revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Negocios

La historia de Nuevo Polanco y el boom inmobiliario

Actualmente, el llamado Nuevo Polanco está teniendo un crecimiento tanto en las viviendas de tipo vertical como en desarrollos mixtos

25-03-2019, 8:39:14 AM
Plaza Carso en Nuevo Polanco Plaza Carso en Nuevo Polanco

El término Nuevo Polanco se utiliza para denominar a la zona de la CDMX que abarca tres colonias que tradicionalmente eran industriales: Granada, Ampliación Granada y Anáhuac. Actualmente esta parte de la ciudad está teniendo un crecimiento tanto en las viviendas de tipo vertical como en desarrollos mixtos, es decir, aquellos que conjuntan centros comerciales, oficinas y departamentos, como Antara, Miyana y Plaza Carso.

Pero antes de todo eso la zona estaba llena de industrias y eventualmente fue evolucionando a lo que conocemos hoy en día.

Hasta antes de 1930 la zona estaba llena de terrenos baldíos donde se habían instalado ladrilleras y las casas de los dueños de estos negocios; también había una que otra casa de descanso y grandes haciendas como la Villa “Pensil Mexicano” que tenía amplios jardines y huertos o la Hacienda de los Morales que estaba llena de tierras de cultivo.

Poco antes de la segunda mitad del siglo XX, la industria se estaba recuperando de lo vivido en la Revolución Mexicana y las normas de planificación de la ciudad proponían que se utilizaran para este propósito zonas con grandes extensiones de tierra sin urbanizar, y esta área era perfecta además el lugar presentaba grandes ventajas ya que también tenía como ventaja estar cerca del trazo ferroviario que comunicaba con la ciudad con Cuernavaca, Morelos.

Fue entonces que plantas automotrices como General Motors, Chrysler y General Tire decidieron instalarse en la zona. Tiempo después se establecieron fábricas que se dedicaban a la producción de vidrio, jabón, hule y bebidas. Este cambio dentro de la oferta laboral contribuyó a la urbanización de la zona, ya que los trabajadores comenzaron a asentarse cerca de sus lugares de trabajo; el territorio se mantuvo con una población constante durante los años 70 y 80, al menos hasta 1985.

Lee: ¿Quiénes son los que compran una vivienda residencial premium?

Plaza Carso en Nuevo Polanco

Tras el terremoto que azotó la capital del país causando grandes daños especialmente en el centro de la ciudad, las zonas ubicadas al sur y al poniente de la ciudad comenzaron a recibir más y más habitantes lo que generó una fuerte demanda residencial; también incrementó la necesidad de establecer oficinas y comercios en zonas seguras.

Con los cambios económicos que se vivieron en México durante los años 90 donde la industria comenzó a ser descentralizada y más enfocada hacia la globalización, la zona cayó en un estancamiento.

Sin embargo, el Programa Delegacional de Desarrollo Urbano del Distrito Federal de 1997 ya contemplaba a las colonias Granada y Ampliación Granada como zonas con potencial de desarrollo, pero comenzó su gradual transformación hasta el año 2000 cuando el uso de suelo se modificó de industrial a habitacional mixto. Otro momento importante y que también influyó en el desarrollo de la zona fue cuando el entonces jefe de gobierno, Andrés Manuel López Obrador, emitió el Bando Número Dos: una medida para repoblar las delegaciones centrales e impulsar un programa de construcción de vivienda de bajo costo.

Lee: 12 realidades de la costosa vivienda en la Ciudad de México 

El Bando Dos además de destinar los apoyos gubernamentales mejoramiento y la construcción de vivienda de interés social en barrios y colonias marginados, también apoyó a la creación de vivienda de interés medio y residencial en áreas revaloradas y renovadas de la ciudad, entre ellas Nuevo Polanco.

Actualmente la colonia Granada tiene un 10% de participación en la oferta de espacios inmobiliarios, Anáhuac tiene un 5% y Ampliación Granada tiene un 2%, en cuanto a demanda estas tres colonias representan el 16 % de búsquedas online en toda la alcaldía de Miguel Hidalgo. El precio promedio de una propiedad en venta es de 5 millones de pesos y el de renta está en 25 mil pesos en las nuevas edificaciones.

La población del área ha crecido de manera importante pues según datos del Inegi, en 2005 las colonias Granada y Ampliación Granada reunían 4,465 habitantes y para el año 2013 SEDUVI calculaba la población en 29,000 habitantes; se proyecta que para el 2020 la población se incremente a 76,000 habitantes. Sin lugar a dudas Nuevo Polanco es una zona que se tiene que mantener en la mira cuando se trata de adquirir una propiedad en una zona muy bien ubicada, con gran oferta cultural y sobre todo de alta plusvalía.

También te puede interesar: Roma: el éxito inmobiliario de una colonia que se volvió famosa