Negocios

Inclumplir la ley Fatca amenaza el flujo de capital en todo el mundo

El fisco norteamericano podrá retener el un alto porcentaje del dinero de los negocios que no reporten directo a Washington.

22-05-2012, 9:54:51 AM

Twitter: @smilovitz

La ley Fatca (Foreign Account Tax Act) es una iniciativa norteamericana, pero se ha convertiro ya en una regla de carácter global, principalmente por los acuerdos de reciprocidad exigidos por parte de ciertos países, particularmente europeos, como Alemania, Reino Unido, Francia, Italia y España, a su contraparte estaounidense. El objeto de la ley no es otro que el de “aumentar la recaudación de impuestos por parte de los gobiernos”, explica Denise Hintzke, socia de Deloitte y directora del Área de Servicios Financieros y Práctica Legal. 

“Cada región del mundo está avanzando a otro ritmo. En Europa, países como Reino Unido ya van muy avanzados. En Asia, notamos un progreso más lento de las entidades financieras. Y, en latinoamérica, las empresas están preocupadas por saber de qué manera afectará la ley Fatca a sus negocios”, declara Hintzke.

La ley entrará en vigor a partir de enero de 2013, cuando los bancos que tengan entre sus clientes a residentes o ciudadanos norteamericanos, deberán comenzar a identificarlos con el objetivo de reportar esa información a las autoridades financieras correspondientes. Sin embargo, el plazo de aplicación de la ley es extenso y tendrá diferentes periódos que van del 2013 al 2017. 

“En 2013, se firmarán los acuerdos entre las entidades bancarias y el IRS (departamento de Hacienda en Estados Unidos), el 30 de junio de 2013 será la fecha límite para la firma de estos acuerdos, por lo que comenzarán a aplicar a partir del 1 de julio. Los bancos identificarán las cuentas antiguas que correspondan a ciudadanos o residentes de los Estados Unidos (EU), pero, a partir de 2013, deberán comenzar a identificar también las nuevas cuentas de esos clientes”, explica Hintzke. 

Identificar a los ciudadanos o residentes en EU no implica, sin embargo, que los bancos en todo el mundo deban reportar las operaciones de sus clientes, ni que estén sometidos a la sanción de una retención del 30% del flujo del capital procedente del país norteamericano con efecto a partir de 2013. Los bancos tendrán identificar las cuentas antiguas y nuevas de esos clientes, previa firma de un acuerdo con la autoridad fiscal de EU. Sólo en 2014 el fisco norteamericano penalizará a las entidades que no hayan suscrito el acuerdo. 

2017, fecha límite

“Los reportes efectivos al IRS comenzarán en 2014, posteriormente, en 2015, también se aplicará la identificación de pagos comerciales procedentes de EU hacia entidades bancarias en el extranjero y, dos años después, en el 2017, comenzará a aplicar el Foreign Pass Through Payments (FPTP), que aplicará la ley a cualquier entidad, incluso a pesar de que no haya firmado un convenio con el IRS”, explica Hintzke. 

En cuanto a su aplicación real y su impacto en los negocios e intercambios internacionales, FATCA es una normativa que no sólamente afectará a los bancos, fondos de inversión o cualquier otra entidad financiera, sino que, según prevé Hintzke, tendrá un impacto real sobre las empresas. “Las empresas serán cada vez más reticentes a comerciar con aquellas que no cumplan con la ley FATCA, porque sabrán que, si sus socios no la cumplen, entonces las operaciones con ellos podrían ser sujetas a una retención del 30%, si provienen de Estados Unidos o de una entidad bancaria norteamericana”, declara la responsable del Área de Impuestos de Deloitte. 

¿Cuánto más se recaudará?

Respecto a las estimaciones sobre el aumento de la recaudación impositiva, Hintzke considera que es “complejo” estimarlo, pero que considera que será una cifra muy elevada, no sólo para EU, sino para decenas de países que ya se encuentran en conversaciones con el IRS. 

Ante la posibilidad de que las empresas deslocalicen sus negocios para tributar en los países en donde se pagan menos impuestos, Hintke puntualiza. “Creo que eso dependerá de las legislaciones tributarias de cada país involucrado. En el caso de los ciudadanos norteamericanos, éstos deben reportar sus actividades al IRS, independientemente del país en donde opere su negocio. Esto no quiere decir que tributarán el doble, o que no podrán conservar su dinero en cuentas de paraísos fiscales, pero con FATCA el IRS tendrá un conocimiento sobre los montos que estén depositados fuera de los EU”. 

¿Cómo aplicarla?

Todos los bancos deberán aplicar sistemas que les permitan identificar a sus clientes norteamericanos, y, conforme otros países comienzan a exigir reciprocidad, es cada día más probable que los bancos deban ser capaces de identificar y reportar  las actividades de sus clientes extranjeros, independientemente de su nacionalidad. Este factor, sumado a la proximidad de la aplicación de la ley, puede suponer costos muy altos para las entidades financieras que aún no hayan tomado acciones para implementar los requisitos de FATCA. 

“En Europa, como he comentado anteriormente, varios países han progresado y exigido la reciprocidad, en América Latina estamos viendo un buen avance, pero hay países, sobre todo en Asia, donde no se ha hecho nada al respecto. Conforme se acerca la fecha, habrá bancos que gastarán millones para poder implementar FATCA, pero, si las entidades logran aplicar los procesos de forma sistemática, será más fácil cumplir con la norma”, concluye Hintzke. 

Denise Hintzke, socia de Deloitte y directora de la Servicios Financieros y Páctica Fiscal, tiene más de 25 años de experiencia asesorando clientes y empresas en materia de impuestos, reporte fiscal y mejores prácticas. Antes de ser socia en Deloitte fue directora general en el Área de Impuestos del Bank of News York Mellon. También colaboró con bancos como Merryl Linch, Lehman Brothers y el Republic National Bank. 

Para saber más: 


Para saber más:

Entrevista con Óscar Ortiz: Fatca y su impacto en México

Video: 75 Convención Bancaria 

También podría interesarte:

Comentarios