Negocios

Autotransporte: ¡a reactivar la marcha!

Al igual que la industria automotriz, el año pasado la de autotransporte también sufrió una desaceleración en su crecimiento.

22-04-2010, 5:01:30 PM

En 2009, los fabricantes de unidades de autotransporte registraron cifras negativas en los rubros de producción y ventas en el mercado interno, cayendo 28.2 y 57.3% respectivamente. Esto debido a la desaceleración de la demanda y a los efectos prolongados de la contracción del mercado estadounidense.

Aunque las asociaciones de este sector y el Gobierno Federal ya realizan las acciones pertinentes para reactivar la marcha, “la recuperación llevará más de un año”, estima Carlos García Fernández, presidente ejecutivo de la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT). Explica que además de los efectos de la crisis económica global, la situación se complica todavía más por las medidas fiscales y el aumento en los precios del diesel, las cuales entraron en vigor en enero de 2010.

Según reportes de la Asociación Mexicana de Distribuidores Automotores (AMDA), el año pasado la venta de camiones pesados registró una caída acumulada de 51% respecto de 2008, razón por la cual se dejaron de facturar unos 23,797 modelos nuevos.

Por segmentos, los camiones de carga tuvieron una participación de 57.6%, seguidos de unidades para pasaje, con 21.7%; tractocamiones, con 19.6%, y camiones para construcción, con 1.1%. Todos muestran disminuciones al compararlos con el mismo lapso de 2008: el más afectado fue el de camiones para construcción con una reducción de 70.6% y en segundo lugar el de los tractocamiones, con -68%; camiones de pasaje, con -44%; por último, las unidades para carga, con -42.5%.

La producción total de camiones pesados también cayó. En 2009 decreció 27.7% respecto de 2008, lo que significa que se dejaron de armar unas 21,359 unidades en el país.

Por su parte, la exportación de unidades pesadas fue de los rubros menos afectados, pues alcanzó 42,626 unidades en 2009 (5,890 unidades más en comparación con 2008), lo que representa un incremento de 16%. Más del 90% de las ventas al extranjero tuvieron como destinos Estados Unidos y Colombia.

Parte de estas acciones es el Programa de Chatarrización, que ofrece incentivos para que el hombre-camión (propietarios de un camión de carga) entregue sus unidades para ser desarmadas y pueda adquirir modelos nuevos.

El programa inició en 2005, pero no ha dado los resultados esperados. De acuerdo con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) existen unas 151,000 unidades con más de 10 años de uso en el parque vehicular, lo cual indica el potencial que tiene el mercado interno.

Esto sin considerar que el 65% de las mercancías se traslada por carreteras y el 98% de las personas viajan en autobús.

Otra medida importante del Gobierno Federal es la restricción a la importación de vehículos con más de 10 años de antigüedad. Ante la apertura de las fronteras en 2009 –como parte del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN)–, la Secretaría de Economía (SE) y la de Hacienda y Crédito Público (SHCP) publicaron (desde 2008) las bases y requisitos para la introducción de estos vehículos a nuestro país.

Destaca la solicitud del certificado de origen a los vehículos que se internen de forma definitiva a territorio azteca; el ajuste de los costos de las unidades en las aduanas y el cumplimiento de las disposiciones para la protección del medio ambiente.

En el caso de los vehículos con menos de 10 años de antigüedad, pueden ser importados sin necesidad de permiso previo de la SE ni certificado de origen, pero el propietario debe pagar un arancel del 10% sobre el valor del vehículo o, de lo contrario, presentar la documentación requerida.

Estas dos últimas medidas mencionadas han mostrado resultados positivos, ya que la introducción al país de automotores con más de 10 años de antigüedad ha bajado considerablemente.

Para Luis Gómez Sánchez, presidente de la AMDA, la clave para reactivar la industria del autotransporte está en el crédito. “Urge inyectar liquidez al mercado mediante la participación de la banca de primer piso y el apoyo de Nacional Financiera, tal como se hizo al inicio del año 2009”, dice de manera enfática.

www.altonivel.com.mx

Comentarios