Estilo de Vida

Los 7 autos más seductores del cine

Conoce esos autos que se convirtieron en emblemas de la pantalla grande, gracias a la idiosincracia que las marcas de lujo han sabido transmitir.

04-05-2009, 5:00:00 PM

Si hablamos de autos y cine, entonces imposible no comenzar con uno de los personajes más sofisticados de la pantalla grande: James Bond.

El Agente 007 cuida hasta el más mínimo detalle para conquistar, tiene esa actitud sofisticada que arrasa con todo. Y su automóvil no puede quedarse atrás.

Bond inmortalizó el Aston Martin DB5. Este auto apareció por primera vez en la película Goldfinger en 1964 y desde este momento se convirtió en un objeto de culto. En 1986 Sotheby’s lo subastó y lo adquirió Anthony Pugliese.

Beetle 63

El modesto VW Beetle 63 de la película Herbie tenia vida propia y una inteligencia asombrosa. El legendario número 63 fue tan exitoso que Walt Disney hizo 4 películas entre 1969 y 1980 además de una serie de televisión. Gracias a la fama de Herbie se hizo un hotel temático en Florida e innumerables objetos representativos del simpático coche.

Mustang 68

El clásico Mustang 68 en color negro conducido por Steve McQueen se ve envuelto en una persecución en la calles de San Francisco; el potente auto logra escapar de un Dodge Charger gracias a la astucia de Steve, que no necesitó de dobles para hacer la famosa secuencia que marcó las películas de acción desde aquella época. Claro, hablamos del film Bullit.

Mini Cooper

Otro clásico que no podemos obviar en la pantalla grande son los gánsters. Siempre huyen, y es en esas fugas donde apreciamos las joyitas de cuatro ruedas. Un Mini Cooper en Italia fue el protagonista de las aventuras de Michael Caine y sus colegas, en el film The Italian Job. Después de dar un golpe maestro tienen que salir y lo hacen a bordo de tres Minis de diferentes colores; azul, blanco y rojo. Estos clásicos autos son las verdaderas estrellas de la escena, la película se estrenó en 1969.

Ford Coupé 32

Los clásicos nunca pasan de moda y así lo demuestra Paul Le Mat en American Graffiti. En el filme, Opera Prima de George Lucas, conduce un Ford Coupé 32 de color amarillo y siempre presume que su Hot Rod es el coche más potente del valle Modesto en California. La historia se desarrolla en los años 60, la juventud americana se desenvuelve al ritmo del Rock & Roll y por supuesto, no pueden faltar las carreras clandestinas en donde el Hot Rod se luce y le gana a un  Chevrolet 65 conducido por Harrison Ford.

Delorean

Y en Volver al Futuro, Michael J. Fox junto al Doctor Emmett hacen un viaje en primera clase. ¿Cómo? Modificando un DeLorean. De aquel modelo sólo se construyeron 8,543 unidades y para el rodaje de la cinta se utilizaron siete. La película tuvo tanto éxito que se hicieron otras dos para completar la trilogía y en los Estudios Universal tienen una de las unidades originales en las que se filmó el impresionante viaje. Esta máquina del tiempo no solo es cómoda, también tiene mucho estilo muy fancy.

Batimovil

Y para terminar, el broche de oro. Todo cuanto a elegancia y sofisticación se refiere, nada más cool que el auto nocturno más envidiado por todos: Batimóvil.  El coche fue diseñado por George Barris, basado en un Lincoln Futura 1955. En la película Batman de 1989, Tim Burton tomó el modelo del cómic y sólo hizo unas modificaciones para darle vida esta impresionante máquina.

¿Qué otro auto de película piensas que merece estar en esta lista?

También podría interesarte:

Comentarios