Buscador
Ver revista digital
Negocios

Los ‘perrhijos’ son negocio: mercado de alimentos para mascotas en México vale 2,433 mdd

11-04-2023, 8:47:43 AM Por:
© Pet's Table.

La ‘humanización’ de los perros hace que los dueños se preocupen más por el alimento que dan a sus mascotas y están dispuestos a pagar más por productos premium.

México, el país en donde un 70% de los hogares tiene una mascota, se encariña cada vez más con los animales de compañía, especialmente con los perros; de hecho, es la nación de América Latina que tiene más caninos en casa.

La expresión ‘perrhijo’ ya es tan aceptada entre la población que ya es difícil no considerar a un can como un miembro más de la familia, pero la palabra encierra un fenómeno más complejo y polémico: la ‘humanización’ de las mascotas. Esto consiste en dar un trato más personalizado al animal, desde su salud y apariencia, hasta su alimentación.

Precisamente, desde hace unos años, hay un ‘boom’ en el mercado de alimento para mascotas, desde las croquetas premium, los snacks y la comida con grado alimenticio humano. Según datos de Statista, el segmento de comida para mascotas en México tendrá ingresos de 2,430 millones de dólares (44,127 millones de pesos al tipo de cambio actual) en 2023, y se espera que tenga una tasa de crecimiento anualizada de 7.11% hasta el año 2027.

Aunque aún es un mercado muy pequeño comparado con el estadounidense (57,630 millones de dólares en 2023), la humanización de los amigos peludos avanza y, con ello, la búsqueda de opciones personalizadas de alimento para perro en vez de la croqueta seca estandarizada.

“La humanización de las mascotas es el principal impulsor del mercado de alimentos para mascotas en México. Con este aumento en la humanización, las mascotas reciben un trato más higiénico y cuidadoso, lo que ha aumentado la demanda de los consumidores de productos alimenticios para mascotas de alta calidad”, indica Mordor Intelligence en un estudio de mercado.

Jorge Salas, director y cofundador de Pet’s Table, sabe también que la forma de ver a las mascotas ha cambiado y hay una gran oportunidad para satisfacer a los dueños que dan un trato más personalizado a sus perros. “Cuando yo era pequeño teníamos un perro de jardín, no era considerado como miembro de la familia, y vamos viendo en México que las familias consideran al perro como un hijo y buscan las mejores opciones para ellos.”

Los perros y el alimento premium

La comida para perros constituye la mayor parte del mercado de alimento para mascotas en el mundo. Se calcula que este segmento tendrá ventas de 82,000 millones de dólares en 2026, según Research and Markets. El 44% de estas ventas se concentrarán en Norteamérica: Estados Unidos, Canadá y México. En los dos primeros países, la población de perros se estanca, pero se compensa con un mayor gasto de los hogares debido a la humanización.

“En el caso de México, las ventas de comida para perros están creciendo a un ritmo constante a medida que continúan recuperándose de la imposición del IVA del 16% en 2014. Las tiendas minoristas, como los supermercados e hipermercados, están aumentando su espacio de venta a medida que crece la cantidad de perros en el país. Estos son factores en el incremento de venta de alimento para perros en México”, indica Research and Markets.

La pandemia también influyó en que más familias mexicanas tengan perros de compañía. Mientras las ventas de alimento para mascotas en general bajaron 0.9% en 2020, estas repuntaron 4.3% en 2021 y 10.1% en 2022, según datos de Statista.

Esta tendencia aumentó también el interés por encontrar otras opciones de alimento, de acuerdo con las preferencias del dueño y las necesidades del perro. En un mercado tan competido como el del alimento para mascotas es difícil encontrar un diferenciador, pero el alimento de grado humano es un nicho que va en crecimiento.

Jorge Salas, de Pet’s Table, explica en entrevista que el alimento de perros de grado humano se hace con ingredientes que puede comer una persona.

“Básicamente está hecho con dos componentes principales: la mitad son proteínas y la otra mitad son frutas y verduras. Del lado de las proteínas, la mitad son carnes magras, ya sea de res, cerdo o pollo; y el otro 50% está hecho con vísceras hígado y corazón. La otra mitad compuesta por frutas y verduras varía dependiendo de la receta, pero las principales son arándanos, brócoli, plátano, espinaca, camote y papas.”

El alimento de mascotas de grado humano, según AAFCO (Association of American Feed Control Officials), aplica solamente cuando “cada ingrediente y los productos resultantes se almacenan, manipulan, procesan y transportan de manera consistente y conforme con las regulaciones sanitarias para alimentos comestibles para humanos.”

Sin embargo, este organismo aclara que es poco probable que un producto formulado para una mascota sea nutricionalmente adecuado para un ser humano, y viceversa. “Debido a que las mascotas se vuelven como miembros de la familia en muchos hogares, se debe subrayar que no todo lo que un ser humano puede comer es seguro para una mascota.”

Comida On Demand

No solamente ha cambiado el alimento para perros, sino también como se compra. La venta de alimento para los caninos en Mercado Libre, la plataforma de e-commerce con mayor participación en México, aumentó 58% durante la primera mitad de 2022, informó la compañía.

Las ventas en línea también facilitan el modelo de negocio de suscripción, que permite un nivel de ingresos constante y es el que utiliza Pet’s Table para reforzar la fidelidad de los clientes, personalizando el producto de acuerdo con las características del perro.

“El primer paso es que el dueño haga un cuestionario en el que preguntamos distintos datos y con eso determinamos el gramaje indicado para el perro. Por ejemplo, preguntamos si está esterilizado o no, eso varía la cantidad de calorías que necesita. Preguntamos también la edad y la raza, porque no viven los mismos años un San Bernardo o un Chihuahua”, dice Jorge, de Pet’s Table.

También explica que la suscripción para un perro pequeño puede ser de entre 400 y 500 pesos al mes, para un perro mediano unos 800 pesos y para uno grande, unos 1,100 pesos.

Jorge, que junto con sus socios empezaron este emprendimiento porque no les satisfacía la oferta existente de alimento para perros, vieron las marcas que existen en Estados Unidos y por ello replicaron la fórmula con Pet’s Table, lo que ha atraído la atención de inversionistas. En noviembre pasado, la startup cerró una ronda de financiamiento de 2.1 millones de dólares con Left Lane Capital.

Son los inversionistas más grandes de mascotas que hay en los Estados Unidos y hablando con ellos vieron lo que estábamos haciendo y el mercado grande que estábamos atacando”, indica Jorge, que planea con esta inversión expandir su servicio a todo México y varios puntos de Latinoamérica.

MÁS NOTICIAS:

autor Periodista. Finanzas públicas, energía, negocios, innovación y las historias que contienen.
Comentarios