Negocios

Envíos en las empresas, nuevo sector

Un sistema de traslado a través de tubos de succión en todas las oficinas pretende entregar mayor eficiencia y ahorro a las empresas.

06-04-2010, 4:44:54 PM

Un sistema de traslado a través de tubos de succión en todas las oficinas de un edificio pretende entregar mayor eficiencia y ahorro a las empresas.

El director de la empresa, quien se encuentra en el piso 15 del edificio, debe enviar un paquete urgente al departamento de Recursos Humanos, quienes están alojados en el sexto piso. El problema es que éste no puede dejar de lado sus asuntos y el mensajero se encuentra repartiendo la correspondencia.

En ese momento, el director toma el paquete, lo introduce en un pequeño ducto y, en cosa de segundos, llega a su destino.

¿Un sueño? No. Este es el escenario que promete implantar en todas las oficinas del país un sector que lleva más de dos décadas, pero que recién hoy comienza a hacerse conocido: el teleenvío.

Se trata de un sistema que traslada documentos, materiales y valores desde el escritorio de trabajo de cada empleado, sin tener que subir, bajar o caminar medianas y largas distancias.

Así, promete optimizar la labor y seguridad de sus clientes evitando desplazamiento innecesario del personal a través de redes de ductos instaladas en cualquier tipo de edificio.

Una necesidad

“Existen estudios que indican que 34% del personal de un hospital privado se tiene que desplazar de un lado a otro, afectando la rapidez, eficacia y disponibilidad del servicio”, asegura Luis Felipe Alva Hernández, director general de Sistemas Neumáticos de Envíos, de acuerdo con información publicada por El Universal.

La firma especializada en la instalación de soluciones integrales de logística y mensajería interna, afirma que como resultado de la globalización, en los últimos 15 años, las empresas mexicanas han buscado ser más eficientes y este sistema de envío es el resultado de esa búsqueda.

¿Cómo funciona? A través de una red de tubos de PVC y acero, entre otros materiales de diferente grosor, con un máximo de longitud de 16 kilómetros que se conectan como cualquier otra instalación, puede ser vertical, horizontal, lineal o curva; se adapta a los planos y requerimientos del edificio en turno.

“Se pueden manejar productos de hasta 25 kilos de peso”, detalla el ejecutivo.

Además, la empresa entrega un manual de usuario al cliente para saber cómo hacer los envíos y qué contenido puede ir, ya sea un simple documento o muestras médicas e incluso radiactivas para que viajen a través de la instalación de forma segura.

El costo total de la instalación oscila entre cinco y seis millones de pesos, aunque, según la empresa, con la rapidez y eficacia del producto, al no generar que los empleados se trasladen de un piso a otro con las muestras, medicinas o lo que tuvieran que transportar, el equipo se puede pagar en menos de un año.

Comentarios