Turismo

Los Amigos, el hotel verde que quiere conquistar a Tulum

Dos viajeros extranjeros descubrieron el potencial turístico de México y, ahora, suman más de 10 proyectos residenciales que funcionan a manera de hotel.

16-04-2018, 8:10:18 AM

Tulum.-El viaje mochila al hombro de un joven estadounidense y un alemán por Latinoamérica les hizo descubrir algo que cambió sus vidas. Los viajeros Marc Levy y Nico Wilmes descubrieron la oportunidad de fundar el primer proyecto turístico y de energías verdes en Tulum, Quintana Roo.

En 2010, los dos jóvenes se conocieron en Antigua, Guatemala, mientras viajaban por Latinoamérica, con el propósito de aprender español y conocer la geografía de los países centroamericanos. Los dos nuevos amigos decidieron desde ese momento iniciar un viaje juntos por cuatro meses.

“Yo tenía un departamento en México y estaba descubriendo las oportunidades que yo podía aprovechar en mi vida culturalmente y económicamente”, asegura Nico, quien dice que viajó por Nuevo León, Guanajuato, Guerrero y la Riviera Maya.

Hoy, el viaje se ha prolongado y lo que inició como una exploración se convirtió en una oportunidad de negocio. A finales de 2012, los dos empresarios mochileros construyeron la primera casa en Tulum y la llamaron Los Amigos.

En la actualidad, la firma cuenta con 10 proyectos operativos y la mayoría en proceso de construcción, los cuales suman 250 departamentos o habitaciones. La inversión inicial fue de 100,000 dólares y, ahora, cada desarrollo puede alcanzar sumas de hasta 30 millones de dólares. “El cielo es el límite”, dice Nico.

Las instalaciones cuentan con paneles solares en los techos de los edificios residenciales y una flor gigante conformada por la tecnología fotovoltaica, los cuales proporcionan energía eléctrica a los espacios.

La empresa fundada por los dos extranjeros es la primera en hacer uso de tecnologías limpias para producir su propia energía eléctrica. La entrada del centro turístico muestra la primera estación de recarga para autos eléctricos, que es utilizada por un auto Tesla y un Nissan propiedad de la compañía, los cuales se han convertido en un atractivo para los lugareños.

Nico y Marc creen en el potencial de crecimiento del país y, mientras desarrollan sus proyectos en Tulum, no descartan que el futuro los lleve en un viaje de negocios a un nuevo destino turístico.

Central Park

Este es el proyecto residencial de Central Park, en Tulum. Un gimnasio, un spa, un restaurante especializado en ofrecer a los comensales alimentos y bebidas libres de azúcar, son parte de las amenidades que intentan conquistar a los huéspedes.

“Tulum es una increíble oportunidad de enseñar cosas que se vuelven increíbles para los huéspedes”, dice Nico.

Los empresarios están convencidos de que la gente visita Tulum por la naturaleza del destino, y no por el hecho de hacer fiestas o compras. Por ello, los desarrollos crecen en medio de espacios verdes que se extienden por toda la zona.

Las primeras construcciones, con una docena de habitaciones, fueron solo una prueba para conocer el interés que su propuesta podría representar para el mercado turístico.

Las primeras habitaciones se rentaban en Airbnb y poco a poco fueron despertando el interés de los visitantes, pero también de inversionistas nacionales e internacionales que deseaban sumarse al proyecto.

“Nuestra visión era solo vender Real Estate en Tulum”, recuerda Marc.

Los departamentos que construyen los empresarios son financiados por el capital obtenido en la preventa de los inmuebles, para después ser ofertados para los huéspedes internaciones que buscan un hotel en la región maya.

Los viajeros

Nico se define como un viajero, mientras que Marc comparte también la pasión de su amigo por conocer nuevas culturas y lugares, pero también como un amante del español, idioma que practican los dos empresarios.

Marc tiene experiencia en la arquitectura y el diseño dentro de su carrera de ingeniero, mientras que Nico cuenta con conocimientos en tecnologías limpias.

El modelo de negocio les ha permitido obtener gran parte de los recursos para financiar los nuevos desarrollos, ya que para un extranjero no es tan sencillo comprobar un historial financiero fuera de su país ante los bancos mexicanos.

El complejo Central Park tiene un pequeño cine, el cual sus propietarios esperan que comience a funcionar pronto para los propios viajeros que se hospedan en el lugar y los habitantes de la localidad.

La primera inversión realizada por la naciente empresa fue por 100,000 dólares, la cual fue aportada por los dos empresarios en partes proporcionales.

“Cada empresario en el mundo quiere hacer dinero y ese es su derecho; nosotros tenemos negocios en nuestros países y nuestra principal para invertir en México no era el dinero, sino tener una manera distinta de vivir”, asegura el socio alemán, quien tiene una empresa de cajas de cartón en Alemania.

La visión de los dos empresarios es de largo plazo. La firma se encuentra abierta a realizar inversiones conjuntas para crecer con el modelo de negocio que ya han aprobado.

—¿Qué creen que la ha dado confianza a los inversionistas y clientes en México?

—Cumplir, dicen Marc y Nico al mismo tiempo.

“Cumplir cosas en México vale mucho más que en nuestros países, porque no es tan común cumplir en calidad y tiempo”, dice Nico Wilmes.

Los Amigos cree que el potencial para desarrollar nuevos proyectos en Tulum se mantendrá vigente durante los próximos 10 años y la intención es que participe con nuevos complejos. Además, se encuentran abiertos en el futuro a llegar nuevos territorios del país.

Ninguno de los dos empresarios duda del potencial que tiene México y desean seguir invirtiendo en el país, pese a voces que podrían pensar lo contrario. A inicios de marzo pasado, Estados Unidos emitió una alerta de viaje para visitar Playa del Carmen, en Quintana Roo.

Nico está consciente de los problemas de inseguridad y corrupción que vive el país, pero cree que tiene oportunidades de crecer y continuar el camino de desarrollo.

Nico Wilmes y Marc Levy están listos para continuar su viaje por México y mantener el negocio que iniciaron hace casi 6 años.  El viajero estadounidense tiene bien claro el destino: “Nosotros queremos que las personas recuerden a Los Amigos como una empresa que tuvo un impacto productivo en Tulum o en cualquier otro lugar”.

También podría interesarte:

Comentarios