Así es como te afecta el monopolio de las aerolíneas en México

Las aerolíneas nacionales se encuentran bajo la lupa de la máxima autoridad antimonopolios del país por la supuesta fijación de tarifas nacionales e inhibir la competencia en el mercado.

30-01-2018, 9:13:38 AM
aerolíneas

Las aerolíneas mexicanas se enfrentan a una investigación que pone al descubierto supuestas prácticas monopólicas absolutas en el mercado aéreo. La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) ha concluido una investigación que demostraría una afectación en el bolsillo de los pasajeros durante abril de 2008 y febrero de 2010.

Aeroméxico, Volaris e Interjet son las empresas que han sido notificadas sobre su probable responsabilidad de inhibir la competencia en el mercado en donde participan, con la fijación de los precios ofertados a los usuarios de servicios aéreos. La hora de su defensa ha llegado frente a los señalamientos de la máxima autoridad antimonopolios del país.

“Amparados en lo que ellos llaman códigos compartidos y en la obligación de solo registrar tarifas, efectivamente hay una práctica monopólica en función de la fijación de tarifas nacionales que establecen todas las aerolíneas… nos tienen a los usuarios en una situación de monopolio”, asegura Pablo Casas, director del Instituto Nacional de Investigaciones Jurídico Aeronáuticas.

El pasado 21 de enero, la Cofece emplazó a aerolíneas competidoras por supuestos acuerdos ilegales para fijar o manipular el precio base de los servicios que ofrece a los consumidores el mercado de transporte público aéreo de pasajeros.

“El Dictamen de Probable Responsabilidad de la Autoridad Investigadora plantea que los agentes económicos y las personas físicas emplazados, todos competidores entre sí, posiblemente realizaron acuerdos con el objeto o efecto de fijar o manipular el precio base de los servicios que ofrecen en el mercado referido”, dice la Cofece en un comunicado emitido este mes.

De comprobarse la existencia de una práctica monopólica absoluta, los agentes económicos recibirían multas de hasta el 10% de sus ingresos; mientras que en el caso de las personas físicas que hayan coadyuvado, propiciado, inducido o participado en la comisión de estas conductas, serían multadas con el equivalente a 180,000 veces la Unidad de Medida y Actualización vigente, de acuerdo con la Ley Federal de Competencia Económica.

Sin embargo, la investigación de la Cofece podría abrir una discusión pendiente en el mercado aéreo: la participación de las autoridades para verificar y registrar las tarifas nacionales que las aerolíneas ofertan a los usuarios, algo que solo ocurre en el caso de los precios de vuelos internacionales.

En la actualidad, las tarifas internacionales son aprobadas por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), mientras que las nacionales solo son registradas y no se encuentra reguladas.

“Se requiere una regulación eficaz por parte de la SCT, con intervención de la Cofece, para registrar y aprobar todas las tarifas”, asegura Pablo Casas.

Te recomendamos: Volaris, la aerolínea más puntual de México

Nubarrones en el mercado

La investigación del máximo órgano de competencia no se realizó de la noche a la mañana. La Cofece abrió el expediente IO-002-2015 el 3 de febrero de 2015 y lo concluyó el 21 de noviembre de 2017, con la emisión del Dictamen de Probable Responsabilidad por parte de la autoridad investigadora.

Una práctica monopólica absoluta se define como una serie de acuerdos ilegales entre agentes económicos que dañan la competencia y se traduce en prácticas como: manipular precios, manipular la oferta o la demanda, dividirse el mercado, coludirse en licitaciones públicas e intercambiar información para llevar a cabo algunas de las acciones aquí mencionadas.

Las aerolíneas no han tardado en responder a la Cofece a través de comunicados en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

El 22 de enero, Grupo Aeroméxico asegura que difiere de la acusación de la autoridad y el contenido de la posible sanción de la que podría ser objeto. La aerolínea “manifiesta su desacuerdo sobre la aplicabilidad de la multa máxima señalada por la Cofece en dicho comunicado”.

La aerolínea asegura en un comunicado previo, emitido el 19 de enero, que las prácticas de las que se les notifica son contrarias al código de conducta de la firma aérea que tiene la mayor participación en el mercado nacional.

“Es pertinente destacar que por tratarse de hechos que habrían ocurrido en la década pasada, el Dictamen está fundado en la anterior Ley Federal de Competencia Económica”, explica Aeroméxico, visión que también comparte Volaris e Interjet, quienes se manifestaron por separado en participar con la autoridad y utilizar los medios de defensa a su alcance.

“La multa máxima establecida en la Ley Federal de Competencia Económica vigente al momento en el que, conforme al Dictamen, presuntivamente se cometieron las conductas por parte de las aerolíneas involucradas es de aproximadamente 4.6 millones de dólares de los Estados Unidos de América”, revela Volaris en un comunicado.

Una nueva regulación

El abogado Pablo Casas asegura que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) debe hacer un análisis de oficio, en términos de la Ley de Aviación Civil, respecto a las tarifas nacionales que son registradas y determinar que no hay una competencia desleal.

“Lo importante es que se puedan regular unas tarifas que nos den acceso al usuario para que la conectividad y el uso de la aviación sea accesible a cualquiera de nosotros como mexicanos”, dice Pablo Casas.

Una modificación a la Ley de Aviación Civil sería el camino para lograr la regulación que propone Casas.

En caso de que algunas de las empresas que investiga la autoridad sean responsables de las prácticas monopólicas de las cuales se les acusa, las firmas pueden unirse al programa de inmunidad y reducción de sanciones a cambio de cooperar en la investigación.

De comprobarse la fijación de las tarifas aéreas, los usuarios tendrán derecho a inconformar se manera individual o acudir a las acciones colectivas que permitan resarcir el supuesto daño del que habrían sido objeto los usuarios.

Los pasajeros y el mercado mexicano se encuentran atentos a las pruebas que las aerolíneas presenten a la autoridad para defender sus argumentos y mostrar que el servicio de transporte público aéreo no ha perdido vuelo en temas de competencia.

Estas Afores manipularon el mercado y jugaron en tu contra