Negocios

El éxito de VW en México

Realiza un pequeño recorrido a través de la historia de la compañía alemana en México. ¿Cuándo llegó al país, cómo ha evolucionado su estrategia?

28-09-2010, 9:29:43 AM

Los buenos resultados obtenidos por Volkswagen (VW) en México, como sucede con su planta de Puebla que contabilizó un incremento de 42% en sus niveles de producción de los últimos ocho meses, han impulsado a la compañía automotriz alemana a seguir invirtiendo en el desarrollo de sus fábricas en el país.

De este modo anunció una nueva inversión por mil millones de dólares para mantener el  crecimiento de su industria en nuestras fronteras durante los próximos tres años, en una nueva planta de motores y en nuevos productos, donde destaca la fabricación del Beetle a partir del próximo año.

Y es que para la compañía alemana fue una decisión correcta ingresar al mercado mexicano.

Desde su llegada todo ha sido éxito y buenos resultados gracias a modelos como Bora (Sedán y Variant), Jetta y New Beetle, en sus versiones Cupé y Convertible.

Su producción y venta han crecido de manera imparable desde 1964, cuando fue instalada su primera planta, sobre todo en la exportación, cuyo más notorio traspié sucedió entre los años 2001 y 2006.

Invitamos a realizar un recorrido por su historia, desde la llegada de los primeros modelos Volkswagen a México en la década de los cincuenta, hasta nuestros días.

Todo comenzó…
Los primeros modelos que tocaron tierras mexicanas lo hicieron con motivo de una exposición denominada “Alemania y su industria” celebrada en las instalaciones de Ciudad Universitaria, en la ciudad de México.

La buena recepción del público impulsó a los dueños de la alemana a constituir la marca Volkswagen de México en 1964 y al año siguiente comienzan los primeros trabajos para la construcción de la primera planta, en Puebla.

Sólo dos años después de poner la “primera piedra” de la construcción, en 1967, se produjo el primer Volkswagen Sedán en aquellas instalaciones. De ahí en adelante, y con ayuda de los compradores mexicanos, inicia una temprana construcción de modelos en masa.

Así, en 1970 comienza la producción de su segundo automóvil llamado “Safari” y en octubre de ese mismo año, sin esperar más tiempo, la compañía toma la decisión de lanzar al mercado la tradicional Combi, que se convertiría en el impulsor de una nueva categoría de los “cuatro ruedas”.

El éxito continúa e impulsa a los fabricantes a poner mayor atención en los componentes de sus autos, como elementos individuales. De este modo, se inicia la fabricación de motores enfriados por agua, como el que se utilizó para armar el conocido modelo sedán Atlantic.

Comienza la expansión
Junto con ello, en 1984, comienza la producción del otro modelo llamado Corsar. Cuatro años después le sigue el Golf, para el mercado mexicano, Estados Unidos y Canadá, época que marca el gran inicio expansivo de la exportación a grandes mercados.

Durante la siguiente década, es decir entre los años 1990 y 2000, destaca la producción de dos modelos: Golf, pero ahora convertible y Derby, un automóvil familiar para la ciudad pero considerado por sus propios conductores como económico.

Pero esta época tuvo más que eso. Entre sus principales modelos desfilaron el New Beetle, la cuarta generación del modelo Jetta, sumándose además la marca Audi a la presencia del Grupo Volkswagen en el mercado mexicano.

El año 2000 fue un periodo de alegrías en Volkswagen de México, que estableció un récord de producción; la Planta de Puebla reportó una fabricación de 425 mil 703 unidades de los modelos Jetta, New Beetle, Golf Cabrio y Sedan. Lo que nunca antes de había visto en otra sucursal mundial de la marca.

Asimismo, en 2001, VW celebró la producción de nuevos modelos. Pero este éxito comienza a sufrir sus embates en los seis años siguientes, donde, tanto la producción como las exportaciones bajaron.
    
Destaca el hecho de que, a casi cuatro décadas de producción ininterrumpida, en julio de 2003 termina la fabricación mundial del Sedan, cuya fabricación era sólo realizada por la empresa en México.

Una vez pasado lo peor, en 2007, se llevan a cabo las fases de “Preserie” y “Arranque” de producción del Variant, la versión vagoneta del modelo Bora.

El máximo signo de recuperación sucede en 2009 cuando, al cierre de ese año, Volkswagen de México establece un nuevo récord de producción histórico, al fabricar 450 mil 802 unidades.
    
Este año, y con motivo de las celebraciones por el Bicentenario de la Independencia de México, Volkswagen presenta el Nuevo Jetta, Edición Especial Bicentenario. Además, se lleva a cabo la inauguración del Segmento Poniente de Volkswagen de México, en el que se produce, en exclusiva para todo el mundo, la sexta generación del Jetta.

La empresa espera ratificar el éxito sostenido durante los últimos años, entregando calidad y seguridad a los automovilistas de todo el mundo, a través de su producción en nuestro país.

.www.altonivel.com.mx

También podría interesarte:

Comentarios