Responsabilidad Social

Ellos reciclaron la basura en el mar y crearon una botella

La botella creada con basura de las playas y con la que P&G quiere generar conciencia en México.

27-08-2018, 7:30:12 AM
Basura reciclada en botella Basura reciclada en botella

En 2016, durante el Foro Económico Mundial, en Davos, Suiza, el CEO de Procter & Gamble (P&G), David S. Taylor, conoció de cerca el problema de los plásticos en los océanos, y aunque en su empresa ya tenía una serie de objetivos de sustentabilidad hacia 2020 en temas de clima, aguas y desechos, tomó la decisión de implantar también acciones para abordar esa problemática ambiental.

A partir de ese momento, esta compañía trasnacional de bienes de consumo con sede en Cincinnati, Ohio, se enfocó en la creación de envases fabricados a partir de desechos plásticos recogidos de las playas, y el primero de ellos se presentó el año pasado en Francia.

Ahora, la empresa empezará a introducir ese tipo de envases en Latinoamérica, por lo que el pasado domingo presentó en México el primero de ellos en Ixtapa Zihuatanejo, Guerrero.

Se trata de un envase de la marca de champú Head & Shoulders, el cual fue fabricado a partir de desechos recogidos de playas localizadas en México y otros países de Latinoamérica y que se lanzará al mercado en una edición especial de 600,000 botellas.

Con esta botella, que por primera vez en su historia no es del color blanco debido a su proceso de fabricación, se evitó que 22,000 kilos de plástico permanecieran en las playas, destaca Claudia Herrera Moro, directora de comunicación de Procter & Gamble para América Latina y México.

Carlos Tomasini

Plástico triturado

Todo empieza recogiendo plásticos

El proceso para crear estos envases inicia con la recolección de los plásticos por parte de voluntarios (principalmente), para después ser separados y clasificados de manera manual en la empresa Terracycle, con sede en Nueva Jersey, y después procesado para que cumpla con las normas de seguridad y calidad requeridas.

El siguiente paso es crear una resina con la que, finalmente, Procter & Gamble da forma a las botellas como las que está presentando ahora en México y que fueron elaboradas en su planta de Mariscala, Guanajuato, la cual está dedicada exclusivamente a la elaboración de champús de sus diferentes marcas y que también exporta a toda Latinoamérica, además de parte de Europa y Estados Unidos.

“Para desarrollar estos envases, tuvimos que buscar y unirnos con expertos que ya llevan muchísimos años desarrollando la tecnología necesaria”, recuerda Herrera Moro.

Por ahora, el proceso es todavía algo complicado y artesanal, por lo que el costo de fabricación de la botella es, aproximadamente, 10% más caro que la normal creada con resina virgen; sin embargo, el precio al público será el mismo de siempre, aclara.

La empresa espera que, con este tipo de acciones, la fabricación de envases similares sea cada vez más común en el mundo y, por lo tanto, se vuelva más económica.

“Queremos crear más conciencia en otras empresas, porque si nos unimos más instancias a tratar de desarrollar este tipo de soluciones a gran escala, podemos tener una propuesta económicamente viable”, apunta Herrera Moro.

La ejecutiva señala que desean ofrecer al público una mayor oferta de valor sin que pague sobreprecios, como sucede en el mercado con productos orgánicos o reciclados que cuestan dos o tres veces más. “La mayoría de la gente no está dispuesta a pagarlo”, asegura.

Carlos Tomasini

Carlos Tomassini

Menos de 1% en el mundo

De acuerdo con Herrera Moro, esta empresa tiene como objetivo que, para 2030, todos sus productos –tiene 65 marcas a nivel global– se comercialicen en empaques o envases reciclables.

Menos de 1% de los plásticos que se generan en el mundo pertenecen a productos de Procter & Gamble; sin embargo, por ser lideres en sus ramos, decidieron encabezar este esfuerzo para servir de ejemplo a otras compañías, reitera la ejecutiva.

“Esperamos que con esta iniciativa haya una reacción más favorable y más gente se quiera unir a este tipo de esfuerzos”, subraya.

Carlos Tomasini

Botella de plástico reciclado

La conciencia de las nuevas generaciones

Actualmente, se vive un momento en el que las personas están generando mucha más conciencia sobre temas medioambientales, como el de los plásticos, apunta Herrera Moro.

“Las nuevas generaciones tiene mayor conciencia porque están viendo de cerca el problema, además de que ya hay datos que indican que, por ejemplo, para 2050 habrá más plásticos que peces en el mar”, advierte. “Eso los hace decidir que tienen que hacer algo”.

En el tema de medio ambiente, indica, esta compañía, además de sus marcas, operaciones y empleados, también quiere integrar a los consumidores, ya que si éstos no cumplen con su parte, los esfuerzos, como la reducción de plásticos y el reciclaje, no podrán funcionar.

En las seis plantas que Procter & Gamble tiene en México, además de ahorros en consumo de energía y agua, cuentan con un programa para mandar cero desechos a rellenos sanitarios. “Todo en las operaciones se reutiliza, tanto en la producción como en las oficinas”, explica.

Posible oportunidad de negocio

Estas iniciativas también abren oportunidades a empresas medianas y pequeñas que cuenten con las innovaciones necesarias para llevarlas a cabo, destaca Herrera Moro.

En Procter & Gamble cuentan con un programa llamado “Connect and Develop” (pgconnectdevelop.com), mediante el cual los emprendedores pueden proponer sus proyectos.

“Es en este tipo de áreas en donde pueden surgir más oportunidades”, indica.

El lanzamiento de la nueva botella de esta marca de champú, que es la más vendida en México y a nivel mundial, fue encabezado por el actor Diego Boneta e incluirá actividades como la limpieza de playas en Ixtapa Zihuatanejo.

También podría interesarte:

Comentarios