Autos híbridos: fuerza para el futuro

Los autos eléctricos son una realidad factible, pues permiten el cuidado del ambiente y ayudan a la sustitución de la gasolina como combustible.

09-11-2010, 12:21:57 PM

Los especialistas sostienen que el futuro inmediato de la industria automotriz son los autos eléctricos. Basta revisar sus argumentos: en primer lugar, el crecimiento de los vehículos eléctricos motorizados dará lugar a un cambio fundamental en el paisaje existente en áreas como diseño, fabricación, distribución y servicio posventa y el suministro de energía e infraestructura. Tan es así que la mayoría de los principales fabricantes invierten de forma importante en el diseño y fabricación de estos vehículos.

En segundo lugar, los gobiernos y organismos del sector público de Estados Unidos, Francia, reino Unido y otros países hacen importantes inversiones en el desarrollo de vehículos eléctricos y en la introducción de créditos fiscales, incentivos y subsidios.

En Francia, por ejemplo, el Gabinete de Desarrollo Sustentable puso en marcha recientemente un plan nacional para el desarrollo de vehículos eléctricos e híbridos recargables.

En tercer lugar, las firmas de energía y otras industrias han puesto sus ojos en los vehículos eléctricos, pero lo más importante es que el desarrollo del vehículo eléctrico está siendo fuertemente impulsado por la demanda de los consumidores derivada de factores económicos y ambientales.

De hecho, en el estudio Autos Online 09/10, realizado por Capgemini –consultora en tecnología y servicios de outsourcing–, 41% de los consumidores entrevistados dijo que actualmente poseen un automóvil de bajo consumo de combustible y/o de combustible alternativo, frente a un 36% del año anterior. Otro 30% dijo que planea comprar un vehículo económico en combustible y/o un auto de combustible alternativo.

Híbridos: nuevos líderes

Los automóviles eléctricos, en particular los eléctricos/de gasolina híbridos, son los más comerciales y viables entre los diferentes tipos de autos alternativos, por una simple razón: han demostrado tener el potencial de reducir el consumo de combustible y emisiones de escape.

Mejor aún: son el principal tipo de vehículos de combustible alternativo que el consumidor actual posee o está dispuesto a comprar.

Los vehículos eléctricos híbridos aún representan una pequeña parte de las ventas de automóviles en general; se estima en alrededor de 1% en Europa y 2% en estados Unidos. Su colocación en el mercado, al igual que la del resto de los autos, ha sufrido recientemente a causa de la crisis. Sin embargo, se espera que la demanda futura crezca, sobre todo en Estados Unidos y Japón, ya que los precios de los híbridos y otros vehículos eléctricos ya comenzaron a disminuir.

Según estimaciones, las ventas mundiales de vehículos eléctricos híbridos pueden aumentar a una tasa compuesta de crecimiento anual de hasta un 12% en los próximos años. El desarrollo de mercados como Brasil, India y China también podría contribuir al crecimiento, ya que se pone mayor atención a cuestiones medioambientales como la reducción de CO2.

Seis retos urgentes

La mala noticia es que México todavía no está preparado para recibir autos eléctricos, porque no existe infraestructura pública para recargar las baterías, como en otros países. Además, el gobierno no ha diseñado estrategias para incentivar su compra, como la eliminación del pago de la tenencia y la verificación vehicular, por ejemplo.

Aunque hay un considerable interés por los vehículos eléctricos, existen seis retos que se deben superar:

1) Rendimiento de las baterías.

La industria debe resolver problemas tales como la baja capacidad de distancia, la duración de recarga, el peso de la batería, el corto ciclo de vida y el alto costo de las baterías.

2) Inversión en infraestructura.

El desarrollo del vehículo eléctrico depende del desarrollo paralelo de una infraestructura de recarga. La actual capacidad de distancias cortas y frecuentes recargas requiere un número significativo de puntos de carga, lo que requerirá una considerable planificación e inversión.

3) Aceptación del mercado.

Los vehículos eléctricos actuales no cumplen aún las expectativas del consumidor respecto a velocidad, potencia, rendimiento, capacidad de recarga, distancia y, especialmente, precio.

4) Precio.

Los costos de los nuevos vehículos híbridos eléctricos han empezado a caer un poco, pero aún es muy temprano en la curva de reducción.

Los programas gubernamentales patrocinados en forma de créditos al consumo, descuentos e incentivos proporcionan algo de alivio al costo. Sin embargo, la diferencia de precios entre los vehículos con motor de gas y electricidad se tendrá que reducir si la mayoría del mercado acepta los coches eléctricos.

El estudio de Capgemini, Autos Online 09/10 pone en evidencia que los consumidores muestran una cierta disposición a pagar por una mayor eficiencia energética. Por otro lado, muchos no están dispuestos a pagar un sobreprecio de más del 10%.

5) Valor ecológico.

Si bien la percepción general es que los autos eléctricos son más ecológicos que los motores de combustión, su valor ecológico actual es cuestionado por algunos. Las preocupaciones ambientales aumentan si el vehículo consume electricidad de una central de carbón. Otros factores, como el reciclaje de baterías usadas también incide en el tema.

6) Avances tecnológicos.

Los vehículos eléctricos han entrado tardíamente en el mercado automotriz y, como tal, la estandarización de componentes, tecnología y métodos de prueba aún no están listos.

Otras alternativas

Los coches eléctricos no son los únicos vehículos de combustible alternativo en el mercado. Otras opciones, como el etanol y la gasolina/etanol y los vehículos flex-fuel, han crecido en popularidad en algunas ciudades. Por ejemplo, en Brasil, el 22% de los consumidores dijo que actualmente posee o piensa comprar un vehículo flex fuel, el resultado más alto entre los países encuestados.