Buscador
Ver revista digital
Negocios

Reportes trimestrales en México pueden mostrar los peores resultados en décadas

13-07-2020, 6:10:34 AM Por:
Peso-Dólar
© Especial

Los reportes financieros serán de gran relevancia, como pocas veces en la historia bursátil de México, pues reflejarán con toda su magnitud el golpe a la economía.

El principal indicador accionario mexicano de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), el IPC, registra una ganancia de 6.4 por ciento respecto al pasado 20 de marzo, periodo en el que inició el confinamiento y cierre de la economía mexicana por la pandemia de coronavirus. Sin embargo, su balance del año es negativo con una contracción de 16.25 por ciento.

Llama la atención el desempeño de nuestro indicador accionario cuando en Estados Unidos es otra la historia; si bien el índice Dow Jones registra un descenso de 8.63 por ciento-la mitad del indicador mexicano-, el S&P500, que incluye a las 500 emisoras de mayor capitalización del mercado estadounidense, muchas de ellas emporios globales, registra una disminución marginal de apenas 0.84 por ciento en el año, mientras que el indicador de acciones tecnológicas, el Nasdaq, reporta un incremento de 18.33 por ciento.

Las lecturas para estos indicadores son claras: en el primer caso, el del Dow Jones, se refleja el descenso de la actividad económica en su conjunto; para el caso del S&P500, las grandes compañías de Estados Unidos empiezan a recuperar atractivo, con todo y el estatus de riesgo en el que se encuentra todavía la economía norteamericana a causa de la pandemia, mientras que el Nasdaq refleja el atractivo y empuje que tienen las empresas del sector tecnológico, justamente por la crisis sanitaria.

Wall St.
Depositphotos

México, una vez más, se encuentra a contracorriente y no es casual, el mercado mexicano ha recuperado algo de lo perdido con la crisis, pero no puede recuperar más ni colocarse en una mejor posición y seguir a sus similares de Nueva York debido a que las empresas que operan localmente viven otro momento.

En este sentido, aunque pudiera parecer evidente, este periodo de reportes trimestrales de las emisoras bursátiles de México, que inicia con la semana, podría ser uno de los peores en muchos años. De hecho, amenaza con ser uno de los más negativos en décadas, toda vez que no se había registrado en el país una crisis tan profunda desde el año 1995, hace ya un cuarto de siglo.

Lee: Estas son las próximas empresas que ingresarán al “club del billón de dólares”

Cifras negativas generalizadas

Los reportes financieros serán de capital relevancia, como pocas veces en la historia bursátil de México, porque en ellos se reflejará con toda su magnitud el golpe a la economía derivado del confinamiento, y sus consecuencias como el desplome en el consumo, la producción y la actividad industrial.

El impacto podría ser integral, es decir, que por primera ocasión en muchos años o de hecho en un fenómeno inédito, lo difícil será encontrar alguna cifra positiva en los indicadores corporativos. Se esperan descensos generalizados en utilidad y, de hecho, reportes con pérdidas más que con utilidades, hundimiento de las ventas, no se diga de los ingresos, disminución de la planta productiva y claros retrocesos en la rentabilidad.

Peso trabajo
Especial

No es lo mismo ganar menos, que perder

En muchas ocasiones, los medios reportan en sus análisis o comentarios que ‘X’ empresa tuvo una menor utilidad, que su utilidad bajó en determinado porcentaje. Sin embargo, no es lo mismo ganar menos, que perder. En los reportes corporativos del segundo trimestre del año la tónica podría ser no una disminución de la utilidad, sino de plano pérdidas. Lo anterior tiene sentido con el hecho de que muchas compañías “operaron” entre los meses de abril a junio sin ingresos, pero con gastos. La disyuntiva entonces no era cómo vender más para obtener recursos, sino de dónde sacar dinero.

Seguramente muchas empresas optarán en sus áreas de comunicación y relaciones públicas por destacar el balance del primer semestre del año; la combinación de un primer trimestre (enero-marzo) regular, con un segundo periodo pésimo (abril-junio), podría ayudar a “compensar” los resultados y salir con balances neutros, lo que en medio de la terrible pandemia y sus efectos económicos sería todo un logro. Elaborar comparativos con respecto al mismo periodo del año pasado, es decir, el segundo trimestre o semestre de 2020 no será tampoco muy favorable, toda vez que hace un año la pandemia no estaba en el radar de la economía mexicana ni global.

Peso mexicano
especial

Balance sectorial devastador

La devastación sectorial será un hecho, tampoco es nada que no haya sido contemplado, pero que de cualquier manera será el reflejo en toda su magnitud del tamaño de la crisis por la que pasa México y de la cual todas las expectativas apuntan a que se recuperará lentamente.

Sectorialmente, no hay mucho que esperar en resultados corporativos, ya que incluso en el supuesto de que algunas grandes empresas cabezas de sector resulten con beneficios, no será suficiente para levantar el desplome económico que se registra.

En este sentido, es importante también señalar que la economía mexicana ya venía mal desde antes de la pandemia, el desempeño del PIB del año anterior fue negativo marginalmente en -0.1 por ciento.

La industria de la construcción, el sector industrial y el de servicios, tendrán retrocesos generalizados, no importa la ganancia de 10.28 por ciento del indicador accionario de la BMV en el segundo trimestre del año ya que no alcanza a borrar el desplome de 20.64 por ciento registrado en los 3 primeros meses del año.

Los balances del primer trimestre del año ya hablaban de las dificultades de las empresas para generar utilidades, en ese periodo hubo retrocesos importantes como los de Alpek que tuvo un descenso de 188 por ciento en este indicador respecto al año previo, Gruma con 45 por ciento menos, Bimbo con 98 por ciento de recorte y Elektra con 97 por ciento.

Lee: Estos estados que dependen del turismo tendrán grandes pérdidas por la pandemia

Las empresas ‘de la esperanza’

Algunas compañías podrían reportar beneficios de modestos a “esperanzadores”. Es es el caso de Walmart, Genoma Lab, quizás Bimbo, Televisa y, definitivamente, América Móvil que se convirtió en el baluarte del sector tecnológico de México durante el confinamiento.

Los resultados podrían hundir un poco más a los indicadores accionarios mexicanos. En este contexto, habrá dos puntos fundamentales que podremos observar en el conjunto de reportes financieros que nos esperan para las siguientes dos a tres semanas:

Waltmart
Depositphotos

1) La profundidad del impacto de la pandemia en las empresas mexicanas: Lo que nos permitirá evaluar el daño en cada sector ya que, como señalamos, casi todas las emisoras son representantes importantes.

2) Qué tan pronta y en qué magnitud puede ser la recuperación: Si los reportes empresariales de las compañías nos dan una sorpresa y salen lo menos negativos posible, habrá esperanzas para una recuperación más rápida, de lo contrario solamente se confirmarán las expectativas prácticamente todo el mundo que hablan de un oscuro panorama para México, a contracorriente del discurso gubernamental que favorece una recuperación en forma de V.

Recomendamos: Los recursos que México requiere “y no tiene” para enfrentar COVID-19

Bolsa Mexicana de Valores COVID-19 crisis económica pandemia reportes trimestrales segundo trimestre 2020
Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Mag21
Comentarios