Buscador
Ver revista digital
Negocios

Reforma fiscal debe dar certidumbre y estímulos para reactivación económica: PwC

01-07-2021, 6:10:00 AM Por:
Ana Paula Jiménez
© Cortesía

Ana Paula Jiménez, la nueva socia directora, comenta cuáles son los principales retos para las organizaciones y la estrategia de la firma para enfrentarlos.

De la reforma fiscal que se presentará y, eventualmente, se aprobará dentro de la discusión del Paquete Económico 2022, solo se sabe una cosa: No contemplará nuevos impuestos ni aumentos en los actuales.

Independientemente de los cambios en el marco tributario que proponga la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), lo cierto es que la necesidad de aumentar la recaudación apremia. De enero a mayo de 2021, los ingresos públicos por impuesto sobre la renta (ISR) fueron 861,381.4 millones de pesos (mdp), casi 22 mil millones menos de lo que se tenía programado y apenas 0.2% por arriba de lo recaudado en el mismo periodo de 2020, según datos de la dependencia.

Una de las estrategias para aumentar la recaudación se dirigirá a los grandes contribuyentes que, en definición del Servicio de Administración Tributaria (SAT), son las empresas con ingresos anuales superiores a los 1,500 millones de pesos, que están en sectores estratégicos, y que son las que aportan cerca del 50% de los ingresos tributarios del país.

Para Ana Paula Jiménez, nueva socia directora de PwC México, firma que da servicios precisamente a muchos de estos grandes contribuyentes, la reforma fiscal debe contener dos elementos:

“Independientemente del tipo de reforma fiscal que se va a establecer, sí creo que debe estar enfocada a generar certidumbre a los inversionistas; debe considerar también estímulos que permitan la reactivación económica en general después de la crisis sanitaria”, dice en entrevista Jiménez.

La nueva socia directora, que sucede en el puesto a Mauricio Hurtado a partir del 1 de julio, considera que los estímulos fiscales deberían favorecer la producción y el ahorro para que estos se traduzcan en una mayor derrama económica y que, a mediano plazo, generen una mayor recaudación y que esta sea sostenible.

Inversión y ecuación

Además de los retos que enfrentarán las empresas en materia tributaria, se mantienen los desafíos que trajo la pandemia y los cambios tecnológicos y sociales que aceleró.

“Consideramos aspectos que juegan un papel importantísimo, como la disrupción tecnológica, riesgos de cambio climático, temas de geopolítica, todos los temas de presión social que hemos visto en los últimos años. Probablemente efectos secundarios y continuos por virtud de la pandemia”, señala Jiménez.

Además de enfrentar todos estos cambios, las empresas también necesitan crear confianza en un momento que es mucho más complicado generarla. “Yo creo que las organizaciones necesitan ganarse cada vez más la confianza en una gama muy amplia de temas que son relevantes para todos los grupos de interés. El éxito va a depender de cambios fundamentales en la forma de pensar de los de los líderes ejecutivos, en cambios en la forma de hacer la cultura organizacional, en cambios en sistemas, en procesos.”

Con todos estos desafíos, la PwC lanzó a nivel global una nueva estrategia a la que llaman “La nueva ecuación” para adaptarse a las necesidades cambiantes de sus clientes. Para ello, la firma invertirá 12 mil millones de dólares durante los próximos cinco años, creando más de 100,000 nuevos empleos en todo el mundo.

Ana Paula Jiménez, quien se desempeñaba como Líder de Insourced Solutions for Tax en la firma, detalla que se invertirán 300 millones de dólares en México y Estados Unidos en los próximos tres años. Sobre los empleos que se crearían en el país a partir de esta inversión, dijo que no hay una cantidad definida y esto podrá cambiar conforme vean resultados más palpables relacionados con la nueva estrategia.

Impulsar talento

Ana Paula Jiménez
Cortesía

A partir del 1 de julio, Ana Paula Jiménez se convierte en la primera socia directora mujer en 115 años que tiene presencia PwC en México. Más allá de la distinción de liderar una de las cuatro grandes firmas de servicios profesionales en el país (las otras son EY, Deloitte y KPMG), considera que su nombramiento es especial por dos razones: Para conducir a la firma con una nueva estrategia y también para impulsar el talento dentro de la misma.

“Independientemente de mi género, lo que estoy buscando es ser una voz sólida en favor del cambio, es promover la justicia social y la inclusión de nuestra gente. Sin importar el origen, el género, la identidad o ningún otro aspecto protegido por la diversidad. Yo creo que todo esto se puede ver reflejado en la creación de espacios seguros, en la creación de equidad de género y, sobre todo, la creación de igualdad de oportunidades para todos los colaboradores y puedan desarrollarse de una manera equitativa en tanto en el ámbito personal como en el ámbito laboral.”

Con todos retos por delante y una nueva estrategia y liderazgo, la firma con más de un siglo de presencia en el país espera generar un mayor impacto en el mercado, fortalecer su cultura e impulsar a su talento.

mm Periodista. Finanzas públicas, energía, negocios, innovación y las historias que contienen.
Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Comentarios