Negocios

Hablaron los candidatos: Muchas promesas, pocas propuestas

Los desafíos económicos superan a las estrategias de los candidatos a presidir el país en 2012.

18-05-2012, 5:03:47 PM

Twitter: @smilovitz

La 75 Convención Bancaria de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), celebrada en Acapulco, Guerrero, estuvo imbuida de un ambiente triunfalista por parte de las actuales autoridades económicas y de un cúmulo de promesas por parte de los candidatos a ocupar la Presidencia del país.

Jueves 16

La primera jornada de la Convención, en la que participaron como ponentes, José Antonio Meade, secretario de Hacienda y Crédito Público, Agustín Carstens, gobernador del Banco de México, Guillermo Babatz, presidente de la CNBV y Jaime Ruiz Sacristán, presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), con la intervención también del presidente del país, Felipe Calderón, estuvo llena de referencias al comportamiento de las cifras macroeconómicas de México.

El presidente se refirió a indicadores que demuestran la “solidez” de la economía nacional, entre ellos, el índice ‘Doing Business’, en donde México ha escalado posiciones de forma paulatina y la ligera variación del coeficiente de Gini, que mide la desigualdad entre los sectores ricos y pobres de la población, durante la crisis financiera de 2008 y 2009, la “peor en 80 años”, lo que Calderón consideró un triunfo.

El Gobernador del Banco de México defendió su tarea al frente de Banxico y señaló que su función primordial debe continuar siendo el control de la inflación, por encima del fomento del crecimiento económico. Carstens se congratuló de haber mantenido la “disciplina” de la política monetaria y señaló que la libre fluctuación del peso respecto a otras divisas, en particular el dólar, le ha permitido maniobrar para evitar una apreciación o devaluación excesiva de la moneda.

Por su parte, el representante de la ABM, anunció a bombo y platillo los éxitos del sistema bancario nacional en los últimos 10 años, pero incidió en su evolución durante los últimos cinco. Destacó la proliferación de sucursales, de cajeros automáticos, de la implementación incipiente de la banca móvil y la solvencia de las instituciones financieras. El presidente Calderón apoyó las declaraciones de Sacristán, al señalar que los bancos mexicanos han sostenido una capitalización promedio del 16%, que los sitúa por encima de los requisitos de la regla de Basilea III.

Por su parte, el representante de la CNBV se centró en apelar al sector privado, al que instó a pedir más crédito, de manera particular a las Pymes, para fomentar la inversión y el crecimiento del país.

Viernes 17

La jornada estuvo plagada de promesas políticas por parte de los aspirantes a la Presidencia de México.

Las propuestas económicas de los candidatos resultaron ser más parecidas que divergentes, pero, a pesar de prometer un crecimiento más elevado que ronde el 5 o el 6% anual, se quejaron amargamente sobre el estancamiento de la economía durante los últimos 15 años. En el caso de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), incluso dijo de forma explícita que el crecimiento ha sido “nulo” en ese periodo de tiempo.

Los candidatos centraron sus ponencias en diferentes problemas, pero ninguno abordó de forma específica temas financieros de relevancia en la actualidad, como la norma de Basilea, la independencia en la gestión por parte de la CNBV, la normativa Fatca, ni los riesgos económicos sistémicos que han llevado a Europa en particular y al mundo en general a enfrentar la peor crisis económica de la historia moderna.

¿Y la bancarización universal?

Asimismo, ninguno de los candidatos ha planteado una estrategia para lograr la bancarización universal, aunque Enrique Peña Nieto sí han planteado la “seguridad social universal” , la creación de empleo a través de construcción de obra pública, como hizo el candidato del PRD, o incentivar a la mujer a su incorporación al sistema laboral en las más altas esferas, como hizo Josefina Vázquez Mota.

Esta falta de contenido en las propuestas financieras y económicas de los candidatos no debe tomarse a la ligera. Tener una estrategia definida para impulsar la banca móvil a partir de 2012 debería conformar una parte sustancial del discurso económico, pues es la gran apuesta de fusión entre los servicios bancarios tradicionales y las nuevas tecnologías.

Los dos temas financieros en los que más profundizaron los candidatos fueron dos, por una parte, la “reforma fiscal integral“, es un hecho que México debería recaudar tres o cuatro veces más impuestos. Para ello, los candidatos coinciden, con matices, en aplicar un impuesto único, progresivo -el que más gana más paga- y simple, pero ninguno ofreció incentivos concretos a las personas que trabajan en la economía sumergida para regularizarse.

El segundo tema fue el de la banca de desarrollo, que todos los candidatos dibujaron como la panacea para terminar con la pobreza en México, sin embargo, ninguno explicó un plan concreto que incluyera una estrategia estatal y otra municipal para impulsar los microcréditos.

De hecho, ninguno planteó el tema de la dificultad de conciliar, por un lado, una legislación que pide cada vez más información a los clientes para obtener un crédito, con la necesidad de prestar a la palabra que tienen algunos intermediarios financieron no bancarios.

Tampoco se han planteado escenarios con números concretos que indiquen qué porcentaje de interés podrían cobrar las entidades financieras que prestan en municipios donde los grandes bancos no operan, y, sin embargo, una de las principales críticas a la banca popular consiste, precisamente, en lo caro de los préstamos a los más pobres.

Un escenario nublado

Si comparamos las propuestas e iniciativas económicas para México que han propuesto los aspirantes a la Presidencia, con el clima de Acapulco durante los últimos dos días, habría que señalar que el jueves fue un día nublado y el viernes soleado, pero que el escenario económico se pareció más al del jueves que al del viernes. La perspectiva económica,  sigue nublada.

Todos han mencionado el qué hay que hacer, pero nadie ha explicado cómo, cuando y por qué hacerlo.

Para saber más:

Video: 75 Convención Bancaria 

Felipe Calderón: La economía mexicana es sólida

Carstens: México libre de la crisis en Europa

Babatz: Las empresas no demandan suficiente crédito

 SHCP: La economía no tiene desequilibrios

 

Photobucket

También podría interesarte:

Comentarios