Negocios

Guadalajara, ¿números rojos?

En 2011, el estado incrementó sus pasivos a 2,581 mdp. A ellos se suman 12 mil millones en infraestructura pública.

01-06-2012, 4:51:44 PM

Bajo la luz de experiencias pasadas, ¿cómo se debería medir
el éxito o fracaso de Guadalajara 2011?

Federico Lepe, coordinador general de Promoción Externa e
Inversión de la Secretaría de Desarrollo Económico de Jalisco (Seproe),
considera que los Panamericanos cumplieron su objetivo. Destaca, por ejemplo,
el beneficio incalculable, resultado del volumen de publicidad gratuita que obtuvo
automáticamente la ciudad.

Aunque no estuvo involucrado directamente en la organización
de los Panamericanos, Lepe tiene credenciales, pues es miembro del Comité
Olímpico Internacional y considera que muchas veces se emiten juicios injustos
en torno a las finanzas de estos eventos. Claro, reconoce los casos de terror,
como Montreal o Atenas: “Los griegos aún lo pagan; sin embargo, recordemos que
el gasto en seguridad los rebasó, pues el atentado a las Torres Gemelas de
Nueva York en 2001 cambió los modelos de seguridad en el mundo”.

Sin dar datos concretos, Juan José Martínez Jiménez,
subdirector de Prensa y Comunicación Social del Copag, asegura que “los
Panamericanos por sí mismos generaron una fuerte derrama económica para el
estado y para Guadalajara (…) Con  ellos,
sectores como el hotelero, comercial, restaurantero y losque ofrecen servicios
se beneficiaron”. Destaca, además: “Del 
100% de las empresas que adquirieron la licencia de los juegos, 80%
desarrollaron el producto en el país. De ese total, 85% lo hicieron en Jalisco
y solo 15% en otros estados”.

Una de las pymes proveedoras fue Estrategia, Equilibrio,
Evolución (e3), que fabricó 13 mil muebles para la villa olímpica (mesas,
sillas, comedores, salas y oficinas completas de los jefes de delegación, entre
otros). Lo particular del caso es  que la
firma, dedicada a la fabricación de muebles de cartón, fue fundada apenas en
2007 en la ciudad de México. Mesas, escritorios y sillones fueron hechos con
material sustentable y tan resistente como un mueble común. Los productos no
solo llevaron estampado en su diseño la imagen de Guadalajara 2011; además
pudieron llevar imágenes de patrocinios, como Bimbo, Pepsi y Office Depot.

Mónica Albarrán, directora general de e3, presume que fue la
producción en muebles más grande que han tenido. “Participar en los
Panamericanos nos permitió aprender. Para la empresa se ha convertido en una
carta de presentación ideal, pues podemos demostrar que somos capaces de
producir con mucha calidad, en gran escala y con las exigencias de un montaje
de proyección internacional.”

Como dato curioso, Albarrán nos comparte que “la
característica de los muebles (ligeros, vistosos y durables) permitió que, una
vez concluido el evento, los atletas o cualquier miembro de la organización se
los llevaran como souvenir.”

Martínez Jiménez, de Copag, concluye que los visitantes
pudieron ver en Guadalajara “una ciudad dinámica, moderna, que ofrece mucho a
quien quiere invertir en ella”.

Braulio Laveaga fue uno de los invitados que recibió el
honor de entregar algunas medallas panamericanas. Como director general de la
Cámara Nacional de la Industria Electrónica,de Telecomunicaciones y Tecnologías
de la Información (Canieti) región Occidente, tiene su propia óptica: “Como
industriales de la región, el comité (Copag) nos invitó a ser partícipes del
evento, no con tecnología, pues para toda la ejecución de los juegos se
requieren sistemas y dispositivos muy especializados que no desarrollamos en
nuestro clúster, pero sí con actividades ejecutivas”.

Laveaga entendió que esto les abría muchas oportunidades,
además de que se dio en un momento en el que la cámara ya había consolidado una
estrategia de proyección y difusión internacional.

“Más allá de haber concretado negocios, para la cámara y
para la industria fue un escaparate en donde dar a conocer al mundo el alto
nivel de tecnología y el grado de conocimiento que hemos generado en
Guadalajara y sus alrededores.”

De esta forma, la información presentada confirma la idea de
que los beneficios de un evento deportivo de esta magnitud son visibles
posteriormente, con la manera en que se aproveche la inversión puesta en
infraestructura. Algunos hechos nos hacen sospechar de que, para Jalisco, los
Juegos Panamericanos solamente han sido una pieza jugada en una partida de
ajedrez que busca colocar a Guadalajara como una ciudad de nivel mundial.

Al arrancar 2012, se hizo oficial el anuncio de  que la Secretaría de Economía, a través de
ProMéxico, eligió a Guadalajara (sobre otras 11 ciudades) como sede de la
Ciudad Creativa Digital.

Con esto, la urbe tapatía comienza un proyecto que será
certificado como un Desarrollo Urbano Integralmente Responsable (DUIS) y
apoyado por el Massachusetts Institute of Technology (MIT) y la Fundación
Metrópoli. Durante la presentación de la Ciudad Creativa Digital se mostró a
los Panamericanos como uno de los eventos estratégicos que forman parte del
trabajo orquestado para convertir a Guadalajara en la ciudad de ensueño en
México.

En el ámbito del deporte, la Federación Internacional de
Natación (FINA) designó ya a Guadalajara como sede del Mundial de Natación en
2017 y se aprobó también la candidatura para pelear por los Juegos Olímpicos de
la Juventud en 2018.

¿Guadalaja ra va por todo? Al parecer, el objetivo es que nada
de lo hasta ahora invertido para la sede mundial de natación se convierta en un
elefante blanco. El proyecto deportivo aparece como una pieza más en la
estrategia de posicionamiento turístico, de negocios y comercial jalisciense.

Lepe concluye enfático: “De manera coordinada con el sector
privado, se busca que Guadalajara sea un centro de desarrollo de alta
tecnología y de talento”. Bajo esta visión, la universidad es, relativamente,
únicamente un instrumento más en la orquesta tapatía. Medir su éxito requerirá
de tiempo y de un proceso integral de desarrollo, tarea que nos abre una nueva
interrogante: ¿lo que importa es el dinero?

 

Photobucket

También podría interesarte:

Comentarios