Equidad de género por la competitividad

El panorama socioeconómico actual demanda que para una mayor competitividad es necesario implementar políticas de igualdad de género.

25-03-2010, 4:22:49 PM

Una reciente encuesta de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) reveló que la equidad de género fortalece la democracia y demuestra la capacidad política de las mujeres.

Esta conclusión permite revelar que la equidad en los ambientes de trabajo puede ayudar en gran medida a la competitividad.

Cabe recordar que según el Instituto Nacional de Estadísticas (INEGI),  la competitividad “es la capacidad de una industria o de una economía para competir con la oferta externa de productos en el mercado extranjero”.

En este sentido, se hace imposible conseguir la denominada competitividad si no se considera este importante punto. La participación laboral femenina es fundamental en este plano.

Sobre todo tomando en cuenta que cada vez las féminas tienen cargos más relevantes en el mercado laboral, como lo indican informes de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

El estudio
En el marco del Día Internacional de las Mujeres, el recién pasado 8 de marzo, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) entregó el informe de la encuesta que se hizo entre los últimos meses del 2009 y principios del 2010.

Las preguntas del estudio fueron respondidas por diversas personalidades del ámbito público y privado tales como empresarios, políticos, académicos y líderes de distintas áreas.

El 66% de los encuestados coincidió en que el ascenso político de ellas ha ayudado a “demostrar la capacidad política de las mujeres”, lo que deja de manifiesto la influencia que están teniendo las féminas a nivel internacional.

Innovación
Según el modelo de ventaja competitiva del economista estadounidense, Michael Porter, la estrategia competitiva usa acciones ofensivas o defensivas para crear una posición defendible en una industria, con el fin de derrotar a sus rivales.

Desde esta perspectiva resulta radical tomar una posición de innovación para mejorar la imagen y políticas de la empresa. Está demostrado que las más grandes empresas del mundo están ganando ventaja gracias a una base que considera la equidad de género. 

La brecha de género puede ser la peor forma de hacer avanzar a la compañía. De hecho, un informe que realizó el Foro Económico Mundial (WEF) indicó que uno de los mayores obstáculos en las empresas mexicanas es la equidad de género en el trabajo. 

El estudio, denominado “Corporate Gender Gap Report 2010”, demostró que nuestro país está marcado por el machismo social y el sentido patriarcal de las empresas, lo que determina una escasa innovación en las políticas laborales.

Es en este aspecto donde se refleja el motivo por el cual algunas organizaciones no consiguen mayor productividad.

De esta forma, conviene imitar las dinámicas de las grandes economías mundiales y otorgar más paridad de género en los negocios, la que tiene como implicancia tener un mejor mecanismo de competitividad.

 
www.altonivel.com.mx