Negocios

¿Se acerca el fin del TLCAN? Dos riesgos lo ponen en la cuerda floja

Con una nueva ronda de negociaciones del TLCAN en puerta a realizarse en México, los tres países tienen más dudas que certezas, pero a esto se suma dos amenazas que antes no estaban en el tablero.

15-02-2018, 6:07:48 PM
TLCAN México EU Canadá

A unos días de que inicie la séptima ronda de negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) en México, el panorama de conseguir que el acuerdo de 24 años siga existiendo aún es incierto, a lo que además se suman tensiones entre Estados Unidos y Canadá.

El jefe de la delegación de Canadá en las negociaciones, Steve Verheul, dijo esta semana que hasta ahora las negociaciones han tenido pocos avances en temas importantes, y acusó a Estados Unidos de querer debilitar a su país y a México antes de asegurarse que los tres miembros del pacto se vean beneficiados.

Poca voluntad en el TLCAN

En este contexto, los negociadores mexicanos también han visto poca voluntad de los estadounidenses para concretar un acuerdo que beneficie a los tres socios, aunque esperan que esta situación pueda revertirse en la Ronda que se celebrará en la Ciudad de México del 25 de febrero al 6 de marzo.

“En la parte técnica no se ha movido las cosas y si no se mueven no vamos a tener avances, yo creo que para eso se necesita voluntad política”, comentó en entrevista Moisés Kalach, coordinador del Cuarto de Inteligencia del Consejo Estratégico de Negociaciones Internacionales.

Para los mexicanos, los pronunciamientos públicos que han hecho algunos senadores republicanos y gobernadores estadounidenses sobre la importancia de mantener al TLCAN, son señales positivas para conseguir un acuerdo este año.

A finales de enero, el gobernador de Texas, Greg Abbott, envió una carta al representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, en la que resaltó que el TLCAN ha sido un acuerdo comercial importante para su estado por más de 20 años.

Adicionalmente, 36 senadores republicanos mandaron una carta a la Casa Blanca en la que pidieron al presidente Donald Trump, que mantenga el TLCAN, del cual dependen 14 millones de empleos en Estados Unidos y 1.3 billones de dólares en comercio trilateral.

México envía el 80% de sus exportaciones a Estados Unidos y para la economía nacional, el sector externo representa cerca del 25% del Producto Interno Bruto.

Los temas que generan desacuerdo entre los tres socios y que ha propuesto Estados Unidos son: la eliminación del capítulo 19 concerniente a los métodos de defensa comercial, las compras de gobierno dólar por dólar, aumentar las reglas de origen para el sector automotriz de 62.5 a 85% y la cláusula sunset, que propone terminar con el TLCAN cada cinco años.

“Sí vemos oportunidad de que con un poco de voluntad política se pudiera llegar a un acuerdo en marzo o abril, obviamente tendríamos que ver los avances de la ronda en México para ver si sigue, pero hemos visto buenas señales de la voluntad política especialmente en Estados Unidos y eso pudiera darnos una oportunidad para llegar a un cierre”, dijo Kalach, empresario textil y uno de los más influyentes en el país.

“En la mesa también tenemos que ver esa voluntad y cuando llegue la ronda de ministros esa voluntad de Lighthizer tiene que hacerse notar y hasta hoy no la hemos visto. Ojalá esas buenas señales en la parte política y de soporte al TLCAN que hemos visto se puedan traspasar en la parte de propuestas concretas”, agregó.

No obstante, el proceso electoral de México en julio próximo y el de Estados Unidos en noviembre han elevado las posibilidades de que las negociaciones se alarguen hasta 2019.

Canadá, la otra disputa

Otro de los factores que han generado discordia es la creciente tensión entre Estados Unidos y Canadá.

Además de las declaraciones de Verheul, Robert Lighthizer dijo hace unos días que las negociaciones del TLCAN van bien pero “particularmente con los mexicanos”.

Canadá presentó una denuncia en la Organización Mundial del Comercio (OMC) contra las prácticas comerciales de Estados Unidos por el uso de aranceles punitivos, luego de que este último le impuso aranceles de 9% al papel canadiense.

Mientras que la administración de Trump ha desestimado una propuesta de Canadá para el sector automotriz para incluir los gastos de ingeniería, investigación y desarrollo en las reglas de origen

Justin Trudeau, el primer ministro canadiense, en tanto ha advertido que su país preferiría retirarse del TLCAN que aceptar un mal acuerdo.

“El hecho de que Canadá y Estados Unidos hayan tenido roces comerciales con un tono más alto es un factor que nos preocupa, pero, en muchos de los temas estamos alienados, creo que vamos bastante juntos. Hay otros temas en los que no, y en esos no necesariamente tenemos que estar alineados cien por ciento con Canadá”, dijo Kalach.

Sobre si el empresario ve este pleito como una estrategia de Estados Unidos para dividir a México y Canadá, dijo que es probable, pero que también es parte de este tipo de negociaciones.

Por otro lado, dijo que sin importar el candidato que gane en las elecciones presidenciales de julio, ellos trabajarán de una manera institucional con el gobierno para sacar adelante el TLCAN, en caso de que no se concrete el acuerdo este año.

Kalach también aseveró que México no firmará un nuevo acuerdo a cualquier costo.

“Hemos dicho que tenemos que vivir con la posibilidad de vivir sin tratado, no nos gustaría, sería costoso y nos dolería, pero eso no quiere decir que se va a acabar el país, tenemos que buscar otras alternativas (…) El sector privado tiene el deseo, lo que quiere es la negociación correcta y preferimos antes que después (de las elecciones) pero no a cualquier costo”.

También podría interesarte:

Comentarios