revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Empresas

Una propuesta educativa diferente para crear un mejor país

La IBERO reconoce el valor de la educación como eje del crecimiento de México y lo refleja en su plan de estudios.

10-12-2019, 2:15:32 PM
IBERO

La Universidad Iberoamericana, institución con 76 años de historia, está convencida que la educación es la vía para que el país alcance un nuevo nivel. Para cumplir con este objetivo, ha desarrollado un plan de estudios con miras al 2030, con un enfoque sin paralelo, el cual busca formar a sus estudiantes con nuevas aptitudes acordes a las necesidades y retos del mañana.

El compromiso de la educación como agente de cambio, se aborda a través de planes de  estudio a nivel licenciatura, posgrado y programas de Técnico Superior Universitario (TSU). Todos con un enfoque centrado en dos objetivos primordiales: la pertinencia y la incidencia social.

Se trata de construir, de mejorar, de ayudar a quien lo necesita. Dejar atrás la ganancia personal y pensar en beneficios universales que lleguen a más personas.

Con esta propuesta de educación, las y los alumnos adquieren un enfoque a futuro. Los egresados aprenden y asimilan habilidades únicas que pueden aplicar en proyectos propios, en corporativos o grandes negocios.

Esta perspectiva sirve para que las ideas desarrolladas por la comunidad estudiantil de la IBERO, tengan un componente social en sus objetivos y metas, impactando de forma positiva a su comunidad con acciones concretas.


Este compromiso de la Universidad no es nuevo. Desde su fundación hace casi ocho décadas, la IBERO se ha caracterizado por ser aliado en la construcción de un país más solidario, igualitario y democrático, siempre con la educación como base.

Es un objetivo que va a la par de lo que un emprendedor hace en México. Desarrolla y pone en acción ideas para mejorar en primera instancia a su comunidad y después al país. El valor de la educación continua radica en que se forman profesionales que resuelven necesidades de varios sectores, en especial de grupos excluidos y vulnerables. De igual forma, descubren cómo innovar y, al final, crean nuevas realidades.

Para lograrlo, la IBERO propone enseñar a través del discernimiento ignaciano. De esta manera, los estudiantes y futuros emprendedores tienen una herramienta para enfrentar la realidad con empatía, claridad y fuerza de espíritu. Se trata de assets que harán la diferencia en sus futuros proyectos y servirán como sustento para fortalecer sus empresas.

Sin duda, la educación continua es esencial para construir un mejor país. Primero con los estudiantes, después en sus negocios, siguiendo con sus comunidades y finalizando con el país. Resolverán los retos que se les presenten y aprovecharán las oportunidades para construir un mejor futuro.

Conoce más sobre este innovador modelo de educación en ibero.mx.