Negocios

¿Cómo evitar que miles de millones desaparezcan en la lavandería?

Las nuevas técnicas de blanqueo de capitales de los delincuentes han logrado filtrar muchos recursos, a través del sector popular.

14-05-2012, 4:14:58 PM

La razón de que prevalezca el tema del lavado de dinero -y con él la
perseverancia por hallar maneras para combatirlo-, a pesar de que su origen
data de varios años atrás, es fácil de explicar. El mundo continúa moviéndose y
con él, los implicados en esta actividad ilícita quienes han hallado formas para capitalizar sus
crímenes.

El desarrollo de la tecnología ha dado lugar a
infinitas posibilidades antes
impensables, que si bien dan cabida a oportunidades en el rubro lícito, también
trazan nuevos caminos en el marco ilegal. Así, ¿cómo tener la certeza de que
los controles de una entidad financiera continúan siendo eficientes?

La historia –del blanqueo de capitales– demuestra
que grandes torrentes de dinero se han podido filtrar al circuito monetario,
por razones de huecos o debilidades en la administración de los riesgos de un
ente financiero, y además permanecer en él sin mayor restricción. Sin embargo,
también señala los hechos -y aun con mayor importancia- que cuando surgen
sospechas, el organismo es sujeto al escrutinio del país en el cual radica o de
alguno extranjero. Siendo así, en todo momento existe la posibilidad de que la
próxima indagación tenga el nombre de una institución de la banca tradicional o
bien de una del rubro de ahorro y crédito popular.

Sin duda, vale la
pena poner atención especial al último sector, el cual es de conformación
legítima reciente, característica que lo vuelve un blanco atractivo para poner
en práctica ingeniosas tácticas para legalizar activos de procedencia
delictiva. 

En México, las
últimas obligaciones que estipula la Ley
de Prevención de Lavado de Dinero y Financiamiento del Terrorismo
,
continúan en etapa de revisión por tratarse de temas específicos que deben ser
revisados minuciosamente. Independientemente de la fecha en la cual entren en vigor estos
lineamientos, el contexto actual tanto nacional como global, exige usar a favor
de los organismos económicos, los avances tecnológicos, el conocimiento y la
experiencia hasta ahora lograda para contrarrestar acciones ilícitas.

Prioridades

Por tanto, es
ocupación principal implementar o bien actualizar las estrategias para tener
pleno conocimiento de quiénes son los clientes y prestadores de servicios (esto
implica saber cuáles son sus actividades económicas), contar con una estructura
interna (oficial y comité de cumplimiento); entender, documentar y poner al día
al personal, respecto a cuáles son las operaciones
inusuales
, preocupantes y relevantes que deben ser del conocimiento de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores
(CNBV).  Y por último, salvaguardar la
información para poder compartirla con la institución reguladora cuando así lo
requiera.

Las consecuencias de
no contar con medidas de prevención van desde el pago de multas significativas,
la incautación de una proporción importante de fondos y, en el peor de los
escenarios, hasta la revocación de la licencia, y con ella la cesión de los
derechos a operar.

Aunado a lo
anterior, no se debe perder de vista que la experiencia deja claro que recobrar
la reputación de una entidad financiera puede durar un periodo largo de tiempo,
repetidos esfuerzos y una pérdida considerable de capital.

Es
claro, una vez implicada una entidad de ahorro y crédito popular en el terreno
del lavado de dinero, existe una amplia posibilidad de que la absolución sea
inasequible. Por tanto, es una decisión de negocio primordial actuar para
prevenir y reducir el lavado de capitales.
Además, los beneficios de blindar a los organismos trascienden a la Industria
de Servicios Financieros. Las  bondades
permean al país, en el sentido de que existe una economía más sana y
transparente, que atrae inversión extranjera y fortalece la confianza.  

Jorge García Villalobos es socio líder de la línea de Servicios de Investigación Forense
y Disputas Comerciales que involucran temas relacionados a fraudes financieros
para los clientes de Deloitte.

Antes de su ingreso a Deloitte, Jorge trazó una importante
trayectoria de más de 18 años en el servicio público federal. Así, fungió como
Director y Asesor en Jefe del Procurador General de la República en temas
relacionados a asuntos y oficinas internacionales.

Asimismo, colaboró con la Procuraduría durante ocho años como
Representante General para la zona Oeste de los Estados Unidos, basado en Los
Ángeles, California, en donde atendió una importante cantidad de asuntos
bilaterales de alta sensibilidad política internacional en temas de materia
civil, corrupción, lavado de dinero, fraudes financieros, así como asuntos de
migración y casos criminales de particular relevancia.

.Photobucket

Comentarios