Negocios

La industria automotriz corre peligro ante amenazas de Estados Unidos

México es el mayor manufacturador de vehículos de América Latina y el séptimo a nivel mundial. La industria automotriz es uno de los pilares de la economía y el sector manufacturero de mayor crecimiento. Si Donald Trump cumple su amenaza de imponer aranceles a este sector, ¿qué consecuencias tendría?

05-06-2018, 1:14:45 PM
industria automotriz

La industria automotriz se ha convertido en un pilar para la economía de México, sin embargo, su panorama se antoja complicado ante las constantes amenazas que ha sufrido desde el 2016 cuando el ahora presidente de Estados Unidos, Donald Trump, inició su campaña presidencial.

El TLCAN catapultó al sector automotriz de México, que actualmente representa 3% del Producto Interno Bruto (PIB) y el 18% de la producción manufacturera, desde el 1.5 y 8.5% que representaba en 1993, respectivamente.

Así, la industria automotriz se ha convertido en uno de los principales blancos de ataque de Trump ante cifras que, él considera, no favorecen a su país.

Leer: Donald Trump amenaza con más aranceles, ahora al sector automotriz

El transporte y el equipo relacionado representan aproximadamente el 13.9% del total de las exportaciones estadounidenses a México y el 33.7% del total de las importaciones estadounidenses desde México, por lo que, es el sector con el mayor desequilibrio comercial de Estados Unidos con un déficit con México de 63,000 millones de dólares (mdd).

El republicano también ha señalado los bajos salarios que se pagan en México como el principal motivo para que las automotrices inviertan en el país. Las compensaciones por hora para los trabajadores de la industria en México son de en promedio 8.24 dólares contra 46.35 dólares en Estados Unidos.

En medio de esto, el Departamento de Comercio de Estados Unidos inició hace unos días una investigación bajo la Sección 232 de la Ley de Expansión Comercial que determinará si las importaciones de autos, SUVs, vans, camiones ligeros y autopartes representan una amenaza a su seguridad nacional y, en caso de ser así, impondrá aranceles de 25% a estas importaciones. Esto cuando el 20% de todos los vehículos de América del Norte, se producen en México. 

A finales de mayo, Trump impuso aranceles a las importaciones de acero y aluminio provenientes de México, Canadá y la Unión Europea al considerarlos como una amenaza para su seguridad nacional.

En el 2016, en plena campaña electoral en Estados Unidos, Trump amenazó a las automotrices con imponer un arancel de 35% si continuaban con su producción en México para exportarlos al  mercado estadounidense. En ese momento, algunas empresas cancelaron sus planes de inversión en México y anunciaron nuevas inversiones en Estados Unidos.

Y aunque Trump dejó en el olvido su arancel de 35% al llegar a la presidencia, en agosto de 2017 Toyota pospuso la apertura de una nueva planta en México para el 2020 en lugar del 2019.

Ford, por su parte, canceló sus planes de inversiones en el país, como la planta para San Luis Potosí para la que contemplaba 1,600 mdd, además de que ahora importa gran parte de su modelo Focus de China en lugar de México; no obstante, planea trasladar la producción de SUVs híbridos y totalmente eléctricos de Michigan a México. Mientras que la alemana BMW planea abrir una nueva planta en México en 2019.

Por lo pronto y pese a las intimidaciones, México se posiciona ya como el mayor manufacturador de vehículos de América Latina y el séptimo a nivel mundial.

El antes y el después del TLCAN

En los casi 24 años del TLCAN, la presencia de los fabricantes de equipos originales (OEA, por sus siglas en inglés) se han duplicado, previo al acuerdo había en México 11 de estas.

plantas industria automotriz

De esta manera, las exportaciones han crecido 474% desde 1994 al pasar de 567,000 a 3.25 millones al cierre del año pasado. De estas ventas, el 75% tuvo como destino Estados Unidos y 9% Canadá.

En marzo, México exportó 327,955 vehículos 7.54% más que un año antes. Los modelos con mayor volumen de exportación fueron el Sentra 2.0 de Nissan, Fusion de Ford, Forte de Kia, Versa de Nissan y el Fusion Híbrido de Ford, de acuerdo con datos de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

modelos de autos mayor exportación, industria automotriz

modelos camiones mayor exportación, industria automotriz

Estados Unidos es el principal destino del Sentra 2.0 de Nissan. Así, este modelo tienen una participación en ese mercado de 9.9%, seguido del RAM 2500 de Fiat con 8.3% y el Silverado 2500 de General Motors con 7.3%.

En Canadá el Tiguan de Volkswagen es el auto más demandado de México y tiene una participación de 10.3%, seguido por el Silverado 2500 con 8.3% y el Sentra 2.0 con 7%.

Entre otros de los mercados de exportación más importantes para México destacan Alemania, Brasil y Colombia.

ranking autos, industria automotriz

Inversiones

Desde 2011, luego de que la industria automotriz comenzó a recuperarse tras la crisis de 2008-2010, México atrajo 9 de las 11 últimas nuevas plantas de ensamblaje anunciadas para el continente.

De acuerdo con datos de la Asociación Mexicana de Distribuidores Automotores (AMDA) y la Secretaría de Economía, en esta administración, la industria supera los 26,000 mdd en Inversión Extranjera Directa (IED), 15% del total que ha captado el país. Tan solo en 2017, el sector atrajo 6,900 mdd

Aguascalientes, Baja California, Chihuahua, Coahuila, Guanajuato, Hidalgo, Jalisco, Estado de México, Morelos, Nuevo León, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí y  Sonora, son los estados que han acaparado la IED de este sector.

La estrategia de las automotrices multinacionales ha sido la de instalar plantas en México, en donde los costos son más bajos y además aprovechan la red de tratados con los que cuenta México, ya que implican menores aranceles.

Por lo pronto COFACE, una empresa de seguros de crédito, recortó su evaluación para la industria automotriz mexicana de “riesgo medio” a “riesgo alto” desde diciembre pasado. Esto en parte a la exposición del sector a los posibles cambios en el TLCAN.

El gobierno de Trump propone que la regla de origen para la industria se eleve a 85% y que la mitad del contenido se originario de Estados Unidos. Actualmente, 62.5% de las partes de un automóvil o un camión ligero deben originarse en la región para evitar el pago de aranceles.

Aunado a esto, la imposición de aranceles que Estados Unidos impuso al acero y aluminio proveniente de México y Canadá ha enturbiado el panorama para conseguir pronto un acuerdo beneficio del TLCAN.

“Hay una mayor probabilidad de que Estados Unidos se salga del TLCAN o presente el aviso de que renuncia del Tratado, no pienso que sea en dos días o el mes siguiente, pero creo que es una señal de que hay más posibilidades de que suceda”, comentó Hugo Perezcano, director adjunto en Canadá del Programa de Investigación en Derecho I nternacional del Centro de Innovación en Gobernabilidad Internacional.

Si Estados Unidos se retira del acuerdo, el comercio entre los dos países se regiría por las reglas de las Naciones Más Favorecidas (NMF) de la Organización Mundial del Comercio que estuvieron vigentes hasta 1994.

Así, las exportaciones mexicanas a Estados Unidos pagarían en promedio, un arancel de 3.5%, mientras que las exportaciones de Estados Unidos enfrentarían un arancel mexicano promedio de 7.1%.

“Los legisladores de México deberían comenzar a mirar más allá del TLCAN, y también deben enfocarse en los problemas internos que reducen la inversión del país atractivo (como el débil Estado de Derecho, la corrupción alta y el aumento de la criminalidad)”, dicen economistas de COFACE en un reporte.

También podría interesarte:

Comentarios