Negocios

La crisis de los alimentos

Averigua si se justifica la alarma mundial generada en el sector por la denominada crisis alimentaria y cómo afecta a México.

31-01-2011, 2:37:38 PM

En su último reporte, la Organización de las Nacione Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) publicó que su índice global de precios de los alimentos, que mide los cambios mensuales de los valores de una canasta compuesta de cereales, lácteos, carne y azúcar, marcó un máximo de 214.7 puntos en diciembre, dejando atrás el récord visto en junio de 2008, durante la pasada crisis alimentaria.

La situación responde, sobre todo, a la inquietud por las condiciones climáticas adversas que viven los países productores de granos y las .barreras comerciales impuestas por las economías avanzadas.

Por todos estos signos, según el vocero del organismo para Latinoamérica, Lucas Tavares, “parece inevitable que en 2011 haya precios altos y volátiles, por lo que es clave estimular la producción local de alimentos para evitar una posible escasez de productos”.

Incluso, a través de su director general, Jacques Diouf, aseguraron que “los precios más altos y la volatilidad .continuarán en los próximos años si no enfrentamos las causas estructurales de los desequilibrios en el sistema agrícola internacional”. Situación que afectará con mayor seriedad a la población más pobre y generará inestabilidad política.

La situación provocó eco inmediato en las principales figuras del mundo. Este fue el caso del presidente francés, Nicolas Sarkozy, quien dijo que el mundo se arriesga a grandes disturbios y un crecimiento más débil, si los líderes globales no logran enfrentar la volatilidad en los precios de los alimentos, tal como sucedió con la crisis de 2008.

 

Posición mexicana

Cómo era de esperarse, el .alza generaliza de los precios en alimentos ha impactado al mercado mexicano, siendo  frutas, verduras y carne de res, los más afectados.

¿Cómo es eso posible? Según FAO, el costo de los alimentos a finales de 2010 subió 50% obedeciendo a los eventos naturales ocurridos en el año que deterioraron las cosechas y que hoy reducen la oferta de producto.

De este modo, las alzas en dichos productos son generadas por factores externos como el incremento en el maíz, pero también obedecen a una disminución en la oferta y/o aumento en la demanda que pueden estar motivados por cuestiones ambientales.

Este esquema afecta a las minoristas como Walmart que registraron un incremento de 28.3% en el precio de frutas y verduras, y una inflación en el costo de la carne de entre 2% y 4 por ciento.

A raíz de la inflación acumulada en 2010, la cadena minorista ha cambiado el esquema de distribución de ganancias como medida de protección a 20,000 proveedores existentes para la región de México y Centroamérica, de los cuales 86% son mexicanos y de estos 60% son pequeñas y medianas empresas.

Aún así, el gobierno llama a mantener la calma tanto a productos como a consumidores mexicanos.

A través de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), las autoridades aseguraron que no existe una escalada de precios o aumentos generalizados, a pesar de que se trata del resultado más bajo en los últimos 23 años.

La dependencia manifestó su compromiso de mantener el rumbo de la economía para garantizar la estabilidad macroeconómica y una “conducción sin dubitaciones y sin acudir a medidas irresponsables” para mejorar el precio de los alimentos y las condiciones de vida en el país.

A su vez, el secretario de Economía, Bruno Ferrari, sostiene que la cifra de inflación debe servir tranquilizar a los mexicanos sobre la evolución de los precios y para apagar las llamadas de alarma que existen.

 

Reducción del IVA

Además, como una alternativa al incremento de los precios en los alimentos y el objetivo de que el salario de las familias más pobres rinda más, el líder de los senadores del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Manlio Beltrones Rivera, propuso reducir el Impuesto sobre el Valor Agregado (IVA) en el país.

“El problema de lo mexicanos es que todo sube, menos los salarios”, lo que determina que la gente sigue sin dinero suficiente para vivir bien y ser feliz, dijo durante un encuentro con integrantes de la Liga Revolucionaria.

A la iniciativa se unió también el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), quienes apoyaron la iniciativa de aplicar una tasa general de 12% de IVA, todo por amortiguar los efectos que la, ya denominada, crisis alimentaria está dejando en los mexicanos.

También podría interesarte:

Comentarios