Sistema fiscal, caro y difícil de admini

De acuerdo con el CEESP, es necesario que la reforma fiscal se centre en mejorar sus reglas de cumplimiento para elevar el ritmo de crecimiento.

31-03-2010, 8:06:40 AM

Tal parece que en el próximo periodo de sesiones que inicia en febrero, la atención se centrará en la discusión sobre la reforma fiscal.

Esto no quiere decir que otras reformas sean menos importantes, como la política o la laboral, pero las necesidades del país requieren antes que otra cosa, un entorno fiscal que estimule la actividad económica y contribuya a mejorar la distribución del ingreso.

Las propuestas para la reforma fiscal son diversas, pero lo cierto es que lo ideal es un sistema tributario que eleve el ritmo de crecimiento, y sobre esa base es que se deben dar las discusiones en busca de los mejores cambios posibles.

Un sistema tributario eficiente debe tener reglas de cumplimiento que sean claras y de fácil entendimiento para los ciudadanos. Asimismo, debe ser lo menos costoso posible y sencillo de administrar por parte de las autoridades. Estos aspectos son esenciales para fomentar el pago de impuestos y evitar la evasión fiscal.

En México se tiene un sistema fiscal complejo y costoso de administrar. La multiplicidad de impuestos, exenciones, tasas diferenciadas e impuestos especiales hacen del sistema tributario un estímulo para la evasión y la elusión. Cifras de la Secretaría de Hacienda estiman que en 2007 la evasión fiscal fue equivalente al 26.2%.

Es claro que la falta de cumplimiento de las leyes fiscales incide negativamente en los montos de recaudación. Cuanto mayor es el incumplimiento en el pago, mayor deberá ser la tasa de impuestos para lograr la meta de ingresos tributarios al año. En este entorno, los contribuyentes cumplidos o cautivos deberán enfrentar más impuestos y mayores tasas para cubrir los faltantes de los que no pagan.

Para asegurar el cumplimiento equitativo y apropiado del pago de impuestos es necesario establecer un sistema administrativo funcional, que recaude impuestos e imponga sanciones por incumplimiento a un bajo costo. Para lograr esto, la base gravable debe ser fácilmente calculable y los costos de obtener esa información deben ser reducidos.

Al entender los incentivos y las causas de la evasión se tiene un punto de partida para el desarrollo de políticas orientadas a combatirla. Sin duda el grado de complejidad, multiplicidad de tasas y diversos regímenes especiales alientan la cultura del no pago y conducen a que paguen más los que menos deberían, con un costo de cumplimiento excesivo para el contribuyente y las autoridades. Un elemento central para elevar la eficiencia y equidad del sistema tributario es la simplificación.

La estructura de impuestos puede promover o desalentar la inversión. En México es fundamental fomentar el ahorro y la inversión para incrementar el capital por trabajador con el fin de mejorar la productividad y los salarios y hacer más sustentable la base tributaria que permita estimular el crecimiento económico.

www.altonivel.com.mx