Negocios

México y la banca en el entorno internacional

¿Está la banca mexicana expuesta por la crisis de deuda en Europa? ¿Es nuestro sistema financiero sólido o endeble?

04-05-2012, 12:29:38 PM

Twitter: @smilovitz

 

¿Está la banca mexicana expuesta por la crisis de deuda en Europa? ¿Es nuestro sistema financiero sólido o endeble? Para resolver estas y otras cuestiones, José
Ignacio Valle (J.I.V.), socio de Deloitte México, fue entrevistado por Elie Smilovitz (E.S.), editor en jefe de AltoNivel.com.mx.

 

E.S.: ¿Cuál es el impacto que el sistema financiero de México puede recibir de la crisis en Europa?

J.I.V.: Hay estrés sobre todo por lo ocurrido en Grecia, España y otros países
europeos. El efecto en México sobre el rezago económico internacional ocurrirá,
pero la perspectiva para los países emergentes es de crecimiento. Entre los
factores positivos son las altas tasas de interés, la disminución del riesgo
país y, por otra parte, la estabilización del mercado y el acceso al crédito
que promueve la banca.

 

E.S.:
La tasa clave permanece inmóvil y quizá lo haga durante buena parte de 2013. De
qué forma incidirá esto sobre la inversión.

J.I.V.: En Europa y Estados Unidos la tendencia es a la baja.  México pretende una estabilización, tener una
tasa líder –el CETE- más atractiva para los inversores. Esa tendencia de las
naciones desarrolladas beneficia a los mercados emergentes.

 

E.S.:
¿Qué tan competitivos es el sector mexicano respecto a otros mercados
emergentes?

J.I.V.: Somos muy competitivos. Si bien Brasil está en una etapa de desarrollo
pleno y es nuestro principal competidor. Sin embargo, en cuanto a
infraestructura, tecnología, ambiente impositivo, regulatorio y política
monetaria del Banco Central nos vuelve capaces de captar recursos y ser
competitivos.

 

E.S.: Hay proyectos que no se llevan
a cabo por carencia de fondeo, mientras que la banca tiene una capitalización
elevada respecto a la de otros países. ¿Cómo se explica esta contradicción?

J.I.V: Por una parte, se restringe el fondeo por un tema de cumplimientos,
sobre todo en la banca tradicional. Mientras que los intermediarios financieros
no bancarios están creciendo bastante. Es el caso de los intermediarios que
ofrecen microcréditos.

 

E.S.: ¿En qué medida están los bancos
que operan en México pueden estar en riesgo porque su matriz se encuentre en un país europeo en crisis?

J.I.V.: La banca extranjera está creciendo en
México. Las posturas de cada banco son diferentes. Pero, en mi opinión, los
bancos están intentando direccionar más capital a México para subsanar las
carencias que están teniendo en otros países.

 

E.S.: ¿El temor a una gran fuga de capitales está fundamentado o no existe tal riesgo?

J.I.V.: El Banco Central es Autónomo. No creo que ninguno de los bancos
grandes quiera tener un flujo de efectivo importante hacia la casa matriz. La
regulación impide que los bancos que operan en México puedan sacar dinero
para subsidiar a la matriz.  La visión de
negocio de los bancos debe ser clara, lo que pueden hacer es ofertar más
productos y continuar creciendo en el mercado mexicano, para incrementar el
flujo de capital tanto en el mercado nacional como hacia la matriz.

 

E.S.:
¿Cuáles pueden ser los beneficios de sostener las tasas en el nivel en el que se encuentran, más alto que las de Estaos Unidos o Europa?

J.I.V.: La inversión se beneficia de varias maneras, una de ellas la
participación de los bancos en proyectos de infraestructura: carreteras,
cárceles y otros. En este sentido, la banca puede invertir más y continuar
creciendo.

 

E.S.:
¿Cuál es su opinión sobre la trayectoria de la deuda en el último sexenio?
¿Corre el sistema un riesgo, a pesar de la aparente “estabilidad
macroecnómica”?

J.I.V.: La deuda se ha mantenido controlada, se ubica en torno al 26% del PIB,
en buena parte por las medidas de precaución que ha adoptado el Banco de
México. Esto ha permitido al país tener un crecimiento sostenido.

 

E.S.:
Sin embargo, la deuda crece en mayor proporción que la economía. ¿Cómo puede el
sistema financiero fomentar el crecimiento económico, cuando su negocio
consiste en prestar y fomentar deuda?

J.I.V.: La banca pretende bancarizar al mayor número de personas, pero también
colocar más productos a un mismo cliente y crear una relación de fidelización
con ellos, así logra aumentar el consumo, que, en conjunto con las
exportaciones y las importaciones, debe hacer crecer más la economía. 

 

E.S.:
En qué fase esta el sistema financiero mexicano respecto a sistemas financieros
de países desarrollados. ¿Es la bancarización el gran tema pendiente?

J.I.V.: Establecer una cultura financiera entre la gente es uno de los grandes
retos. En Sudamérica, países como Bolivia, Perú y Chile han avanzado mucho en
la prestación de productos como los microcréditos. En Europa y Estados Unidos
este tipo de productos está bien establecido, el caso de Londres es un buen
ejemplo en donde los microcréditos se otorgan de manera individual, mientras
que en México todavía se presta sólo de forma grupal.

 

E.S.: ¿Qué
tipo de productos bancarios son los que más están creciendo?

J.I.V.: La cartera de consumo está creciendo bastante, la cartera hipotecaria
ha tenido una contracción en los últimos años. Sin embargo, la diversificación de
los productos ha crecido y esto es bueno para las empresas. También se
encuentra el sector de la banca de inversión, que fomenta la capacidad de
ahorro en la gente, al tiempo que enriquece el portafolio de productos
bancarios.

 

E.S.:
¿Qué papel pueden jugar los fondos de pensiones en el sector? ¿Pueden las
afores volverse más agresivas en sus estrategias de inversión?

J.I.V.: Los fondos de ahorro y las siefores, reguladas por la Consar, están
explorando la posibilidad de invertir en otro tipo de productos, como por
ejemplo, fondos de renta variable e incluso productos derivados. El cliente
podrá decidir en qué tipo de producto quiere invertir, en función del riesgo
que quiera aceptar.

Conforme más personas se acercan a la edad de
jubilación, será posible que la población más joven pueda subsanar el pago de
pensiones si deciden invertir en productos que den mayores rendimientos o haga
aportaciones voluntarias.

 

José Ignacio Valle (J.I.V.), socio de Deloitte México.


Photobucket

Comentarios