Empresas

Terrafina detiene sus inversiones por el TLCAN y las elecciones

Terrafina es un termómetro de la actividad industrial en México. Aproximadamente, un 30% de los inquilinos de manufactura de exportación en los inmuebles de la Fibra participan en el sector automotriz.

31-05-2018, 4:05:16 PM

Fibra Terrafina ha decidido guardar cautela en sus inversiones durante este año electoral y de renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). El Fideicomiso de Inversión en Bienes Raíces especializado en inmuebles industriales no invertirá en nuevas adquisiciones durante 2018.

“Durante 2018 no vamos a hacer más adquisiciones y no vamos a ir al mercado a levantar dinero… una vez que tengamos un poco más de certidumbre de cómo estará el Tratado de Libre Comercio, con las elecciones en México, entonces sí vamos a evaluar la estrategia de crecimiento”, dice en entrevista Alberto Chretin, presidente del Consejo y director general de Terrafina.

La empresa se encargará este año de integrar el portafolio que han adquirido y se enfocará en sostener los niveles de ocupación que mantienen sus inmuebles, que se ubica en 95.1%, lo que muestra la demanda del mercado para ocupar sus espacios industriales.

“En 2018 nos vamos a encargar de consolidar e integrar nuestro portafolio”, dice el directivo mexicano.

Hoy, Terrafina cuenta con más de 40 millones de pies cuadrados, lo que se traduce en 284 propiedades industriales y 12 reservas territoriales en 31 ciudades. El número de propiedades es el doble de que tenía la Fibra hace 5 años.

“Creemos que hemos alcanzado una masa crítica muy importante, ya que tenemos el 5% del mercado inmobiliario industrial en México”, asegura el directivo.

El portafolio genera ingresos anuales por un monto 200 millones de dólares (mdd) y distribuye entre sus inversionistas cerca de 100 mdd al año.

Un 45% del público inversionista que participa en Terrafina son las Afores y el porcentaje restante se compone de fondos soberanos y de pensiones en el extranjero.

Focos rojos

Terrafina es un termómetro de la actividad industrial en México. Aproximadamente, un 30% de los inquilinos de manufactura de exportación en los inmuebles de la Fibra participan en el sector automotriz

“Hay muy pocos proyectos nuevos. Sin embargo, nuestros inquilinos actuales siguen operando, porque están muy contentos con sus operaciones”, explica Alberto Chretin.

Las discusiones en la renegociación del TLCAN entre México, Canadá y Estados Unidos no han afectado, hasta el momento, los planes de las compañías que tienen sus instalaciones en los espacios de Terrafina.

“Estas empresas están viendo que en caso de que se modifique el TLCAN o que inclusive se cancele, significará una cuestión de costo, pero de ninguna manera alguno de nuestros inquilinos ha manifestado su decisión de reducir operaciones o de irse del país”, asegura el directivo.

Aunque lo cierto es que las empresas guardan la misma cautela de Terrafina para invertir este año frente a las percepciones que tienen del entorno.

“México seguirá siendo la plataforma exportadora para Norteamérica”, dice Alberto.

La inseguridad en el país es un tema muy importante para Terrafina y sus inquilinos. Los parques industriales han fijado protocolos contingentes para garantizar la seguridad de las empresas.

“El tema de seguridad sí es uno que sí preocupa. Ha habido algunos incidentes que no son graves, pero sí un tema que continuamente aparece”, revela Chretin.

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) y otros organismos del sector empresarial san manifestado su llamado al gobierno federal de garantizar la seguridad de las operaciones que mantienen las empresas en el país.

Un instrumento consolidado

Chretin trabajó por cerca de 20 años en una empresa estadounidense de manufactura orientada a la exportación, la cual le permitió realizar la expansión operativa de la firma en México, Brasil y Europa.

De forma posterior, el ejecutivo mexicano fue director general de Intermex y en Estados Unidos participó en el desempeño de Verde Ralty, un vehículo de inversión denominado REIT (Real Estate Investment Trusts), modelo que es el antecedente las Fibras.

Alberto Chretin fue el encargado de elaborar el plan de negocio y el proyecto de colocación en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) de lo que hoy es Fibra Terrafina.

Las Fibras han dado un impulso a los desarrollos inmobiliarios en México, promovido la inversión en parques industriales y dado la oportunidad al público inversionista de participar en instrumentos basados en bienes raíces.

Terrafina basa su estrategia en la adquisición de inmuebles estabilizados para la industria. Los inmuebles rentan sus espacios y fijan el precio en dólares, lo que intenta garantizar al público inversionista sus ganancias.

Las Fibras invierten en inmuebles destinados a centros comerciales, hoteles, oficinas y parques industriales.

“Ha sido muy afortunado que las Fibras se hayan desarrollado en México y se han desarrollado en varios sectores”, asegura Alberto Chretin.

También podría interesarte:

Comentarios