Negocios

Blindaje: industria que nace de la inseguridad

Las cifras de delitos han generado una mayor preocupación por parte de políticos y altos cargos empresariales que optaron por reforzar su seguridad personal.

25-04-2011, 4:12:43 PM

Que la Ley de Seguridad Nacional se esté discutiendo con carácter de urgente en la Cámara de Diputados, no es más que una prueba tangible de la preocupación que está causando la .inseguridad entre las autoridades nacionales.

Las cifras de delitos en la última década no sólo no han disminuido, sino que se han incrementado.

Así, según el Instituto Ciudadano de Estudios Sobre Inseguridad (ICESI), en el año 2000 el país tuvo un total de un millón 367 mil 714 denuncias, mientras que en 2010 éstas se elevaron a un millón 662 mil tres. Visto de otra forma, podríamos asegurar que, de cada cien mil mexicanos, al menos mil 533 fueron asaltados, secuestrados o asesinados durante el año pasado.

Vale la pena destacar que sólo el Distrito Federal y el área metropolitana, principales núcleos empresariales y políticos del país, alcanzaron cerca de 28% de los delitos en el país.

Lo anterior resulta preocupante para los empresarios nacionales y extranjeros que trabajan en el país, quienes han manifestado la necesidad de que los distintos clusters desarrollen estrategias de seguridad corporativas. Y el .sector automotriz parece ser uno de ellos.

Recientemente la American Chamber, junto con otros organismos privados internacionales establecidos en México, dieron a conocer los resultados de la encuesta “El impacto de Seguridad en México en el Sector Privado”.

En ella dejaron en claro que a pesar de las condiciones de inseguridad, los empresarios extranjeros continuarán invirtiendo en México, ya que han adquirido a lo largo de los años recientes una mayor cultura de la prevención.

Sin embargo, dicha encuesta revela que empresarios de Estados Unidos, Canadá y Japón consideran que México es más inseguro ahora que en 2010, pero confiaron en que de tres a cinco años mejorará la situación de la seguridad en el país.

Fernando Echeverri, presidente de la Asociación Mexicana de Blindadores de Automotores, dijo al respecto que a pesar de esta percepción, el clima de negocios en México sigue siendo muy bueno y los corporativos nacionales y extranjeros seguirán trabajando en el país, por lo que es necesario proteger a sus mandos directivos.

“Estos deben considerar el establecimiento de estrategias de seguridad que integren el uso de unidades blindadas para sus niveles directivos”, aseguró.

Convertir crisis en oportunidad: nace un nuevo mercado

 

Una de las principales enseñanzas dejadas por la reciente crisis mundial, tuvo su origen en aquella tesis que plantea la capacidad que tienen los grandes empresarios de sacar provecho a las situaciones más difíciles, como fue el caso de la depresión económica.

Y guiándose por esta premisa, las crecientes cifras de delincuencia en el país, que de alguna forma u otra podrían afectar las intenciones que empresarios extranjeros tienen de invertir aquí, o retirar sus capitales -como ya ha sucedido en otras naciones-, han dado paso a un nuevo sector comercial que toma cada vez más impulso: el blindaje de autos.

Un caso a destacar es el del diseñador Miguel Caballero, a quien The New York Times denominó como “El Armani de la ropa blindada”.

El empresario colombiano ha sabido posicionarse en la industria de la seguridad personal, a través de una firma que lleva su nombre y que se dedica a confeccionar trajes que pueden resistir la penetración de un cuchillo o el impacto de una pistola nueve milímetros.

Sus principales clientes provienen del sector empresarial más alto, al cual atribuye más del 40% de sus ventas totales. Aunque aclara que no trabaja para particulares, sino  que sólo vende a corporativos y compañías, donde cada prenda tiene un código y número oculto en cinco puntos, si la prenda la compra un testaferro y la encuentra la autoridad.

El negocio iría tan bien, que la empresa ya suscribió una alianza con la firma Eurocopter de México para blindar sus helicópteros que dan servicio a personas “VIP”.

Dicho éxito tiene una clara explicación para el empresario: en México, a partir de la lucha del gobierno federal en contra del crimen organizado y el narcotráfico, la demanda de estos productos ha crecido por el problema de la delincuencia que demanda más productos, pero eso sólo es un factor que no es decisivo.

Entre sus productos más cotizados están: guayaberas blindadas, camisetas de uso interior y chamarras impermeables, cascos blindados y placas de nivel superior de protección contra ataques de AK-47. Aunque lo que ahora se viene fuerte es el blindaje de automóviles para políticos y directivos de empresas.

También podría interesarte:

Comentarios