Negocios

El futuro de la relación comercial México – Estados Unidos

La inmigración, la energía y el sector automotriz son tres de motores del intercambio económico bilateral.

16-04-2012, 3:02:03 PM

Estados Unidos y México enfrentan un año de elecciones presidenciales, lo que puede anticipar un nuevo comienzo en la relación comercial y entregar la posibilidad de construir un mejor futuro económico.

Para el empresario Claudio González Laporte, que desde 1973 a 2008 se desempeñó como director general de Kimberly-Clark de México y hoy es el principal accionista del país, Estados Unidos tiene una visión errada del país.

Actualmente en gira, González pretender hablar con empresarios y medios de comunicación estadounidenses, tratándolos de convencer que México, su segundo socio comercial después de Canadá, no es sólo lo que ven en los noticieros. El mercado de las drogas y asesinatos, es sólo una mirada sesgada de toda una nación.

No sólo violencia

González Laporte, reconoce que las noticias están plagas de la violencia, engendrada por el cartel de drogas y la inseguridad. Sin embargo, también enfatiza en que hay otras aristas del país, como la economía que registra un .crecimiento a buen ritmo, con un promedio anual cercano al 4%, mientras que Estados Unidos crece al 2%. Por otra parte, los fundamentos macroeconómicos son sólidos y se cuenta con un bajo déficit e .inflación. Aumenta la creación de empleo y crecen en dos dígitos las exportaciones. Además, se trabaja en ámbitos que ayudan de manera indirecta a la economía y que sólo darán resultados a largo plazo, como la calidad de la educación.

Desde el punto de vista internacional, México ha subido en el ranking de competitividad del Foro Económico Mundial y el Banco Mundial (BM), del 66 en 2010 al 58 en este 2012. Mientras, en el mismo período, Estados Unidos bajó del 4 a la posición 5.

Los analistas del BM resaltan las mejoras regulatorias que ha implementado México, que facilitan el dinamismo empresarial, como la reducción de procedimientos y del tiempo requerido para iniciar un negocio.

El gran mercado interno, buena infraestructura de transporte, políticas macroeconómicas sólidas y adopción de tecnología, son las tradicionales fortalezas competitivas del país, que se ven ensombrecidas por los temas de seguridad interna y, por ejemplo, con la rigidez del sector energético.

Inmigrantes y energía

El Tratado de Libre Comercio (TLC) firmado con Estados Unidos durante la década de los noventa, excluyó la inmigración y el sector energético mexicano. Para González Laporte ya es hora que estos temas se pongan sobre la mesa.

La constante y creciente tensión sobre la inmigración ilegal hacia Estados Unidos, es uno de los principales obstáculos para atraer turistas e inversionistas. En palabras del empresario, EE.UU. y México, en última instancia, deberían elaborar un programa de trabajadores invitados, por el cual el número determinado de personas registradas se les permitiría una residencia temporal, en períodos fijo de estancia.

A su juicio, la deportación masiva de trabajadores ilegales desencadenaría el cierre masivo de industrias, por ejemplo, en lugares como Aspen que están “dirigidos por gente de Chihuahua”.

Por lo mismo, el control fronterizo es indispensable para el país. México necesita cada vez más mano de obra cualificada, al consolidarse, por ejemplo, como el noveno productor más grande de automóviles y el sexto exportador más importante del mundo.

González Laporte también considera que la situación de inmigrantes es una tragedia, al ser mexicanos valientes que se deben adaptar y aprender en una tierra desconocida. “Necesitamos de este tipo gente en México”, señala.

El sector energético también necesita dar un salto. Claudio González indica que Enrique Peña Nieto (PRI), que encabeza las encuestas .presidenciales, tiene un nuevo enfoque en esta materia. La apertura a la inversión privada para el capital, la tecnología y gobernabilidad, sin renunciar a la propiedad de los hidrocarburos, sería una medida que podría reimpulsar el sector. Estrategia que se asemejaría en cierta medida a la situación Brasil. De hecho, el contexto internacional así los sugiere: México y Corea del Norte son los únicos países en que no se permite la inversión privada en el ámbito energético.

Las claves para el país parecen ser aumentar los puestos de trabajo y fortalecer la educación superior, y como falencia a superar, la desigualdad y seguridad en el país. Por su parte, a Estados Unidos le resta confiar en las capacidades y lograr una visión equilibrada de México, para mejorar la relación económica de ambos lados del río Grande.

¿Cómo vislumbras la relación de México y Estados Unidos?

Para saber más:

.Medidas proteccionistas externas afectan a la economía mexicana

.Déficit comercial México alcanza los 469 mdd

.Inseguridad provocó el cierre de 160 mil empresas

También podría interesarte:

Comentarios