revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Negocios

Viable crecimiento mexicano con Banca de desarrollo: S&P Global Ratings

El programa contracíclico del gobierno federal señala un monto de hasta 270 mil millones de pesos en créditos para los próximos meses

11-10-2019, 10:31:02 AM
Pesos

En el contexto de la estrategia contracícilica anuciada en julio pasado por el gobierno mexicano, la firma S&P Global Ratings considera en un informe que la banca de desarrollo mexicana tiene la flexibilidad financiera suficiente para respaldar el programa económico contracíclico e impulsar a la economía mexicana en los próximos meses.

De acuerdo con el análisis, los niveles actuales de capitalización de los 3 bancos de desarrollo más grandes en México (Bancomext, NAFIN y Banobras) indican que pueden soportar un incremento de hasta 393,000 millones de pesos (mdp), algo así como 19,900 millones de dólares (mdd), de cartera y/o garantías sin comprometer las evaluaciones actuales de capital.

Si consideramos que de acuerdo con el programa económico contracíclico anunciado por el gobierno, estas 3 instituciones destinarán cerca de 270,000 mdp al sector privado a través de garantías de crédito y líneas crediticias de primer y segundo piso, para estimular el crecimiento económico, es evidente que existe el respaldo financiero suficiente para lograr el objetuvo.

Pesos
Depositphotos

Lee: Banca de desarrollo, el otro motor que quiere arrancar

“Esperamos que la banca de desarrollo canalice este financiamiento principalmente hacia sectores donde ha participado históricamente, a fin evitar algún deterioro en su calidad de activos derivado de su incursión en segmentos de mayor riesgo o donde no tenga experiencia”, consideró S&P Global Ratings en su reporte.

NAFIN, Banobras y Bancomext los Bancos con Mayor Capacidad de Préstamo

S&P Global Ratings también señala lo siguiente: En nuestra opinión, NAFIN, Banobras y Bancomext cuentan con la mayor capacidad de otorgamiento de crédito para futuros programas y/o proyectos gubernamentales, aunque existen otras entidades que podrían ir tomando relevancia gradualmente durante el periodo del actual gobierno de México. Entre dichas entidades podría estar Banco del Bienestar, Sociedad Nacional de Crédito, Institución de Banca de Desarrollo (calificaciones en escala nacional: mxAAA/Estable/mxA-1+) con productos de microcrédito y programas de ahorro grupal (distribuido en tandas).

NAFIN, Banobras y Bancomext han mantenido una situación financiera relativamente estable durante los últimos 8 años. En este periodo, estos tres bancos han mostrado tasas de crecimiento manejables, una buena calidad de activos con respecto a la industria bancaria en México y una tendencia positiva en la generación de resultados operativos netos.

Lee: Crecimiento económico y deuda en México

Con base en lo anterior, consideramos que la banca de desarrollo está en condiciones y tiene la capacidad para incrementar su balance, y esperamos que mantenga su enfoque en los sectores en los que históricamente ha incursionado (por ejemplo: pymes, financiamiento a infraestructura, y comercio internacional). La incursión en segmentos en los que no tengan experiencia podría generar un incremento en los niveles de incumplimiento.

Banca de desarrollo y sus diferentes niveles de capitalización

Para evaluar la capitalización de los bancos a nivel global, se utilizó el índice de capital ajustado por riesgo proyectado (RACF, por sus siglas en inglés) para obtener un indicador inmune a las diferencias en las definiciones jurisdiccionales de capital. La evaluación de capital y utilidades varía conforme el nivel del RACF, y afecta de manera negativa o positiva, según sea el caso, la evaluación del perfil crediticio individual (SACP, por sus siglas en inglés para stand-alone credit profile) de los bancos.

Lee:Así es como México rompería la maldición del crecimiento económico

mercado de afores
Depositphotos

S&P Global Raings señala en su reporte que De acuerdo con su índice de RACF, Banobras actualmente es el banco de desarrollo mejor capitalizado, y en consecuencia tiene mayor flexibilidad para incrementar su cartera. Según las estimaciones, el banco podría soportar un aumento de poco más de 8,100 mdd (crecimiento de 37% de la cartera total), sin que esto afecte su evaluación actual de capital como fuerte, es decir, por encima del 10%. Para proveer contexto a dicha cifra, ese monto es superior a lo presupuestado para los proyectos de la refinería de Dos Bocas (8,000 mdd), el Aeropuerto de Santa Lucía (4,500 mdd) o para el Tren Maya (8,000 mdd). Todos estos grandes proyectos planeados por la actual administración que podrían requerir en un futuro financiamiento por parte de la banca de desarrollo.