Negocios

Pedro Kumamoto, millennial disruptivo de la política

El candidato independiente hizo una campaña juvenil, austera, tecnológica y cercana a la gente, con la que aseguró un lugar en el Congreso de Jalisco.

10-06-2015, 2:51:50 AM

Pedro Kumamoto Aguilar es gestor cultural, poeta, runner y se considera un amante de la tecnología. Tiene 25 años y será el primer diputado local electo a partir de una candidatura independiente en Jalisco.

Su triunfo se une a otros candidatos ciudadanos, como el de Jaime Rodríguez Calderón El Bronco, en Nuevo León, que construyen una nueva historia en la vida política de México, en la que los movimientos apartidistas toman fuerza a causa del hartazgo y el desapego de los votantes por los partidos políticos.

Te recomendamos leer: Los retos del Bronco, un candidato que hizo historia

Kumamoto, al igual que el resto de los independientes ganadores, no viste de traje, generalmente utiliza un pantalón casual y una camisa desfajada. Modula su voz, habla rápido, sonríe repetidamente y se refiere a su movimiento como “nosotros”.

Se define como un hombre al que le gusta analizar lo que hace, observador, amante de los detalles y las artes.

“La nuestra fue una victoria de las personas. El gobierno no nos regaló nada. Los derechos se ganan en las calles, se obtienen, se construyen. No se trata de mí, se trata de un movimiento articulado alrededor del enojo y el desencanto, pero también de la búsqueda de la esperanza para construir otro tipo de política”, dice en entrevista con AltoNivel.com.mx.

Su victoria fue aplastante en el distrito 10 de Jalisco, que abarca una zona de Zapopan habitada por clase media y media alta, considerada hasta hace unos años como un bastión panista, y que concentra varios sitios de interés, como el Estadio 3 de Marzo, la Plaza Galerías, el desarrollo comercial Andares, el Tianguis Sol y el Parque Metropolitano, entre otros.

El candidato independiente obtuvo 53,996 votos, por 32,126 de Movimiento Ciudadano; 22,804 de la alianza PRI-Partido Verde y 18,163 del PAN, que quedó relegado hasta el cuarto lugar. La participación del electorado, según los conteos preliminares, fue de 53.9%, encima del 48% que promedió a nivel nacional.

De las aulas a la curul

Cuando fueron las elecciones de 2012, que designaron a Aristóteles Sandoval como gobernador de Jalisco, y a Enrique Peña Nieto como presidente de México, Pedro Kumamoto estaba a la mitad de la carrera de Gestión Cultural, recién creada en 2009, en el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), una universidad de ideología jesuita.

Ese año fue decisivo para él en dos formas: por un lado fue electo presidente de los estudiantes del ITESO, y por el otro, observó con desencanto el resultado de la jornada electoral. En ese momento supo que quería llevar su interés por la política a otro nivel.

“Somos resultado indirecto de las expectativas que teníamos en 2012, cuando nos sentamos a decidir qué queríamos de la democracia. (…) La política no estaba rindiendo cuentas a nosotros, sino a ciertos grupos de partidos políticos y, como dicen los españoles, ‘o haces tú la política o alguien más la hace por ti’”, afirma.

Al año siguiente ingresó al Observatorio Legislativo del ITESO, en el que aprendió las operaciones del Congreso local. Fundó Wikipolítica, una red de voluntarios sin filiaciones partidistas que tienen por objetivo “mejorar la calidad de nuestra democracia”, y buscó asesoría de líderes de opinión, académicos y organizaciones civiles, entre ellos, Guadalupe Morfín, ex presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de Jalisco y Eduardo Bohórquez, director general de Transparencia Mexicana.

“No sé porque gastan tanto los partidos políticos. Con el 20% de lo que la ley nos marca como tope logramos hacer una campaña creativa, propositiva y que aparte ganó”.

Kumamoto comenzó una campaña que tuvo como bases el contacto con la gente, la transparencia y la austeridad.

En su página de Internet Kumamoto.mx, el candidato hizo visibles sus propuestas: Gobernar con las personas, servicio público de excelencia y hacer contrapeso al ejecutivo. Cada una de ellas subdividida y enlazada a su perfil de Facebook, por lo que sus seguidores podían hacer comentarios, a los que él daba respuesta.

Utilizó la plataforma de Candidato Transparente, de la iniciativa #3de3, para subir sus declaraciones, en las que aseguró tener un vehículo Toyota 2008 de 140,000 pesos, bienes e inmuebles por 30,000 pesos, principalmente en obras de arte adquiridas y una cuenta bancaria con 8,700 pesos.

Sus recursos totales de la campaña fueron de 250,000 pesos, de los cuales, 18,626 pesos fue dinero público. El resto eran donaciones. Tuvo 130 donantes, que dieron desde cajas de manzanas hasta 7,000 pesos. Su estrategia no tuvo spots de radio y televisión, más allá de los tiempos oficiales; se basó en redes sociales, adhesivos y separadores que él y su equipo entregaron a mano. Algunos de sus competidores, en cambio, utilizaron recursos superiores al millón de pesos.

Te recomendamos leer: El Bronco confirma: redes sociales, clave para su triunfo

El escenario que sigue

Previo a las elecciones, Kumamoto consiguió el apoyo de aproximadamente 1,500 personas que le ayudaron en realizar su campaña de tierra, y el día de la jornada se sumaron 600 más. De ese total, ninguno obtuvo un sueldo a cambio, y a pesar del apoyo ciudadano y de sus jóvenes colaboradores, dice no considerarse un líder.

“Más que un líder me gusta entenderme como un facilitador de procesos, me gusta saber que mi papel más que el de alguien a quien van a seguir, es el de alguien que va a poder permitir y dinamizar la discusión pública de los diferentes debates”, dice.

Su vida ha cambiado en los últimos seis meses. En un día normal entrenaría para una carrera, andaría en bicicleta, leería poesía, cuentos, iría al cine o a estudiar. “Soy una ratita de biblioteca”, afirma.

Pero su carrera política lo absorbe. Su último medio maratón fue en diciembre, y ahora solo corre distancias de entre 5 y 10 kilómetros para relajarse y pensar tranquilamente.

El ejercicio me ayuda a enfocarme hacia donde quiero ir, hacia donde estoy tomando mis decisiones, a hacer a un lado las voces que siempre estoy escuchando al momento de tomar una decisión pública, escuchar el instinto, y repasar la información que me llega”.

Kumamoto lee de dos a tres periódicos diarios, pero su mayor revisión de medios y temas de interés general la hace por Twitter, en donde tiene 21,500 followers. En Facebook contaba con casi 73,000 likes hasta este martes. Se considera un millennial, gustoso de las nuevas herramientas tecnológicas.

Fue a través de ellas que se enteró de su triunfo, luego de pedir a su equipo de colaboradores que enviara imágenes con los resultados de cada una de las casillas mediante un grupo de WhatsApp. Así lo hicieron y de esa manera se dieron cuenta que su victoria tenía una tendencia irreversible.

El candidato se convertirá en diputado en septiembre próximo, cuando ocupará uno de los 39 lugares en el Congreso de Jalisco, que tendrá una fuerza dividida entre PRI y Movimiento Ciudadano. Aún no define cuáles serán las primeras iniciativas que promoverá, pero ya hizo una primera promesa: utilizar el 70% de su sueldo para realizar ejercicios ciudadanos que colaboren en su labor legislativa.

“La gente tiene esperanza y yo debo entender que esta responsabilidad significa articular la esperanza alrededor de otro tipo de política, una política que sea deliberativa, que permita que más personas se involucren y sobre todo, un tipo de política que ponga al centro el debate, el consenso y la construcción de alternativas entre muchas personas”, asegura Kumamoto.

Las trabas que pueda encontrar con los partidos políticos en el Congreso no le preocupan. Para él son un reto, igual al que enfrentó para conseguir una candidatura ciudadana o al de ganar la diputación. “Trabajando en equipo y siendo honestos demostraremos que los muros sí caen”, una frase que repite y adoptó como parte de su campaña.

OTROS ARTÍCULOS SOBRE #Elecciones2015

Fernando Elizondo, la figura detrás de El Bronco

El Bronco confirma: redes sociales, clave en su triunfo

Los otros independientes que se perfilan para ganar

Blanco ‘anota’ en Cuernavaca; Lagrimita ‘llora’ derrota

Los problemas que tendrá que driblar Cuauhtémoc Blanco

Opinión: Cuando los tuiteros se venden

Los números de la elección intermedia

También podría interesarte:

Comentarios