Empresas

Las turbulencias que pueden darle otro destino a Volaris

Una mayor competencia y los costos del combustible ponen contra las cuerdas los márgenes de Volaris, mientras los inversionistas miran una opción para salir de la crisis que cambiaría la esencia de la aerolínea.

09-05-2018, 7:59:05 AM
volaris

Volaris enfrenta una de sus épocas más complejas. Las acciones de la aerolínea mexicana se han depreciado y han caído en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) en su peor nivel desde hace 3 años. Una mayor competencia y los costos del combustible son la causa de esta situación.

“La principal causa es un ambiente competitivo mucho más intenso de lo esperado tanto en el mercado transfronterizo entre Estados Unidos y México, así como en el mercado doméstico, especialmente en el nicho de las aerolíneas de Ultra Bajo Costo como Volaris”, asegura Mauricio Martínez Vallejo, analista de Grupo Bursátil Mexicano (GBM).

La mayor competencia se debe a que ahora más aerolíneas participan en el mercado transfronterizo, después de que Estados Unidos y México ratificaran el acuerdo bilateral de aviación en 2016.

Pero no solo Volaris se enfrentan a nuevos jugadores internacionales, sino a competidores nacionales. VivaAerobus tiene mayor relevancia en el mercado doméstico, con un modelo de negocio que apela al mismo tipo de viajero que la aerolínea dirigida por el guatemalteco Enrique Beltranena.

En los últimos años, la estrategia de la aerolínea, que se ha convertido en sobreviviente de entre las firmas que perecieron en el pasado, fue aprovechar los bajos precios del petróleo para impulsar su estrategia de negocio. Sin embargo, los combustibles aumentan nuevamente.

Volaris y las otras aerolíneas con las que participa en el mercado enfrentan el aumento en el precio de la turbosina, el combustible utilizado para las aeronaves. El entorno internacional ha ocasionado que los combustibles se aprecien.

La salida de Estados Unidos del acuerdo nuclear con Irán es otro presagio de un aumento en el precio del petróleo, ya que algunos miran épocas de desabasto del oro negro por cuestiones políticas.

El aumento en los precios de la turbosina no es un asunto que se encuentre en las manos de Volaris, ya que depende de los precios que fije el mercado, asegura Miguel Ángel Corro, director del Departamento de Economía del Tecnológico de Monterrey, campus Santa Fe.

Estas son las turbulencias que enfrenta Volaris y la encrucijada que debe resolver si quiere regresar a ser la favorita de los inversionistas.

Turbulencias a mitad del camino

En abril pasado, la empresa comenzó a vivir las turbulencias en el precio de su acción. La principal oferta y ventaja competitiva de Volaris reside en ser una aerolínea de ultra bajo costo. Hoy, a 12 años de haberse fundado, la empresa observa un mercado más competido que en el pasado.

“Es una industria muy competida. Hay una variedad importante de opciones en la que Volaris no puede salir de su estrategia de ofrecer bajos precios”, asegura Miguel Ángel Corro, director del Departamento de Economía del Tecnológico de Monterrey, campus Santa Fe.

“La empresa vive un proceso de transición”, dice Ángel Méndez Mercado, académico de la Universidad La Salle. Los márgenes de la empresa se están reduciendo y se refleja en la información financiera, lo cual no le gusta al inversionista.

“La idea de sacrificar porcentajes de ganancia en pro de incrementar sus números de vuelos fue una buena estrategia para que la gente los volviera a ver, pero, ahora, le está pegando más por el tipo de cambio y el costo de los combustibles”, dice Méndez Mercado.

“Tal vez, lo más conveniente para esta compañía no es necesariamente suspender los precios que han sido muy atractivos, pero sí estar atentos a lo que ocurre en el mercado de los hidrocarburos”, territorio que es gobernado por el entorno mundial.

La estrategia de los combustibles era una apuesta de alto riesgo, que duró un tiempo en el que se mantuvo estable”, dice el académico del Tec de Monterrey. El 26% de los costos de la firma mexicana derivan del consumo de combustible, lo que muestra la magnitud del problema. Mientras hace 3 años el costo de un litro de turbosina era de 6.53 pesos por litro, el precio por la misma cantidad rebasa los 12 pesos, dice el especialista.

Frente al entorno competitivo y de precios que enfrenta la aerolínea mexicana, “los tenedores de acciones mejor dicen ‘volamos’ antes de quedarnos con Volaris”, asegura Corro.

Las inversiones en acciones son en el mediano y largo plazo, aunque la mayoría de las empresas se han visto afectadas por la volatilidad internacional, lo que ha puesto a prueba la confianza de los inversionistas. “Tenemos que esperar a que el mercado se tranquilice un poco”, dice el académico de La Salle, al considerar el futuro de la empresa en el mercado de valores.

La aerolínea está apostando a un mercado de turismo interno y eso puede ayudar a que su flujo resista.

Lee Así es como te afecta el monopolio de las aerolíneas en México

El aterrizaje de Volaris

Ha existido un aumento de los clientes de Volaris, pero sus costos le ponen en la disyuntiva de dejar operar con precios bajos para no sacrificar las ganancias.

Durante abril pasado, la aerolínea transportó un millón 483,000 pasajeros, lo que representa un alza del 7.2%, gracias al movimiento nacional que creció 11.3%, mientras que el internacional bajó 7.4 por ciento.

En los primeros cuatro meses de 2018, Volaris ha transportado cinco millones 746,000 pasajeros frente a los cinco millones 348,000 de 2017, lo que se traduce en un incremento de 7.4% comparado contra el mismo periodo del año pasado.

Uno de los caminos por los que podría optar la empresa para recuperar el vuelo es ajustar sus precios para no sacrificar las utilidades, aunque eso modificaría su principal oferta hacia los clientes, explica Corro.

“El panorama apunta a que, durante el año, Volaris tendrá que cuidar mucho como despliega su capacidad y en qué mercados, por lo que probablemente veamos menor capacidad en mercados hacía Estados Unidos para recuperar algo de rentabilidad, sin embargo, esperamos presiones en márgenes para el resto del año y recuperándose en 2019”, dice Mauricio Martínez, de GBM.

El analista considera que el mayor reto de Volaris será convencer al mercado de su habilidad para mejorar sus márgenes operativos, mientras fortalece sus principales mercados en aeropuertos como Guadalajara y Tijuana.

Alto Nivel solicitó la opinión Volaris, pero hasta el cierre de esta edición no hubo respuesta por parte de la aerolínea de ultra bajo costo.

“También será interesante ver cómo puede incrementar su presencia en el Aeropuerto de la Ciudad de México, ya que la saturación de éste lo hace bastante difícil”, dice Martínez.

Lee Así fue como la aerolínea salvó a una niña de explotación sexual

También podría interesarte:

Comentarios