuma bien consistente y cremosa. Según sus productores se trata de una bebida con “aromas intensos que cautiva apenas se la acerca a la nariz”, sus notas sutiles de cebada tostada se conjugan con la levadura y el lúpulo. Uno de los mejores ejemplos de la industria argentina que vale la pena probar.

Schneider

Una cerveza oriunda de Santa Fe y creada por el prusiano Otto Schneider en 1912. Cuenta la historia que su creador eligió esta localidad por su gran calidad de agua para la elaboración de cervezas, casi lo mismo que sucede en la ciudad alemana de Pilsen. La cebada de la región es también de altísima calidad.

Elaborada en base a la receta traída desde el país europeo, pero con lo esencial de un fermentado argentino, Schneider destaca por su sabor acentuado. Es ideal para disfrutarse bien fría, ya que en las últimas etapas de su proceso se realizan bajo el almacenamiento en condiciones de baja temperatura. Te invitamos a disfrutarla.

Imayki

Es el nombre de un bar de cerveza de elaboración en Salta. Sus dueños son fabricantes y comercializadores de una línea que se produce de acuerdo a las normas establecidas por la “ley de Alta Pureza”, promulgada en Baviera, Alemania.

Entre sus variedades, figura Imayki Kölsch, de color dorado, balanceada y fresca, de sabor suave y refrescante, con aroma a frutas (manzanas, cerezas o peras) y un leve gusto a malta, ideal para calmar la sed.

Luego está la Imayki Scottish Ale, de un fuerte color rojizo, en ella predomina el sabor a malta, dulce y complejo.

Finalmente, existe la opción de degustar la Imayki Oatmeal Scout, una cerveza muy oscura, con mucho cuerpo, perfil tostado y un sutil sabor a avena y aroma a granos tostados; esta cerveza es ideal para quienes aprecian sabores fuertes.

Salta

Según el Institute for Quality Selection, Monde Selection, las variedades rubia y negra e Cerveza Salta son unas de las más importantes del país latinoamericano y también del continente.

Se trata de una cerveza de exquisito sabor gracias a sus 4.7 grados de alcohol, su innegable sabor a cebada y sus tres versiones en Rubia, Negra y Fuerte. Quienes la frecuentan aseguran que tiene impregnado el estilo propio de las cervezas “salteñas” fuertemente influenciadas por los primeros colonos alemanes.

Santa Fé

Un fermentado elaborado en la ciudad argentina con la mayor cantidad de cerveza per cápita no podía ser diferente.

La cervecería Santa Fé fue fundada en 1912 y desde entonces se transformó en una de las empresas más importantes de la zona. Una vez abierta, ésta desprende un fuerte aroma a malta, un suave sabor sin ese dejo de ácido que suelen tener las bebidas industriales.

Destaca además su gusto amargo y dulce a la vez, ideal para tomarse en los famosos “lisos” que tanto caracterizan a esta ciudad.

¿Qué otra cerveza argentina conoces que no hayamos mencionado y puedas recomendarnos?