Buscador
Ver revista digital
Empresas

¿Qué riesgos corres al no aceptar un modelo de trabajo flexible?

25-11-2021, 10:25:41 AM Por:
Home Office
© Depositphotos

Fue mejor de lo que se esperaba la experiencia que se vivió al trabajar de forma flexible, por lo que se disminuyeron los prejuicios que se tenían sobre laborar desde los hogares.

El trabajo híbrido y remoto son dos conceptos que han liderado la conversación del futuro del trabajo. Actualmente, las organizaciones en todo el mundo están redefiniendo su estrategia y evaluando los beneficios que un nuevo modelo de trabajo trae no solo a los negocios sino también a los colaboradores.

Varios estudios demuestran que cada vez más empresas van a optar por la flexibilidad, misma que será distinta de una organización a otra. Habrá quienes solo tengan más apertura con los horarios, o bien los que designen algunos días para trabajar en casa, e incluso otros que estén abiertos a un esquema totalmente remoto. Sin embargo, somos testigos de una nueva manera de ver la forma de trabajar, mucho más apegada a objetivos y productividad que a horarios dentro de un espacio delimitado, por lo menos para la mayoría de las empresas. Aún cuando no habrá un modelo genérico, el futuro del trabajo ha cambiado y veremos grandes beneficios a raíz de estos cambios.

De acuerdo con una encuesta global realizada por Economist Impact para Google Workspace, en octubre de este año, 75% de los encuestados cree que el trabajo híbrido y/o flexible será una práctica estándar en las organizaciones en los próximos tres años. Algo a resaltar es que el 70% de quienes respondieron dijeron que, antes de la pandemia, nunca habían trabajado de manera remota, lo que hace notar que el cambio en la cultura de trabajo es significativo.

El trabajo ahora va más allá del lugar en el que lo haces. Esto no solo se debe a que durante los meses de confinamiento la productividad se mantuvo, sino que incluso hubieron grandes beneficios que aquellos negocios que aún no están listos para dar el paso podrían desaprovechar. De acuerdo con el estudio de Economist Impact, dentro de las aportaciones se destaca el ahorro de costos operativos para las empresas que les abre la oportunidad de llegar a un talento al que en el pasado, por cuestiones de ubicación u horario no podían acceder. Además, este tipo de trabajo responde a una mayor conciencia ambiental. Al haber menos personas viajando diariamente a la oficina, se reduce la huella de carbono de la compañía.

Una de las principales ventajas es la motivación de los trabajadores. El estudio muestra que los empleados están más motivados cuando tienen políticas que permiten el trabajo remoto e incluso hay menos faltas. Tener mayor autonomía, flexibilidad y mejor balance de vida y trabajo es uno de los mayores beneficios que ven los colaboradores en los modelos híbridos y remotos. Una encuesta realizada por McKinsey & Company reveló que el 52% de los empleados preferiría un modelo de trabajo flexible al terminar la pandemia, en comparación del 30% que lo pensaban de esta manera antes de la pandemia. Y esta no es la única encuesta que refuerza este punto, hay varias, incluyendo una de Pew Research Center, donde la mitad de las personas aseguró que preferiría seguir trabajando desde casa si se les diera la opción. La experiencia que se vivió al laborar de esta manera los últimos meses fue mejor de lo esperado, por lo que se redujeron los prejuicios que existían sobre trabajar en casa. El trabajo híbrido pasó de ser una práctica ocasional de algunas compañías a una expectativa de las personas a nivel global para mejorar su calidad de vida y aumentar la productividad. El estudio también resalta que lo que antes se consideraba como un privilegio de algunos es ahora visto como un derecho general, y las organizaciones que no tengan esta flexibilidad pueden ser percibidas de manera negativa por sus colaboradores.

El cambio está sucediendo y, aunque los detalles aún están definiéndose, estamos entrando en una nueva era del significado del trabajo. Para llegar al camino ideal se necesitará probar distintas opciones y evaluar qué significa la productividad en cada organización y cómo aprovechar la tecnología para mantener a los trabajadores en contacto y colaborando. La clave está en trabajar en la adaptación, tanto de los procesos como de las personas, para lograr un modelo flexible y adecuado para todos. La revolución del trabajo híbrido ya comenzó y quienes se mantengan flexibles y tengan una mente abierta serán quienes más se beneficiarán de ello.

ÚLTIMAS NOTICIAS:

mm La revista líder en emprendimiento de México.
Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Comentarios