Redes sociales, nuevo riesgo empresarial

Expertos advierten que la información confidencial de una empresa puede ser susceptible de propagación no autorizada en estas plataformas.

06-04-2010, 4:39:49 PM

Expertos advierten que la información confidencial de una empresa puede ser susceptible de propagación no autorizada a través de estas plataformas.

A pesar de sus grandes beneficios en publicidad, marketing y la creación de networking, no todo lo que proviene de las redes sociales es positivo.

La existencia de empleados que difunden -de manera intencional o no- información confidencial de sus empresas, es más común de lo que se cree.

Así es, porque según la firma de seguridad informática Check Point, plataformas como Twitter y Facebook son puntos de entrada para códigos maliciosos, violaciones de normas y pérdida de datos, si no se tienen empleados y directivos informados.

“La naturaleza de los sitios de redes sociales permite a los usuarios construir una red de contactos con base en un elemento de confianza que se expande fuera de un negocio, lo que hace que la información sensible de una empresa sea susceptible de propagación no autorizada”, asegura la agencia.

Además, la creciente tendencia de las empresas a utilizar más la red para guardar datos confidenciales, hace que los errores que los empleados cometen en su vida privada también puedan afectar a sus empleadores.

Por ejemplo, como explica Jordan Robertson de la agencia AP, si alguien obtiene la contraseña para ingresar a la cuenta de Facebook o Twitter de alguna persona, no sólo tiene acceso a su información personal, sino a otros datos que sirven para hacer trabajos en la oficina como hojas de cálculos y presentaciones.

Es común que un empleado mande por correo electrónico un documento confidencial a la persona equivocada o que se usen sitios para compartir ficheros P2P basados en la Web para enviar archivos pesados a un socio de negocio; sin embargo, no saben que pueden perder propiedad y control de datos sensibles luego de subir sus archivos.

¿Cómo solucionarlo?
Para reducir los riesgos -derivados de los beneficios de las aplicaciones Web 2.0- las empresas deben implementar soluciones tecnológicas para ayudar a sensibilizar a los empleados del comportamiento arriesgado mediante técnicas de autoaprendizaje.

Check Point advierte que las empresas deben añadir nuevas preocupaciones a su lista, relacionadas con los cuidados en Internet, especialmente en las redes sociales y correos electrónicos.

La empresa subrayó que “alertar a los empleados sobre lo que constituye datos sensibles en la organización y educarlos sobre salidas aceptables o inaceptables para tipos específicos de clasificación de datos es un punto central”, si no quieren ser víctimas de la tecnología.

Asimismo, indicó que “existe una variedad de técnicas de comportamiento y de análisis que les permiten a los empleados el uso de herramientas de colaboración sin comprometer la seguridad”.