revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Negocios

Emiliano Zapata: La marca es de quien la trabaja

Los descendientes de Emiliano Zapata registran su nombre para vender tequila, jugo de frutas, zapatos, sombreros, trajes, y hasta vestidos

10-04-2019, 7:18:01 AM
Emiliano Zapata Emiliano Zapata

Los herederos de Emiliano Zapata, asesinado hace 100 años en la Hacienda Chinameca en el estado de Morelos, se aprestan a recordar el trágico final de su ancestro usando comercialmente su nombre, a través de cuatro marcas registradas ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI).

La Fundación Zapata y los Herederos de la Revolución, Asociación Civil, con domicilio en el pueblo de Santa Ana Tlacotenco, en la alcaldía de Milpa Alta, en la Ciudad de México, es la propietaria de “Emiliano Zapata”, cuatro marcas registradas que podrán plasmarse en productos como cerveza, agua purificada, jugo de frutas, tequila, vino tinto y rosado, camisas, sombreros de charro, y hasta vestidos.

El nombre del Caudillo del sur, quien falleció por homicidio a los 39 años, también podrá aparecer como marca en actividades deportivas, culturales y de entretenimiento, así como en negocios educativos y de formación.

De acuerdo con los expedientes registrados en el IMPI, consultados por Alto Nivel, la solicitud de registro de las marcas se llevó a cabo el 8 de noviembre de 2018, en tanto que la primera licencia de sus propietarios fue emitida el 31 de enero de este 2019.

Una marca es todo signo visible que sirve para distinguir productos o servicios. Una vez registrada ante el IMPI, el derecho a utilizarse total o parcialmente puede transmitirse a través de una licencia, según los artículos 88 y 62 de la Ley de la Propiedad Industrial.

Justo este es el estado que guarda el nombre de Emiliano Zapata, convertido ahora en marca, la asociación civil propietaria del registro no será la que directamente lo explote, sino que a través de licencias serán otros quienes produzcan y vendan los bienes y servicios que llevarán el apelativo del héroe revolucionario.

Lee: ¿Por qué Trump sí puede cerrar la frontera con México?

Negocio póstumo

De origen humilde y campesino, Emiliano Zapata nunca imagino que su nombre pudiera ser una marca que se usara lo mismo para distinguir una bebida espirituosa, así como unos zapatos deportivos, un agua mineral, playeras, pantalones, y por supuesto sombreros y trajes de charro.

Todos estos productos son los que podrán ostentar la marca Emiliano Zapata, tal y como ya sucede con el nombre de otros personajes de la historia contemporánea de México, entre ellos los pintores Frida Kahlo, Diego Rivera, o el escritor Juan Rulfo.

De lo que se trata es de recordar por todo lo alto al autor del Plan de Ayala, a pesar de que se trate de su aniversario luctuoso. De hecho, la administración de Andrés Manuel López Obrador ha declarado este 2019 como el año de Zapata, estampando su icónica imagen, con carrilleras y sombrero, en toda la papelería del Ejecutivo federal.

También se emitió un timbre postal conmemorativo, y un billete de la Lotería Nacional, en honor al revolucionario que desconoció al gobierno de Francisco I. Madero en 1911, al considerarlo traidor a la causa campesina.

Ahora, 100 años después de su asesinato, los únicos productos que podrían considerarse afines a la lucha del Caudillo del sur son los tequilas y el mezcal que llevarán su nombre, al menos porque ambas bebidas utilizan insumos del campo mexicano para su elaboración.

Lee: Limitan y retrasan los archivos del CISEN en la Guerra Sucia

Derechos familiares

Los nombres de las personas pueden registrarse como marcas nominativas siempre y cuando lo autorice el titular del apelativo, pero si este ya falleció, la anuencia para el registro debe ser otorgada por sus parientes consanguíneos en línea recta, hasta el cuarto grado.

Es decir, los nietos, bisnietos y tataranietos de Emiliano Zapata son quienes tienen derecho al registro marcario, según la Ley de la Propiedad Industrial, dado que sus hijos ya fallecieron.

La Fundación Zapata y los Herederos de la Revolución A.C. es presidida por el bisnieto del revolucionario, Edgar Castro Zapata, aunque formalmente este no aparece en el expediente del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, sino su apoderado legal, José Luis Mejía Lara.

Si el IMPI otorgó el registro a esa fundación es porque esta se encuentra autorizada para representar a los descendientes del revolucionario, de lo contrario, cualquier otro familiar del luchador social puede oponerse a que el nombre de Zapata sea explotado comercialmente.

También podría interesarte:

Artículos relacionados

Comentarios