Buscador
Ver revista digital
Economía

Estas son las (inestables) fuentes de financiamiento del “fondo semilla” para pensiones

12-02-2024, 9:04:30 AM Por:
Pensiones en México
© Especial

No existen hasta el momento ingresos financieros constantes, permanentes y sólidos que pudieran llevar a la consolidación financiera de un fondo.

Para que puedan cumplir con su objetivo, los fondos de pensiones deben ser viables en el largo plazo.

El “fondo semilla”, o Fondo de Pensiones para el Bienestar, que el gobierno pretende implementar a partir del 1 de mayo, en caso de que sea aprobada la iniciativa de reforma constitucional enviada por el presidente, tiene un grave problema: será un fondo con fuentes de financiamiento inestables, y eso es lo peor que puede suceder a un fondo de sus características y enfocado en cumplir el loable objetivo de mejorar las pensiones de los mexicanos.

Fuentes de financiamiento inestables

De acuerdo a la iniciativa presidencial este fondo deberá financiarse de la siguiente manera:

  • Aportaciones del Gobierno Federal provenientes del 75% de los recursos provenientes del Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado.
  • Liquidación de la Financiera Nacional de Desarrollo Agropecuario, Rural, Forestal y Pesquero.
  • Ingresos de la venta de bienes inmuebles sin construcción propiedad del Fondo Nacional de Fomento al Turismo.
  • Montos de adeudos de las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal, Congreso de la Unión, Poder Judicial de la Federación y órganos autónomos, así como entidades federativas, poderes legislativos y judiciales locales, administraciones públicas municipales o cualesquiera de sus entes públicos que tengan pendientes de pago ante el SAT, el ISSSTE o el IMSS.
  • Recursos por la aplicación de los artículos 302 de la Ley del Seguro Social y 37 de la Ley del INFONAVIT.
  • Aportaciones por reintegro de los recursos de los fideicomisos del Poder Judicial de la Federación que se utilizaban para financiar el mantenimiento de casas habitación y otras extravagancias de jueces, magistrados y ministros.
  • Ahorros que se generen con la eliminación de los órganos autónomos, órganos reguladores, organismos descentralizados, órganos desconcentrados, unidades administrativas y otros entes públicos que se extingan por tener una duplicidad de funciones.
  • El 25% del remanente de las utilidades netas que se obtengan de los ingresos propios de las entidades paraestatales sectorizadas en las secretarías de la Defensa Nacional y de Marina.
  • Rendimientos, aprovechamientos y demás productos financieros derivados de la administración de dichos recursos.
  • Recursos provenientes de las enajenaciones de los inmuebles propiedad de la nación que se encuentren en posesión del ISSSTE.
  • Cualquier otro tipo de aportación provenientes de cualquier persona física o moral.

El problema es que prácticamente todos los conceptos anteriores no son constantes, no reflejan ingresos sólidos a las finanzas públicas y la mayoría de las veces reflejan flujos por una ocasión a lo largo del año.

Además, sus ingresos, en caso de que fueran reales, no serían suficientes para cubrir los recursos necesarios para fortalecer el fondo.

Pero veamos algunos casos.

Indep, no tiene ingresos calendarizados

El Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado (Indep) tuvo en 2021 ingresos por ventas por un total de 35.7 millones de pesos.

Cifras del propio Indep señalaban en 2022 que tenía en sus arcas alrededor de 80.3 millones de pesos para su administración y eventual disposición de los recursos de acuerdo con la ley.

Las cifras relacionadas con los ingresos y recursos del Indep parecen irrisorias para lo que se requiere, no hay un plan de ingresos por parte de la institución porque no se sabe cuánto recuperará el Indep en los próximos años. ¿Cuánto se robarán en las próximas décadas y que será recuperado por el Indep? ¿Cuánto de lo que se robaron en el pasado será suficiente para generar flujos importantes para capitalizar el fondo semilla?

FND, alta morosidad

La Financiera Nacional de Desarrollo Agropecuario, Rural, Forestal y Pesquero (FND) está en liquidación y tiene un grave problema.

La FND tenía hasta junio pasado un índice de morosidad de 51.9 por ciento, muy alto para cualquier estándar financiero.

Si logra resolver el problema, los recursos que se obtengan de cualquier manera serán mínimos para capitalizar el “fondo semilla” y serán por única ocasión.

Órganos autónomos, recursos insuficientes con el tiempo

La eventual desaparición de los órganos autónomos podría dejar varios miles de millones de pesos para financiar el fondo de pensiones, pero tendrían que etiquetarse a partir de ahora para ser destinados vitaliciamente al fondo y además buscar una forma de que sean crecientes, porque con los años serían totalmente insuficientes para mantener sólido el fondo.

¿Aportaciones voluntarias?

En la iniciativa se presenta incluso la posibilidad de que se hagan aportaciones por parte de personas físicas y morales, algo así como en la nacionalización de la industria petrolera en 1938, una especie de llamado al nacionalismo que, si bien es loable, tampoco en modo alguno es una fuente constante y creciente para el fondo de pensiones.

En los próximos meses, el gran debate no debe ser si los mexicanos merecemos o no mejores pensiones, sino cómo se financiará el aumento a las pensiones de forma constante y creciente para evitar daño a las finanzas del país. De otro modo, se habrá perdido una gran oportunidad en aras del discurso y la politización de un tema económico de relevancia nacional.

MÁS NOTICIAS:

Comentarios