Negocios

Dunkin Donuts quiere dar a Starbucks una sopa de su propio chocolate

Donkin’ Donuts trae un ambicioso plan a México, un mercado al que regresa con una apuesta de 106 tiendas en los próximos años y bebidas personalizadas.

24-08-2017, 1:07:37 PM
dunkin donuts

En los próximos cuatro años, Sizzling Platter, uno de los tres operadores de la marca Dunkin’ Donuts en México, planea abrir 106 tiendas, y esta semana inauguró la sexta.

Este empresa, que también opera marcas como Little Caesars y que está próxima a adquirir Wingstop, tiene la franquicia de Dunkin’ Donuts para el área de Ciudad de México, Querétaro, Hidalgo, Morelos y Jalisco desde hace un par de años, aunque hasta ahora sólo cuenta con tiendas en la capital.

En el país hay otros dos franquiciatarios de esta icónica marca estadounidense fundada en 1950 en Massachusetts, los cuales cubren la zona de la Península –especialmente Yucatán– y el norte –en donde próximamente abrirá en Sonora–.

Crecimiento agresivo

Al final de la apertura de la nueva tienda de Dunkin’ Donuts en Polanco, en la que cientos de personas se reunieron desde muy temprano para degustar una dona gratis, Fernando Villegas, director general de Sizzling Platter, dijo que espera que ésta sea el parteaguas para el desarrollo de la franquicia en México.

Tras un par de décadas de ausencia, Dunkin’ Donuts regresó a México en 2015, cuando Sizzling Platter abrió su primera tienda en Santa Fe y, durante 2016, inauguró más unidades en Coyoacán, Parque Hundido, Insurgentes y Tecamachalco. La inversión para abrir cada tienda, oscila entre 150 y 250 mil dólares.

“Estamos previendo un crecimiento agresivo, porque el mercado de la dona tiene mucho por crecer en México, especialmente por la calidad y diferenciación de nuestros productos”, advierte Villegas.

La importancia del café

Además de las características donas, el café es el pilar más importante de esta marca con más de 11,500 tiendas en el mundo, el cual es un producto muy popular entre los consumidores de Estados Unidos.

“El mercado del café presenta en México un crecimiento importante para los próximos cinco o 10 años, y es ahí donde Dunkin’ Donuts representa una propuesta muy interesante para el país”, subraya Villegas.

En cuanto al consumidor mexicano, el directivo dice que ha detectado dos sectores importantes. El primero, es uno que busca la nostalgia del regreso a México de la marca o que la conoce bien en otros países.

“Pero también es muy importante el sector de los millennials, que busca la personalización de su bebida y de su dona, por lo que somos una propuesta muy interesante para ellos”, indica.

dunkin donuts

Fernando Villegas. Foto: Carlos Tomasini.

Bebidas más grandes y personalizadas

Mientras la mayoría de las cadenas de cafeterías ofrecen bebidas grandes que van de 500 a 600 mililitros, en Dunkin’ Donuts son de 920 mililitros. “Damos una mayor cantidad de producto y no se diga la calidad del café”, asegura Villegas.

También a diferencia de otras cafeterías, aquí no le cobran al cliente si cambia el tipo de leche o si le quiere agregar un sabor a su bebida. “Son variables que el cliente acepta muy bien y que le permiten personalizar su experiencia”, describe.

A comparación de las tiendas que había en México hasta la década de los 90, en las que solamente se vendían donas, actualmente Dunkin’ Donuts ofrece opciones de panadería y sándwiches, en tiendas donde hay mesas, sillones, música y wifi gratis entre otras amenidades.

La calidad es la clave

Sizzling Platter de México es una filial de la matriz localizada en Estados Unidos, que lleva aproximadamente 30 años en el país y que con la cadena de pizzerías Little Caesars ha abierto 66 tiendas en tres años. “Es un mercado que vinimos a romper”, presume Villegas.

Las claves que detecta el ejecutivo que son necesarias para conquistar el mercado mexicano de comida son contar con productos de calidad y ofrecer un excelente servicio.

Así que la competencia de Dunkin’ Donuts será directa contra marcas como Krispy Kreme, que ya tiene más de 130 tiendas en el país, y Starbucks, que va por arriba de las 600.

Observándolo detenidamente, la mejor definición del negocio de esta marca está en su nombre: La palabra “dunk” en inglés es “remojar”, por lo que “Dunkin’ Donuts” significa algo así como “remojando donas”, aludiendo a la acción de “sopear” este pan en una bebida.

Es así como Dunkin’ Donuts va por dos grandes mercados consentidos en México: donas y café.

También podría interesarte:

Comentarios